Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Los rubinenses dieron a la ONGD Humana 112 toneladas de textil usado en 2015 para una finalidad social Las donaciones a los 32 contenedores que la entidad sin ánimo de lucro tiene repartidos en la ciudad han aumentado un 6% respecto al año anterior https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/los-rubinenses-dieron-a-la-ongd-humana-112-toneladas-de-textil-usado-en-2015-para-una-finalidad-social/@@images/image/preview

Los rubinenses dieron a la ONGD Humana 112 toneladas de textil usado en 2015 para una finalidad social

Las donaciones a los 32 contenedores que la entidad sin ánimo de lucro tiene repartidos en la ciudad han aumentado un 6% respecto al año anterior
Durante la Semana Europea de la Prevención de Residuos, celebrada en noviembre, Humana cedió ropa usada para crear un tapiz colaborativo.
Durante la Semana Europea de la Prevención de Residuos, celebrada en noviembre, Humana cedió ropa usada para crear un tapiz colaborativo

La organización no gubernamental para el desarrollo (ONGD) Humana Fundación Pueblo para Pueblo recogió en 2015 un total de 112.815 kg de textil usado en Rubí, una cifra que representa un aumento del 6% respecto al año anterior (106.251 kg). La fundación tiene instalados 32 contenedores en la ciudad, donde los rubinenses depositan la ropa, el calzado, los complementos y el textil del hogar que ya no utilizan y a los que Humana da una segunda vida.

La recogida de ropa es un servicio gratuito para el municipio y significa un ahorro importante en los gastos de recogida y eliminación de residuos urbanos. En Cataluña, Humana dispone de 1.450 contenedores, que el año pasado recogieron 4.490 toneladas de textil usado. A nivel global, la fundación recogió en España 16.800 toneladas con una plantilla de 420 trabajadores, lo que significa que genera un puesto de trabajo indefinido a tiempo completo por cada 40.000 kg.

El reciclaje de la ropa, un beneficio para todos
Desde 1987, Humana promueve la protección del medio ambiente mediante la reutilización del textil y lleva a cabo tanto programas de cooperación en África, América Latina y Asia como también de ayuda social en el territorio más cercano.

La reutilización y el reciclaje de textil contribuyen a la protección del medio ambiente al reducir en parte los residuos generados por la ciudadanía: cada quilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3.169 kg de CO2, según datos de la Comisión Europea. Las 112 toneladas recogidas el año pasado en Rubí representan un ahorro de 357 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Todos los recursos generados con la actividad de recogida y valorización de la ropa en España se dedican a la finalidad social de la organización. Gracias a ello, entre los años 2010 y 2014 se destinaron 9,3 millones de euros a proyectos de educación y agricultura en África, América Latina y Asia. Anualmente, los programas de cooperación de la fundación involucran a 90.000 personas, básicamente en áreas rurales con elevados índices de pobreza.

Como complemento a la recogida selectiva de textil, Humana cuenta con programas de apoyo local en los municipios donde está presente, ya sea en colaboración directa con el ayuntamiento o mediante entidades locales. En 2015 se distribuyeron 415 bonos de ayuda en ropa de vestir por un valor global de 12.450 euros ─tienen un valor de 30 euros cada uno y permiten adquirir piezas gratuitas en las tiendas secondhand─.

La ONGD también impulsa un programa de agricultura social en cuatro municipios ─Lliçà d'Amunt, Cornellà de Llobregat, Tordera y Calella─ y uno de sensibilización centrado en aspectos como el cambio climático, la reutilización y los objetivo de desarrollo sostenible.

Tapiz colaborativo
El pasado mes de noviembre, y en el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, Humana participó en La gran acció de Rubí ─organizada por el Servicio de prevención y gestión de residuos del Ayuntamiento─ con la cesión de ropa usada. Una de las actividades que se celebraron fue la creación de un vistoso tapiz colaborativo de 2x3 metros que sirvió para expresar que la ropa usada puede tener una segunda vida y se puede transformar en otra cosa, en este caso en un tapiz.