Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Rubí pone en marcha un nuevo recurso para prevenir la violencia machista entre las personas jóvenes El Espai Vincles da servicio al alumnado de secundaria entre los 11 y los 17 años y ya funciona en los institutos L’Estatut, La Serreta y Teresa Altet https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/rubi-pone-en-marcha-un-nuevo-recurso-para-prevenir-la-violencia-machista-entre-las-personas-jovenes/@@images/image/preview

Rubí pone en marcha un nuevo recurso para prevenir la violencia machista entre las personas jóvenes

El Espai Vincles da servicio al alumnado de secundaria entre los 11 y los 17 años y ya funciona en los institutos L’Estatut, La Serreta y Teresa Altet

La concejala de Igualdad y la alcaldesa en la sala de prensa (foto: Ayuntamiento de Rubí – Localpres).
La concejala de Igualdad y la alcaldesa en la sala de prensa (foto: Ayuntamiento de Rubí – Localpres)

La ciudad se ha dotado de un recurso para prevenir y atender a situaciones de violencia machista entre las personas jóvenes. El Espai Vincles es un espacio de diálogo y reflexión para adolescentes situado en los centros educativos que trata con los y las jóvenes temas sobre las relaciones de pareja, los mitos del amor romántico y los estereotipos de género para prevenir las relaciones abusivas y cualquier manifestación de violencia machista.

Para la alcaldesa, Ana María Martínez Martínez, los y las jóvenes deben ser los “protagonistas del cambio de modelo social que enmiende las desigualdades entre hombres y mujeres. Porque sólo revirtiendo el actual modelo de desigualdad podremos detener las violencias machistas para avanzar hacia una sociedad igualitaria, justa y libre”.

Según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer del Ministerio de Igualdad de 2019, dos de cada diez mujeres de entre 16 y 24 años han sufrido violencia física o sexual por parte de alguna de sus parejas. Según esta encuesta, la violencia psicológica, como los celos, el control o el desprecio se detecta en 5 de cada 10 mujeres. En Rubí, el Servicio de Información y Atención a las Mujeres (SIAD) "ha detectado que las personas jóvenes no se significan como víctimas a pesar de sufrirla ya menudo cuando llegan al SIAD ya se encuentran en situaciones de violencia grave", ha explicado la concejala de Igualdad, Yolanda Ferrer Polo. El año pasado, de las 278 mujeres atendidas en el SIAD, sólo 15 eran menores de edad.

El Espai Vincles se ha puesto en marcha en tres centros de educación secundaria de Rubí, L' Estatut, La Serreta y Teresa Altet; con la voluntad de que llegue a todos los institutos. Se dirige al alumnado, chicos y chicas, entre los 11 y los 17 años y atiende dentro del horario lectivo, quincenalmente. El servicio se coordina con todas las profesionales que están en contacto con los y las adolescentes: el personal docente, los profesionales de la psicopedagogía y de Servicios Sociales y Salud. El espacio quiere ser un lugar de referencia para personas jóvenes para que encuentren respuestas a las necesidades y dificultades que se les generan en torno a las relaciones de pareja a través del diálogo y la reflexión

El objetivo final es acompañar a los y las jóvenes en el proceso de adquirir recursos y competencias para gestionar los conflictos de pareja que puedan tener de forma sana e igualitaria para promover relaciones sanas, placenteras y libres. Además, ofrecer atención durante la adolescencia también permite acompañar a los y las adolescentes en el proceso de maduración individual, en un momento delicado ya la vez determinante de sus vidas.

A través del Espai Vincles se favorece el desarrollo del pensamiento crítico y la autorreflexión sobre los mitos del amor romántico y sus consecuencias en la vida de las personas; se analizan los modelos de relaciones entre mujeres y hombres, potenciando la toma de conciencia sobre las señales de alarma de la violencia machista; se aumentan las habilidades sociales y comunicativas de pareja y aportamos herramientas de gestión emocional; se fomenta el autocuidado y la autoestima; se reflexiona sobre las tecnologías y sus usos en las relaciones y se aplican, en su caso, las pautas de actuación y los protocolos de coordinación frente a una situación de violencia machista.