Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Frente común de las alcaldías del Vallès Occidental afectadas por cortes de luz en los diferentes municipios En Rubí, Ayuntamiento y comerciantes denuncian la falta de mantenimiento de las instalaciones eléctricas y la falta de respuesta de la compañía https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/frente-comun-de-las-alcaldias-del-valles-occidental-afectadas-por-cortes-de-luz-en-los-diferentes-municipios/@@images/image/preview

Frente común de las alcaldías del Vallès Occidental afectadas por cortes de luz en los diferentes municipios

En Rubí, Ayuntamiento y comerciantes denuncian la falta de mantenimiento de las instalaciones eléctricas y la falta de respuesta de la compañía
La alcaldesa de Rubí, durante la rueda de prensa virtual celebrada este viernes (foto: Ayuntamiento de Rubí).
La alcaldesa de Rubí, durante la rueda de prensa virtual celebrada este viernes (foto: Ayuntamiento de Rubí)

Un total de 14 alcaldías del Vallès Occidental denuncian cortes indiscriminados de luz en sus municipios y la falta de respuesta de la compañía Endesa. Los diferentes alcaldes y alcaldesas han expuesto este viernes, en el marco de una rueda de prensa conjunta y en formato virtual, la situación que viven en cada población y las actuaciones que se han llevado a cabo. Desde el Vallès Occidental se denuncia la falta de mantenimiento de las instalaciones eléctricas y la falta de respuesta de la compañía ante la ciudadanía y los ayuntamientos.

El presidente del Consejo Comarcal y alcalde de Castellar del Vallès, Ignasi Giménez, ha explicado que "los cortes de luz que estamos viviendo en el Vallès Occidental no son una situación puntual en momentos de alta demanda eléctrica, sino que han afectado y afectan a diferentes municipios. A día de hoy, esta problemática se está agravando dada la situación de pandemia y debido a la mayor demanda de energía por el frío". En este sentido, ha explicado que "desde la comarca exigimos un mejor mantenimiento de las instalaciones eléctricas, no sólo correctivo, sino también preventivo, para que estas situaciones no pasen en un futuro". Para abordar la situación, desde el Consejo Comarcal se reactivará la Mesa de pobreza energética, creada en 2016 por encargo del Consejo de Alcaldías, y "pediremos que las compañías eléctricas afectadas vengan a explicarnos cuál es la planificación de inversión", ha asegurado.

En Rubí, a lo largo del último año se han producido diferentes cortes de luz, algunos de los cuales han generado situaciones críticas a los y las comerciantes y al vecindario. La alcaldesa, Ana María Martínez Martínez, ha explicado: "Nuestra ciudad también ha tenido problemas de cortes intermitentes, que se han alargado en el tiempo en un eje comercial muy importante como es el centro de la ciudad. Los últimos días también se han producido otros, de larga duración, en varias urbanizaciones. Esta situación, con la ola de frío y las temperaturas bajas que estamos sufriendo, para muchas familias está siendo muy difícil. Hemos intentado trabajarlo con la compañía, aunque, de momento, no ha sido posible". De hecho, el Ayuntamiento se ha puesto en contacto con Endesa en múltiples ocasiones para pedir soluciones de carácter urgente. Desde el Consistorio rubinense han reclamado informes sobre la situación real, sin que Endesa haya hecho ninguno sobre estas incidencias. A modo de ejemplo, en la zona centro se han producido más de 10 incidencias en los último dos meses, todas ellas en horario comercial y durante bastante espacio de tiempo. En el Mercado también se han producido más de 3 incidencias en el último mes. Durante el último año, en el barrio de las Torres se han producido más de 5 cortes de luz y en la zona de la plaza Doctor Perason, más de 10. En el barrio del Vint-i-cinc de Setembre también han sufrido más de 2 cortes en el último año; en Can Mir, más de 3; y en el polígono industrial de la Lana, más de 2. En el último mes se están produciendo cortes intermitentes de más de 3 horas en la urbanización de Can Solà, afectando a un número importante de vecinos y vecinas, a los que la empresa no les da respuesta. "En este sentido, exigimos a la compañía que la receptividad por escucharnos y para poder trabajar esta situación sea la que se espera y nos sumamos a la reivindicación colectiva para reclamar mejoras en la red", ha asegurado la alcaldesa.

