Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La alcaldesa expresa el apoyo del Ayuntamiento de Rubí a los trabajadores afectados por el cierre de Delphi Ana María Martínez anuncia que apoyará a los trabajadores en la negociación de la continuidad de la planta de Sant Cugat y pone a su disposición los servicios municipales https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-alcaldesa-expresa-el-apoyo-del-ayuntamiento-de-rubi-a-los-trabajadores-afectados-por-el-cierre-de-delphi/@@images/image/preview

La alcaldesa expresa el apoyo del Ayuntamiento de Rubí a los trabajadores afectados por el cierre de Delphi

Ana María Martínez anuncia que apoyará a los trabajadores en la negociación de la continuidad de la planta de Sant Cugat y pone a su disposición los servicios municipales
La planta de Delphi se encuentra en el polígono de Can Magí de Sant Cugat (foto: Europapress).
La planta de Delphi se encuentra en el polígono de Can Magí de Sant Cugat (foto: Europapress)

La alcaldesa, Ana María Martínez, ha manifestado el apoyo del Ayuntamiento de Rubí a los trabajadores de la planta de Sant Cugat de Delphi después de que la multinacional haya anunciado su decisión de cerrarla. La fábrica dispone de 540 trabajadores, cerca de un centenar de los cuales son rubinenses.

La máxima responsable municipal ha lamentado la decisión de la empresa y ha avanzado que se pondrá en contacto de forma inmediata con los consistorios de Sant Cugat, Terrassa y Cerdanyola ─los municipios con más trabajadores afectados─ para valorar la situación. Martínez ha asegurado que apoyará a los empleados en un hipotético proceso de negociación y que, si el cierre se confirma, pondrá a su disposición los servicios municipales. "Hay un grueso importante de la plantilla de Delphi que vive en Rubí. Desde el Ayuntamiento nos implicaremos y buscaremos la máxima coordinación entre instituciones para tratar de encontrar una solución a su situación, a ser posible luchando para mantener sus puestos de trabajo", ha declarado la alcaldesa.

La empresa de componentes del automóvil inició su actividad en Sant Cugat en 1962 bajo la marca Condiesel. Después de más de 53 años de actividad y de los intentos fallidos por encontrar un inversor, la compañía ha anunciado su cierre. En los últimos años, la multinacional ya había impulsado varios reajustes de plantilla en la factoría de Sant Cugat.