Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La campaña '¡RECICLA! Pon colores a la ciudad' busca la complicidad del alumnado para concienciar a las familias La iniciativa se dirige a estudiantes desde P3 hasta 2º de ESO con el objetivo de que divulguen en casa los conocimientos adquiridos en materia de selección de residuos https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-campana-recicla-posa-colors-a-la-ciutat-busca-la-complicidad-del-alumnado-para-concienciar-a-las-familias/@@images/image/preview

La campaña '¡RECICLA! Pon colores a la ciudad' busca la complicidad del alumnado para concienciar a las familias

La iniciativa se dirige a estudiantes desde P3 hasta 2º de ESO con el objetivo de que divulguen en casa los conocimientos adquiridos en materia de selección de residuos
La alcaldesa y el concejal de Medio Ambiente han presentado la 2ª fase de la campaña ante la Escuela Rivo Rubeo (foto: Localpres).
La alcaldesa y el concejal de Medio Ambiente han presentado la 2ª fase de la campaña ante la Escuela Rivo Rubeo (foto: Localpres)

El Ayuntamiento de Rubí impulsa la segunda fase de la campaña ¡RECICLA! Pon colores a la ciudad, ahora dirigida al alumnado rubinense. Durante todo este curso y parte del siguiente, unos 9.000 estudiantes desde P3 y hasta 2º de ESO participarán en una de las dos actividades de sensibilización programadas en función de su edad. El objetivo final es que las familias de la ciudad, a través de sus hijos, tomen conciencia de los residuos que se generan fruto de su vida cotidiana y los seleccionen correctamente.

Con esta segunda fase de la campaña, el consistorio persigue varios objetivos específicos: profundizar en los motivos por los que es importante seleccionar los residuos; fomentar el compromiso activo del alumnado con el medio ambiente; promover que los niños y niñas trasladen a su hogar los aprendizajes adquiridos y que apliquen mejoras en la gestión de los residuos de casa; y mejorar la participación del alumnado en la recogida selectiva en su escuela o instituto.

Para ello, la campaña se ha dividido en cuatro acciones: dos actividades educativas de sensibilización ─"El laboratorio de inventos" para el alumnado de educación infantil y el escape room "Retorno a la Tierra" para los centros de primaria y secundaria, adaptado a cada ciclo educativo─, la ubicación de papeleras en los patios escolares y la colocación de contenedores de recogida selectiva en las aulas de institutos y escuelas. Con estas dos últimas acciones, el Ayuntamiento ofrece las herramientas para poder hacer efectiva esta recogida selectiva en la escuela.

Paralelamente, y con el objetivo de trasladar los aprendizajes adquiridos a los hogares de los alumnos para que se implemente o se mejore la recogida selectiva, los participantes recibirán un elemento que facilite que se hable en casa de la actividad que hayan realizado en clase. Este elemento será diferente en función de la edad a la que se dirige. En el caso del alumnado de ciclo infantil y primaria se trata de una fiambrera para llevar el desayuno cada día en la escuela y que recuerda donde tirar cada residuo. En el caso de secundaria, es un lote de reciclaje para el hogar para promover que los chicos y chicas sean los promotores del cambio en el modelo de gestión de residuos en su casa.

Pequeños guerreros del medio ambiente
"En una ciudad que quiere ser amiga de la infancia, que los niños puedan ser amplificadores de la campaña pensamos que es fundamental para el éxito de la misma", ha asegurado la alcaldesa, Ana María Martínez, que ha añadido: "Los buenos hábitos que ya se llevan a cabo en la escuela es necesario que los trasladen a casa". En este sentido, Martínez ha animado a los niños y niñas a hacer de "pequeños guerreros del medio ambiente", haciendo un símil con los pequeños guerreros energéticos del proyecto Rubí Brilla.

El concejal de Medio Ambiente, Moisés Rodríguez, también ha incidido en el papel clave de los más pequeños a la hora de mejorar los índices de recogida selectiva: "Esta segunda fase de la campaña busca que las nuevas generaciones sean este motor de cambio de conciencia. Desde muy pequeños ya deben tener bien presente la importancia de reciclar y hacer una correcta separación de los residuos". El concejal también ha destacado que hay que trabajar esta cuestión en las escuelas, teniendo en cuenta que "son grandes generadores de residuos". 

La campaña está dirigida a unos 9.000 niños y se calcula que se puede llegar potencialmente a unos 27.000 ciudadanos de Rubí.

Esta segunda fase de la campaña llega después de los buenos resultados conseguidos con la primera fase, que ha permitido incrementar casi un 6% los niveles de recogida selectiva en la ciudad.

Publicado en