Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Los municipios del Arco Metropolitano se reúnen en Terrassa con la consejera, Teresa Jordà, para tratar cuestiones relacionadas con las Zonas de Bajas Emisiones La alcaldesa, Ana María Martínez Martínez, ha participado en este encuentro de la entidad que agrupa a diferentes municipios del Vallès y del Baix Llobregat https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/los-municipios-del-arco-metropolitano-se-reunen-en-terrassa-con-la-consejera-teresa-jorda-para-tratar-cuestiones-relacionadas-con-las-zonas-de-bajas-emisiones/@@images/image/preview

Los municipios del Arco Metropolitano se reúnen en Terrassa con la consejera, Teresa Jordà, para tratar cuestiones relacionadas con las Zonas de Bajas Emisiones

La alcaldesa, Ana María Martínez Martínez, ha participado en este encuentro de la entidad que agrupa a diferentes municipios del Vallès y del Baix Llobregat

Momento del encuentro (Foto: Foto: Ayuntamiento de Terrassa).
Momento del encuentro (Foto: Foto: Ayuntamiento de Terrassa)

Representantes de los municipios que integran la Asociación del Arco Metropolitano se han reunido este miércoles por la tarde con la Consejera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, Teresa Jordà. Durante el encuentro, celebrado en Terrassa, se han presentado los objetivos y principales ámbitos de trabajo de la asociación. Asimismo, uno de los temas centrales han sido los distintos aspectos vinculados al despliegue de las Zonas de Bajas Emisiones. En este sentido, el Arco Metropolitano ha subrayado la necesidad de una mayor coordinación para abordar el planteamiento de las ZBE teniendo en cuenta la realidad de la segunda corona, pero al mismo tiempo en el marco de una visión conjunta del territorio que evite nuevos desequilibrios y garantice la equidad territorial.

El encuentro ha contado con la asistencia de los vicepresidentes de la Asociación del Arco Metropolitano, Xavier Fonollosa y Pere Regull, alcaldes de Martorell y Vilafranca del Penedès, respectivamente; los alcaldes de Terrassa, Jordi Ballart; Mataró, David Bote; Granollers, Josep Mayoral; y Mollet, Josep Monràs; la alcaldesa de Rubí, Ana Maria Martínez Martínez; la teniente de alcaldesa de Terrassa, Lluïsa Melgares; la concejala de Desarrollo Urbano y Transición Energética de Sabadell, Mar Molina; y el concejal de Movilidad y Proyectos y Obras de Espacio Urbano de Vilanova y la Geltrú, Antoni Palacios. Así como otros responsables técnicos municipales.

Asimismo, han estado presentes el director general de Calidad ambiental y Cambio Climático de la Generalitat, Marc Sanglas y el delegado del Gobierno de la Generalitat en Barcelona, Antoni Morral.

Ana María Martínez ha reivindicado el compromiso de Rubí con la lucha contra el cambio climático: " sabemos de la necesidad de implantar estas zonas. Queremos ciudades limpias y amables donde la ciudadanía disfrute de una buena calidad de vida. Por eso ya estamos trabajando y es necesario que en estos objetivos vayamos todos de la mano ”.

Tal y como ha explicado el vicepresidente del Arco Mertropolitano, Xavier Fonollosa, “desde la Asociación entendemos que las Zonas de Bajas Emisiones y otras políticas relacionadas con la calidad del aire no se pueden plantear de forma individual porque lo que uno Municipio tiene efectos en el de al lado ya la inversa. Si queremos que las ZBE funcionen y tengan un efecto real, es necesaria coordinación y criterios conjuntos sobre su delimitación o su funcionamiento, por ejemplo. Hay que encontrar un modelo capaz de adaptarse a la realidad de cada territorio y que a su vez pueda encajar en la realidad del país”.

Por su parte, el también vicepresidente de la Asociación, Pere Regull, ha remarcado "la necesidad de hacer compatible las medidas para hacer frente al cambio climático con el progreso económico y colectivo y es por eso que a la hora de 'abordar las Zonas de Bajas Emisiones debemos tener en cuenta aspectos como la movilidad vinculada a las actividades económicas y empresariales. Asimismo, es necesario ver qué fortalezas y déficits tenemos en cuanto al transporte público, ya que si apostamos por reducir el vehículo privado, debemos garantizar que las personas se puedan desplazar”.

Otro de los aspectos planteados durante el encuentro han sido los condicionantes sociales que comportarán las ZBE. Y es que el hecho de tener que disponer de coches más nuevos (menos contaminantes) para circular por ciertos ámbitos podría plantear mayores dificultades a las personas con rentas más bajas.