Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Ascensores para el barrio 25 de Setembre El Ayuntamiento de Rubí, ADIGSA y la AV 25 de Septiembre han firmado un convenio para instalarlos. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Ascensores para el barrio 25 de Setembre

El Ayuntamiento de Rubí, ADIGSA y la AV 25 de Septiembre han firmado un convenio para instalarlos.
La alcaldesa, Carme García, junto con el consejero delegado de la empresa pública ADIGSA, Frederic Linares, y el presidente de la asociación de vecinos del barrio 25 de Setembre, Aureliano Sáez, han firmado un convenio que permite instalar ascensores en aquellos edificios del barrio que todavía no disponen. Son 43 escaleras dónde hay un total de 344 viviendas, construidas en la década de los 60 para dar acogida a los damnificados de la rierada de 1962.

El objetivo del convenio es eliminar barreras arquitectónicas. Tiene un carácter voluntario, es decir, que se aplicará siempre y cuando las comunidades de propietarios interesadas en acogerse lo manifiesten de forma expresa a ADIGSA. El convenio establece subvenciones tanto de la Generalitat de Catalunya, como del Ayuntamiento de Rubí en función de las obras que se hagan.

Para la instalación de un ascensor adaptado para sillas de ruedas el Ayuntamiento asumirá 12.000 € del coste total del proyecto y la Generalitat subvencionará el 60 % del coste que haya de asumir cada vecino.

Para la instalación de un ascensor no adaptado, se mantendrá la misma aportación municipal y la subvención de la Generalitat por vivienda será del 45 %.

A parte de la aportación municipal, el Ayuntamiento de Rubí bonificará el 95 % de la cuota del impuesto de construcciones (entre 3.000 y 5.000 €, en función del coste total de la obra que se estima sea de entre 100.000 y 120.000 €). El consistorio también bonificará el 100 % del importe de la tasa para licencias urbanísticas, de acuerdo con las ordenanzas fiscales del municipio en actuaciones destinadas a suprimir barreras arquitectónicas. Asimismo, en el supuesto que el ascensor, se deba ubicar en el exterior, ocupando vía pública, la administración local cederá con un convenio el uso del espacio.

En el acto de firma del convenio, Carme García ha explicado que se trata de una “reivindicación histórica que ahora se hace realidad para solucionar los problemas de accesibilidad de este barrio”. La alcaldesa ha destacado la buena colaboración entre Generalitat, Ayuntamiento y Asociación de Vecinos para poder poner en marcha este proyecto. “Lo que haremos a continuación es ir a hablar con todos los vecinos para explicarles su contenido y poner en marcha las medidas necesarias antes de que acabe el año”, ha explicado la alcaldesa.

El consejero delegado de la empresa pública ADIGSA, Frederic Linares, ha explicado que la firma del convenio es un compromiso a cargo de las tres partes implicadas para resolver una carencia de este barrio y con el cual “se aportará una mejora de calidad en estas viviendas y para todos los vecinos”. En este sentido, se ha referido a la necesidad de disponer de estos ascensores porque “la mayoría de gente que fue a vivir al barrio ha ido envejeciendo con los años, hay gente con movilidad reducida, criaturas, etc. Con esta medida contribuiremos a reducir una barrera arquitectónica muy importante”, ha señalado.

Por su parte, el presidente de la asociación de vecinos del barrio 25 de Septiembre, Aureliano Sáez, ha manifestado sentirse “muy orgulloso” por la firma de este convenio. “Esperamos que se ponga en marcha este proyecto y los vecinos se animen a llevarlo a cabo, aunque la mayoría somos pensionistas y con algunas dificultades económicas”, ha dicho.

Algunas comunidades se han interesado

Dos comunidades de propietarios ya han trasladado verbalmente la voluntad de acogerse al convenio y algunas más se han mostrado interesadas y así le han hecho saber a la asociación de vecinos del barrio.

El plazo para tener el ascensor completamente instalado, una vez hecho el proyecto y pedido el permiso de obras, oscilaria entre los 9 y 12 meses.

Las comunidades de propietarios son las encargadas de contratar a la empresa que hará las obras y técnicos de ADIGSA y desde el Ayuntamiento de Rubí evaluarán la calidad con la que se van desarrollo. Un representante de la AVV también estará presente en las visitas de obra.