Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La zona azul será de uso libre durante el mes de agosto Como cada verano, estacionar en las plazas marcadas con este color no tendrá ningún coste para los conductores https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-zona-azul-sera-de-uso-libre-durante-el-mes-de-agosto/@@images/image/preview

La zona azul será de uso libre durante el mes de agosto

Como cada verano, estacionar en las plazas marcadas con este color no tendrá ningún coste para los conductores
Los parquímetros no estarán operativos durante el mes de agosto.
Los parquímetros no estarán operativos durante el mes de agosto

Las plazas de aparcamiento de la zona azul serán de uso libre durante todo el mes de agosto, es decir, que los conductores podrán dejar su vehículo en ellas sin coste económico. Por este motivo, los parquímetros de la ciudad estarán fuera de servicio hasta el 31 de agosto.

La zona azul volverá a estar operativa el 1 de septiembre, coincidiendo con el retorno a la actividad habitual de la mayoría de la población y la consecuente recuperación de la presión de aparcamiento.

En Rubí hay actualmente 180 plazas de estacionamiento de zona azul con un precio de 1,20 euros/hora, en fracciones de 5 céntimos de euro. El mínimo para poder estacionar es de 0,20 euros.

En cuanto a la zona naranja, que suma un total de 190 plazas entre los aparcamientos del Escardívol y el Rubí+D, mantendrá las mismas condiciones de funcionamiento durante el mes de agosto. Este tipo de estacionamiento no tiene ningún coste para el usuario y su única limitación es de carácter temporal: sólo se puede aparcar durante un máximo de una hora y media de lunes a sábado de 9 a 13.30 h y de 16.30 a 20.30 h ─excepto festivos─. Fuera de estos días y franjas horarias el estacionamiento en estas plazas es completamente libre.

El objetivo de la zona naranja es favorecer la rotación de vehículos en aparcamientos que tienen un uso muy intensivo, como son el Escardívol y el Rubí+D. Para estacionar en ella, sólo hay que indicar la hora de llegada con un reloj de cartón o simplemente apuntarla en un papel y dejarlo bien visible en la luna delantera del vehículo.