En el caso de Sabadell, los cortes de luz han afectado los últimos días a 800 familias de varios barrio. Ante esta situación, el Ayuntamiento ha puesto en marcha diversos mecanismos para apoyar a las personas afectadas y acompañarlas tanto en el proceso de recogida de datos como de reclamación. Desde la administración municipal se están estudiando las opciones para articular una demanda colectiva que se presentaría por vía civil o, incluso, penal. Asimismo, y coincidiendo con la ola de frío, la Policía Municipal está levantando actas y certificando situaciones relacionadas con los cortes de luz, y se han trasladado a la fiscalía los casos que pudieran ser constitutivos de delito por vulneración del derecho de acceso a suministro energético. Asimismo, se mantienen contactos constantes con Endesa, a quien se ha pedido que se solucionen las carencias en el suministro con la máxima urgencia. Asimismo, se ha pedido a la Generalitat que ejerza las funciones de control y sanción oportunas a las compañías, tal como prevé la legislación vigente.

Desde Terrassa, el alcalde Jordi Ballart ha asegurado: "No podemos permitir que continúen estos cortes y debemos exigir responsabilidades. Debemos poder disponer de una red en condiciones, que no falle, y que además no lo haga en momentos de frío intenso como el que estamos viviendo". En este sentido, desde Terrassa se han previsto diferentes acciones, como estudiar emprender acciones para con la compañía, con denuncias a la Agencia Catalana del Consumo y la Dirección General de Energía, Seguridad Industrial y Seguridad Minera; reclamar a la Generalitat y al Gobierno del estado una solución inmediata, asumiendo sus responsabilidades; poner en marcha un dispositivo específico de apoyo a las personas afectadas para poder tramitar las reclamaciones a través de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), así como un servicio de información y apoyo para poder recibir los avisos del vecindario que sufra un corte de suministro eléctrico y no haya podido contactar con la compañía.

En Sant Cugat se producen cortes puntuales, y aunque no se trata de una situación estructural, la alcaldesa Mireia Ingla reclama un servicio justo y eficiente y también que la compañía facilite un informe de los cortes producidos.

En el caso de Barberà del Vallès, en los últimos días se han detectado cortes de suministro de luz en diferentes calles y bajadas de tensión en diferentes lugares de la ciudad. El alcalde Xavier Garcés reclama más inversiones en la red eléctrica y destaca que incluso hay calles del municipio que aún tienen postes de madera, con los problemas de movilidad que ello conlleva.

Cerdanyola arrastra una problemática con las infraestructuras eléctricas desde hace muchos años. Desde la llegada del nuevo gobierno se han hecho varias reuniones con directivos de Endesa para reclamar soluciones a esta problemática, pero a pesar de la información de la compañía eléctrica asegurando que está en marcha un proceso de mejora de la infraestructura, la situación no sólo no ha mejorado, sino que ha empeorado. Cerdanyola sufrió un episodio especialmente grave durante los aguaceros de mediados de diciembre, con cortes continuos en diferentes barrios de la ciudad. El Ayuntamiento de Cerdanyola está estudiando acciones legales contra la compañía eléctrica, junto con otros municipios que sufren problemas en el servicio desde hace años.

En Ripollet hay unas 200 viviendas afectadas por estos cortes de suministro. A la vista de ello, el Ayuntamiento dirigió un escrito a la compañía para pedir explicaciones y que se tomaran las medidas oportunas para evitar estas situaciones que tantas molestias están produciendo al vecindario. También se elaboró ​​un formulario personalizado que se puso a disposición de todas las personas que lo necesitaran, para que pudieran tramitar la reclamación ante la compañía de suministro eléctrico. Después de estas actuaciones y de las demandas de explicaciones y soluciones por parte del Ayuntamiento a Endesa, la compañía ya ha hecho una actuación de urgencia para seccionar la red y descongestionarla, que ha consistido en la instalación de dos armarios de distribución en una de las zonas más afectadas.

