Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Reubicadas las marquesinas de las paradas de bus que se anularon raíz de la ampliación de la zona peatonal El Ayuntamiento ha trasladado estas estructuras en las paradas de Sant Joan, Rivo Rubeo y Conxita Valls siguiendo criterios de demanda y accesibilidad https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/reubicadas-las-marquesinas-de-las-paradas-de-bus-que-se-anularon-raiz-de-la-ampliacion-de-la-zona-peatonal/@@images/image/preview

Reubicadas las marquesinas de las paradas de bus que se anularon raíz de la ampliación de la zona peatonal

El Ayuntamiento ha trasladado estas estructuras en las paradas de Sant Joan, Rivo Rubeo y Conxita Valls siguiendo criterios de demanda y accesibilidad
Sant Joan es la nueva parada de referencia para la gente que coge el bus en el Centro.
Sant Joan es la nueva parada de referencia para la gente que coge el bus en el Centro

El Ayuntamiento ha reubicado las marquesinas de las tres paradas de autobús que se tuvieron que anular como consecuencia de la ampliación de la zona peatonal en el eje Pau Claris-Maximí Fornés. Los nuevos emplazamientos responden a criterios de demanda y accesibilidad, así como a la voluntad de dar servicio a determinados equipamientos de la ciudad.

Una de las marquesinas se ha trasladado a la parada de Sant Joan, situada en el cruce de esta calle con Santa Llúcia. En este caso, se ha optado por dotar de mejores condiciones un espacio que ya se ha convertido en un nuevo punto de referencia para las personas usuarias del transporte público en el centro de la ciudad, a la vez que da servicio a las familias del Colegio Regina Carmeli.

La parada situada junto a la Escuela Rivo Rubeo también ha sido objeto de mejora. Aparte de instalar una marquesina, el Ayuntamiento la ha movido unos metros y ha construido una nueva plataforma de obra que la hace más accesible.

La tercera estructura reubicada se encuentra ya en la parada de la residencia para personas mayores Conxita Valls, que también se ha cambiado ligeramente de lugar para ganar en accesibilidad.

La zona peatonal se amplió a principios de julio, justo después de la Fiesta Mayor, con la consolidación de la zona formada por las calles Maximí Fornés, Pere Esmendia y Doctor Turró, y la incorporación de Doctor Robert, la plaza Pere Aguilera, Narcís Menard, Unión y un tramo de la calle Terrassa. También se habilitó un nuevo espacio con prioridad para los peatones en la zona de la plaza Once de Septiembre, formado por el tramo de la calle García Lorca entre Magí Ramèntol Llobateras y por Magí Ramèntol entre García Lorca y Cal Gerrer.