Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Entra en vigor la prohibición de encender fuego ante el riesgo de incendios forestales El año pasado se crearon 4 franjas en las urbanizaciones, subvencionadas por el FEOSL, para evitar la propagación de las llamas en caso de incendio. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Entra en vigor la prohibición de encender fuego ante el riesgo de incendios forestales

El año pasado se crearon 4 franjas en las urbanizaciones, subvencionadas por el FEOSL, para evitar la propagación de las llamas en caso de incendio.
Desde el 15 de marzo y hasta el próximo 15 de octubre se prohíbe encender fuego en los bosques de Cataluña. La Generalitat, como cada año, ha puesto en marcha esta medida para prevenir los incendios forestales.

Por ello, a partir del próximo martes, 15 de marzo, todas aquellas actividades que comporten riesgo de incendio forestal en Rubí (quema de rastrojos, uso de sopletes en obras cerca de terrenos forestales, tirar cohetes o fuegos artificiales, etc.) deberán ser autorizadas previamente por parte del Ayuntamiento o por la Dirección General de Medio Natural del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat. Esta medida se toma de acuerdo con la Ley y el Reglamento de incendios forestales de Cataluña, que prohíbe estas acciones entre el 15 de marzo y el 15 de octubre con el objetivo de prevenir los incendios forestales.

Para obtener la autorización es necesario que los interesados dirijan una solicitud al consistorio o a la Generalitat, en la que se indicará el motivo y el lugar donde se realizará la actividad en cuestión. Sin embargo, en caso de que el fuego o el uso de sopletes deba realizar en un terreno forestal o en la franja de 500 metros que le rodea, el Ayuntamiento deberá tramitar la autorización a la Dirección General de Medio Natural del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat.

Franjas en las urbanizaciones
El año pasado, el Fondo Estatal para la Sostenibilidad Local subvencionó la creación de 4 franjas forestales de protección de urbanizaciones en el término municipal de Rubí con más de 53.000 euros.

Así, se creó la franja de Can Serrafossà, localizada en el Camí de Can Serrafossà, con una superficie de 1 hectárea, la franja de Castellnou - Sector B, ubicada en la calle Banyoles (0,51 ha), la franja de Can Tapis, en Sant Muç, localizada entre el Camí de Can Tapis y la avenida de Can Bosc (2,75 ha) y la franja del CEIP Joan Maragall, situada entre la escuela y la calle del Turó (1,66 ha) .

Se trata de terrenos forestales situados en los márgenes inmediatos de las urbanizaciones, que comportan un riesgo de propagación de incendios forestales. Precisamente, con estas obras el consistorio ha querido reducir el riesgo de fuego, continuando la tarea marcada en los Planes de Prevención de Incendios Forestales (PPI) de Rubí.

Los trabajos consistieron en el desbroce, la tala selectiva y toda una serie de trabajos de recuperación de la calidad de la vegetación con el fin de disminuir el peligro de incendio forestal. Concretamente, se llevaron a cabo diversos trabajos para mantener estas franjas de terreno libres de vegetación baja y arbustiva y limpias de vegetación seca y muerta, así como de cualquier otro tipo de residuo vegetal que pueda favorecer la propagación del fuego.