En Montcada i Reixac, desde hace más de 9 meses, el vecindario del barrio de Can Sant Joan sufre interrupciones diarias del servicio eléctrico ─algunos hogares han llegado a tener hasta nueve cortes en 15 días─, que pueden durar desde las 2 horas hasta un día entero. La falta de energía también afecta al alumbrado público y provoca problemas viarios y de seguridad ciudadana. La alcaldesa, Laura Campos, ha exigido a Endesa que realice el mantenimiento adecuado de las instalaciones obsoletas que tiene en el municipio y que se encuentran, sobre todo, en los barrios más populares. Por estos motivos, el Ayuntamiento de Montcada i Reixac denunciará a la compañía al Departamento de Industria de la Generalitat y a la Agencia Catalana de Consumo por posible vulneración de los derechos básicos de la ciudadanía y por el incumplimiento de la obligación de suministro de energía.

En Castellar del Vallès, los vecinos de El Balcó de Sant Llorenç pasaron la Nochevieja sin suministro eléctrico. Los problemas comenzaron hacia las 21 h, hasta el apagón total alrededor de la medianoche. El suministro no se volvió a restablecer hasta las 10.30 h de la mañana.

Por su parte, el alcalde de Palau-solità i Plegamans, Oriol Lozano, ha denunciado la falta de mantenimiento y de inversión por parte de Endesa y el hecho de que, un año después del temporal Gloria, aún quedan inacabadas obras de reparación. Ha calificado de inadmisibles los cortes de luz sufridos a la población durante la noche, con lo que ello conlleva para las familias, y la subida del precio de la luz en estas circunstancias, y ha exigido soluciones al Gobierno del estado.

En Polinyà, desde el otoño y, más habitualmente, en el mes de diciembre, ha habido varios microcortes y bajadas de tensión, en ocasiones de menos de un segundo. Tiempo suficiente para dañar electrodomésticos y provocar otras consecuencias en el sector comercial y empresarial del territorio. Han afectado a todo el municipio de manera repetida.

En Badia del Vallès, Matadepera y Viladecavalls también se han dado cortes de luz en diferentes barrios o urbanizaciones.

 

El comercio rubinense y los profesionales autónomos, especialmente afectados

La Asociación de Comerciantes, Servicios y Restauración de Rubí denuncia que durante todo el mes de diciembre de 2020 y enero de 2021, en plena campaña de Navidad, los comercios de la zona centro se han visto afectados por los continuos cortes de luz registrados, lo que ha imposibilitado llevar a cabo su actividad con normalidad: "Son muchos los días que hemos sufrido estas interrupciones, algunas de cuatro o cinco horas de duración, y habiendo días en que estos cortes han durado toda la jornada, mañana y tarde", aseguran.

La entidad también quiere denunciar la respuesta que les ofrece Endesa habitualmente: "Cuando hemos tenido que contactar con la compañía para avisarles del corte de suministro, por defecto nos responden que se trata de una avería particular y que si deben desplazar a un técnico, tendremos que abonar 80 euros por este concepto. Y nosotros sabemos perfectamente que somos muchos los afectados, tanto comercios como vecinos".

El sector vive una situación muy complicada a raíz de la crisis económica derivada de la crisis sanitaria y los continuos cortes de suministro eléctrico suponen un agravio muy grande, que se traducen en más pérdidas económicas por el pequeño comercio. Y todo ello, en uno de los momentos más importantes de todo el año, la campaña de Navidad.

La Asociación de Comerciantes, Servicios y Restauración de Rubí pide a Endesa que solucione de manera definitiva e inmediata esta situación, que está ocasionando graves pérdidas, y reclama recibir el servicio por el que pagan.

Por su parte, Autònoms de Rubí fem pinya también lamenta esta situación, que impide a los y las comerciantes poder atender a sus clientes con normalidad. "Ayer mismo, los operarios estuvieron trabajando para solucionar una avería desde las 7.30 h, pero hasta las 10 h no hubo un suministro correcto para todos los locales. Esto hace que no podamos ofrecer el servicio al 100%". En este sentido, la entidad se suma a las reivindicaciones para que se solucionen las incidencias en la mayor brevedad posible.