Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La Policía Local y los Mossos d’Esquadra vuelven a trabajar juntos en la campaña 'Comercio Seguro' Los dos cuerpos policiales patrullarán durante las fiestas navideñas para prevenir hurtos y robos en las zonas comerciales de la ciudad https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-policia-local-y-los-mossos-d2019esquadra-vuelven-a-trabajar-juntos-en-la-campana-comercio-seguro/@@images/image/preview

La Policía Local y los Mossos d’Esquadra vuelven a trabajar juntos en la campaña 'Comercio Seguro'

Los dos cuerpos policiales patrullarán durante las fiestas navideñas para prevenir hurtos y robos en las zonas comerciales de la ciudad
El incremento de la actividad comercial aumenta la posibilidad de hurtos y robos (foto: Localpres).
El incremento de la actividad comercial aumenta la posibilidad de hurtos y robos (foto: Localpres)

Coincidiendo con la proximidad de las fiestas navideñas, la Policía Local y los Mossos d'Esquadra han puesto en marcha una nueva campaña de Comercio seguro con el objetivo de prevenir hurtos y robos. Durante estas fechas se incrementa la actividad comercial y la afluencia de gente en la calle, lo que propicia un aumento de las posibilidades de comisión de delitos. Por este motivo, los dos cuerpos policiales colaboran desde hace años para reforzar la información y la vigilancia entre comerciantes y clientes.

Como en ediciones anteriores, la campaña conjunta de la Policía Local y los Mossos d’Esquadra se estructura en tres fases.

La primera fase, que se inició el 1 de diciembre y se prolongará hasta este jueves, ha consistido en la distribución de folletos informativos con consejos de seguridad y de prevención en los comercios de Rubí. Efectivos uniformados han establecido contacto con los comerciantes de las principales zonas comerciales de la ciudad (Centro, Progreso, Rubí-2000, Las Torres, Ca n’Oriol y Mercado municipal) para entregarles esta información y para atender las consultas que les quisieran plantear. Entre otros, se les han recomendado varias medidas de prevención a la hora de hacer cobros con tarjeta, como comprobar que los datos se corresponden con los de la persona que efectúa el pago. También se les ha aconsejado evitar la confrontación directa con personas que puedan haber cometido un delito, intentando memorizar el mayor número de características físicas y de su vestimenta para comunicarlas a la Policía cuando realicen el aviso.

La segunda fase, que arrancará el 12 de diciembre, consistirá en una patrulla intensiva, en turnos de mañana y tarde y en horario comercial, que se alargará hasta mediados de enero con el objetivo de cubrir también una parte de la campaña de rebajas.

Durante la tercera fase, que será simultánea a la segunda, se realizarán controles conjuntos de seguridad ciudadana, en diferentes puntos de la red viaria y en varias franjas horarias.

La Policía Local participa en esta campaña conjunta con agentes de diferentes unidades, entre ellas la de Seguridad Ciudadana, la de Apoyo Policial o la Canina, tanto uniformados como de paisano. Un promedio de cuatro policías se dedican diariamente a esta campaña.

Consejos para prevenir hurtos y robos
La Policía Local recomienda una serie de consejos a los ciudadanos para prevenir la comisión de delitos durante estas fechas, principalmente relacionados con el patrimonio –robo y hurtos–, ya sea en establecimientos, en la vía pública o en el interior de vehículos.

Durante las compras se recomienda tener bajo control permanente bolsos, carteras y dinero, así como llevar los bolsos cerrados y sin que sean visibles las compras, los monederos, las carteras, etc. Hay que estar alerta ante personas que se acerquen sospechosamente o que nos distraigan con conversaciones sin motivo aparente y pedir que las operaciones con tarjetas de crédito o de débito se hagan en nuestra presencia.

Cuando se realicen operaciones en cajeros automáticos, es muy aconsejable cerrar la puerta y no permitir la entrada de otras personas, así como, antes de salir, intentar detectar la presencia de personas que puedan estar vigilando nuestros movimientos. En cuanto al propio cajero, hay que controlar la posible presencia de dispositivos de grabación que permitan captar la clave de acceso o de elementos que puedan retener la tarjeta en el cajero.

En cuanto al coche, se recomienda no dejar el vehículo estacionado con las compras o bolsos visibles desde el exterior.