Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La ciudadanía que ha participado en la campaña de análisis de la calidad del agua del grifo recibe los resultados El consistorio examina tanto edificios municipales como aquellas viviendas particulares y comercios que hayan solicitado el servicio https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-ciudadania-que-ha-participado-en-la-campana-de-analisis-de-la-calidad-del-agua-del-grifo-recibe-los-resultados/@@images/image/preview

La ciudadanía que ha participado en la campaña de análisis de la calidad del agua del grifo recibe los resultados

El consistorio examina tanto edificios municipales como aquellas viviendas particulares y comercios que hayan solicitado el servicio
La calidad del agua está garantizada hasta el punto de entrada a los edificios (foto: Ayuntamiento).
La calidad del agua está garantizada hasta el punto de entrada a los edificios (foto: Ayuntamiento)

El Ayuntamiento de Rubí impulsa anualmente una campaña de recogida de analíticas para examinar la calidad del agua del grifo en la ciudad. Las personas que pueden acogerse a esta iniciativa, totalmente gratuita para los usuarios, son aquellas que viven en viviendas ─pisos y casas unifamiliares─ y que regentan comercios construidos preferentemente antes del 1980. Estos días, los rubinenses que han participado en la última edición de este estudio están recibiendo los resultados

La finalidad de esta acción es que los propietarios de los inmuebles analizados conozcan si el agua que circula por la red interna del edificio cumple la normativa sanitaria que le es de aplicación. El Real Decreto 140/2003 y el Plan de vigilancia y control sanitario de las aguas de consumo humano de Cataluña determinan los criterios de calidad del agua destinada al consumo humano. Este Real Decreto establece que los entes locales son responsables de que se realicen controles de calidad del agua en los grifos utilizadas por los consumidores.

Anualmente, el Ayuntamiento de Rubí recoge muestras de diversas dependencias municipales (centros administrativos, educativos, deportivos y edificios de alta concurrencia, entre otros) para comprobar la calidad del agua del grifo. En esta convocatoria, los edificios públicos analizados han sido la Biblioteca Municipal Mestre Martí Tauler; el campo de fútbol, el pabellón, la piscina cubierta y las pistas de atletismo de Can Rosés; el edificio consistorial; el Ateneu; el Castell; el Celler; el Teatro Municipal La Sala; la Torre Bassas; el Escardívol; la Font del Ferro; el Mercado Municipal; la comisaría de la Policía Local; el Rubí Forma; las dependencias de las áreas de Servicios a las Personas y Servicios Territoriales; las escuelas Vint-i-cinc de Setembre, Ca n’Alzamora, Joan Maragall, Montessori, Mossèn Cinto, Pau Casals, Ramon Llull, Rivo Rubeo, Schola, Teresa Altet, Torre de la Llebre y El Bosc; el Centro de Educación Especial de Ca n’Oriol; las guarderías municipales Lluna y La Bruna, y el INS El Bullidor. Los parámetros analizados en todos estos edificios cumplen el Real Decreto 140/2003. 

Desde hace unos años, el consistorio también extiende estos controles a los edificios privados, construidos preferentemente antes de 1980, que lo soliciten. Todas las viviendas analizadas en la campaña de 2018 cumplen el Real Decreto 140/2003. 

Calidad del agua
El agua de consumo llega a nuestras casas a través de la red pública. Su calidad está garantizada hasta el punto de entrada a los edificios, pero a partir de ahí entra en la red de distribución interna, donde diferentes factores pueden alterar su calidad. La red interna está constituida por el conjunto de tuberías, depósitos internos, conexiones y aparatos instalados a partir de la llave de paso que enlaza con la red pública. Las redes internas antiguas o con un estado de mantenimiento y limpieza deficiente pueden provocar un deterioro de la calidad del agua que llega a los grifos.

Los responsables de mantener las instalaciones en condiciones, desde la conexión del servicio hasta los grifos, son los propietarios de los inmuebles. En el caso de establecimientos o comercios, los responsables son sus titulares.