Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Santiago Granizal y Rossy de Palma inauguran la Fiesta Mayor reivindicando el carácter acogedor de Rubí Durante el pregón inaugural, la alcaldesa ha apelado a la emoción con que los rubinenses viven su fiesta grande https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/santiago-granizal-y-rossy-de-palma-inauguran-la-fiesta-mayor-reivindicando-el-caracter-acogedor-de-rubi/@@images/image/preview

Santiago Granizal y Rossy de Palma inauguran la Fiesta Mayor reivindicando el carácter acogedor de Rubí

Durante el pregón inaugural, la alcaldesa ha apelado a la emoción con que los rubinenses viven su fiesta grande
Rossy de Palma y Santiago Granizal, haciendo el pregón acompañados de las autoridades municipales (foto: Localpres).
Rossy de Palma y Santiago Granizal, haciendo el pregón acompañados de las autoridades municipales (foto: Localpres)

El bailarín rubinense Santiago Granizal y la actriz Rossy de Palma han inaugurado este jueves la Fiesta Mayor 2018 con el tradicional pregón desde el balcón del Ayuntamiento. El acto se ha visto parcialmente alterado por la lluvia, que también ha provocado la cancelación o el retraso de otras actividades programadas durante esta noche.

Tras su paso por el concurso televisivo Bailando con las estrellas, la pareja de artistas formada por Granizal y De Palma ha recibido el honor de dar el pistoletazo de salida a la Fiesta Mayor de Rubí junto con la alcaldesa, Ana María Martínez, y varios concejales. Santiago Granizal, de origen uruguayo, ha hablado con emoción de su vida en Rubí: "Cuando llegué a Cataluña desde Uruguay, con el objetivo de escuchar mi vocación y crecer profesionalmente, tuve el privilegio que fuera Rubí la ciudad que me acogiera, una ciudad plural, humana, acogedora, acostumbrada desde siempre a recibir y dar, abierta a la hora de recibir culturas, individuos, diferentes maneras de hacer". El bailarín y actor se ha referido con mucho cariño a la gente de Rubí, de quien ha dicho que es el "principal activo" de la ciudad, y ha asegurado que seguirá contribuyendo a ella desde su profesión: "Rubí es el lugar donde he cumplido mis sueños y renuevo mi compromiso con ella cada día. Mi manera de agradecer todas las oportunidades que me ha dado es transmitiendo lo que sé hacer".

Rossy de Palma ha respondido a las palabras emocionadas de Granizal haciendo una defensa del carácter de los rubinenses: "En Rubí se lo pasan de maravilla porque es una ciudad donde les gusta mucho practicar la hermandad", y se ha sumado al bailarín a la hora de reivindicar la importancia de seguir los propios sueños, concluyendo que "hay que ser feliz, que son cuatro días!".

Dada la coincidencia con la conmemoración del Día Internacional del Orgullo LGBTI, los dos pregoneros también han aprovechado su intervención desde el balcón del Ayuntamiento para reclamar la aceptación de todos, sea cual sea su condición sexual, "porque todos tenemos derecho a ser felices".

Una fiesta para vivir intensamente
Desde el balcón del consistorio, la alcaldesa se ha referido a "la impaciencia, los nervios, la emoción, las ganas de salir a la calle, de convivir y de pasarlo en grande" que acompañan el inicio de la Fiesta Mayor, y ha invitado a la ciudadanía a vivir con intensidad estos cuatro días de celebración: "Confío en vuestra fuerza, en vuestra energía para llenar plazas y calles, para llevar sonrisas a todos los rincones de la ciudad y para disfrutar de todas las actividades pensadas para cada uno de vosotros. Pequeños y grandes, grandes y pequeños, aprovechad para vivir con toda la intensidad la cultura, el deporte, la gastronomía y la cooperación".

La primera edil ha aprovechado el altavoz que proporciona el pregón para volver a agradecer la contribución de las entidades locales, como ya lo hizo durante la recepción de este miércoles, así como para poner de relieve la diversidad de las actividades previstas: "Serán cuatro días para coleccionar vivencias, historias personales y memorias colectivas". La cultura popular y tradicional, la música programada dentro del festival RRandom, las numerosas propuestas familiares o los espacios reservados al público joven son algunos de los aspectos de la fiesta que ha querido destacar durante su discurso.

Martínez ha cerrado su intervención emplazando a los rubinenses a vivir estas jornadas "con mucha pasión, con mucho civismo, respeto y buena convivencia. Y sobre todo, queremos una Fiesta Mayor libre de violencia de género. Libre de acosos sexistas de ningún tipo. ¡Porque NO es NO!".

Una vez finalizado el pregón, se ha cumplido la tradición del cambio de ramo de la geganta Paula, a cargo de la alcaldesa y de los pregoneros. En cambio, no se ha podido hacer el tradicional pilar de los Castellers de Rubí, ya que la lluvia no garantizaba su seguridad.

El acto de inicio de la Fiesta Mayor ha tenido lugar tras el cortejo de las entidades de cultura popular y tradicional catalana. Por segundo año consecutivo ha sido un desfile de lucimiento, que ha contado con el acompañamiento de la alcaldesa, del concejal de Cultura y de los representantes de los diferentes grupos municipales.

Como es habitual, las entidades han entrado una a una en la plaza Pere Aguilera, donde han ofrecido pequeñas actuaciones ante las autoridades y la ciudadanía. El acto ha servido para conocer el nuevo gegantó de la Colla de Geganters de Rubí, el Orelletes, así como los trajes que estrenaban Laia y Galderic. También ha participado por primera vez el Bòjum, el hermano del Bodum que ha creado recientemente la asociación Les Anades d'Olla.