Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La Policía Local de Rubí detiene a un individuo por presunta conducción temeraria y resistencia a los agentes de la autoridad El hombre, que cuando ha detectado la presencia policial ha acelerado bruscamente, se ha negado a someterse a las pruebas de alcoholemia https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-policia-local-de-rubi-detiene-a-un-individuo-por-presunta-conduccion-temeraria-y-bajo-los-efectos-del-alcohol/@@images/image/preview

La Policía Local de Rubí detiene a un individuo por presunta conducción temeraria y resistencia a los agentes de la autoridad

El hombre, que cuando ha detectado la presencia policial ha acelerado bruscamente, se ha negado a someterse a las pruebas de alcoholemia
Los agentes han desistido de continuar el seguimiento para evitar poner en riesgo al resto de usuarios de la vía.
Los agentes han desistido de continuar el seguimiento para evitar poner en riesgo al resto de usuarios de la vía

Aproximadamente a las 00:40 h de este miércoles, la Policía Local de Rubí ha recibido varios requerimientos informando de la presencia de un vehículo en la calle Nuestra Señora de Lourdes que obstaculizaba la recogida de basuras. El cuerpo policial ha destinado una unidad al lugar de los hechos que, a su llegada, ha localizado el vehículo circulando. Cuando el conductor ha detectado la presencia policial ha acelerado bruscamente, llegando a superar el doble de la velocidad permitida y haciendo caso omiso de las señales de los agentes, de las fases semafóricas, de las señales de stop y del sentido de circulación prohibida, generando un grave riesgo para el resto de los usuarios de vía. El hombre ha circulado con este tipo de conducción por diversas calles de la ciudad, como La Pastora, Sant Gaietà, General Castaños, Eivissa y la avenida Estatut.

Para no poner en riesgo la seguridad del resto de usuarios de la vía, los agentes han desistido de continuar el seguimiento. Entonces se ha iniciado un dispositivo con el resto de unidades de servicio para intentar localizar al vehículo y a su conductor, que finalmente ha resultado con éxito.

Cuando lo han localizado, los agentes han detectado, por la sintomatología que presentaba, una conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Sin embargo, el conductor se ha negado a someterse a las pruebas preceptivas y se ha resistido a la actuación policial, resultando detenido por los delitos de conducción temeraria, de negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia y de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad.