Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Rubí y Sant Cugat se unen en recuerdo a las víctimas de la Guerra Civil Las dos ciudades han presentado la placa conmemorativa conjunta ubicada en el kilómetro 7,9 de la carretera de la Arrabassada https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/rubi-y-sant-cugat-se-unen-en-recuerdo-a-las-victimas-de-la-guerra-civil/@@images/image/preview

Rubí y Sant Cugat se unen en recuerdo a las víctimas de la Guerra Civil

Las dos ciudades han presentado la placa conmemorativa conjunta ubicada en el kilómetro 7,9 de la carretera de la Arrabassada
Las alcaldesas de las dos ciudades con el párroco de Rubí y la placa (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres).
Las alcaldesas de las dos ciudades con el párroco de Rubí y la placa (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres)

Los Ayuntamientos de Rubí y Sant Cugat han presentado este lunes la placa conjunta en recuerdo a las víctimas de la Guerra Civil, ubicada en el Pi Bessó de la Arrabassada. Se trata de un homenaje conjunto a las personas que perdieron la vida durante la guerra en un punto donde fueron fusiladas vecinos y vecinas de ambos municipios, entre ellas los rubinenses Padre Josep Guardiet, Antoni Moliné y Josep Grau en agosto del 1936.

Durante la guerra, la carretera de la Arrabassada fue un espacio donde se asesinaron varias personas por motivos políticos. La placa que ambas ciudades han acordado señala el Pi Bessó como punto de memoria del horror de la guerra y de la intolerancia y destaca la “barbarie que se esparció” durante la Guerra Civil y el franquismo, marcada por la represión y la violencia. La placa que quiere homenajear todas las víctimas y preservar la memoria histórica, se refiere a la Arrabassada como escenario de crímenes de guerra, donde se habrían asesinado personas sospechosas de no apoyar la República por su ideología derechista o por pertenecer a la Iglesia, así como fruto de venganzas personales. La alcaldesa, Ana María Martínez Martínez, ha explicado que “hacemos un acto de restitución para recordar y honrar a todas las víctimas asesinadas en el Pi Bessó y así recordamos a todas las víctimas de la guerra. Este ejercicio de memoria tiene que ayudar a la sociedad a no repetir hechos tan terribles como los que se produjeron aquí no hace tantos años”.

Por su lado, la alcaldesa de Sant Cugat, Mireia Ingla Mas, ha reafirmado que “es un orgullo que nuestras dos ciudades trabajen juntas para recuperar la memoria histórica. Ningún pueblo o ciudad es lo que es sin su pasado y nos hace falta entenderlo”. “No es la primera vez que Rubí y Sant Cugat trabajamos juntos y seguro que no será el último: tenemos muchos retos en común”, ha concluido.

De este modo, se dignifica un espacio de recuerdo que ha sufrido varios problemas en los últimos años:

  • 1995. El servicio de mantenimiento de carreteras de la Diputación taló uno de los brazos del pino.
  • 2009. El servicio de mantenimiento de carreteras del Departamento de Política y Obras Públicas de la Generalitat de Catalunya talaron todo el pino, parece ser que por un cúmulo de errores.
  • 2010. El Ayuntamiento de Sant Cugat plantó un nuevo Pi Bessó joven, como símbolo de la lucha contra la intolerancia. Fue a iniciativa de dos miembros del Club Muntanyenc, Josep Castellví y Jordi Roca, y en colaboración con el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento.
  • 2015. Un accidente de moto provocó la rotura de la placa puesta por la parroquia de Rubí y esta fue retirada.
  • 2017. La parroquia de Rubí reclamó la placa rota y propuso al Museo de Rubí su restitución.
  • 2018. Los Ayuntamientos de Rubí y Sant Cugat acuerdan unificar las dos placas en una y convertirla en un homenaje a las víctimas de la Guerra Civil muertas a los arcenes de la carretera de la Arrabassada .