Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica se puede pagar hasta principios de mayo El Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) incluye bonificaciones para los vehículos de bajas emisiones contaminantes de acuerdo con los distintivos ambientales de la DGT https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-impuesto-sobre-vehiculos-de-traccion-mecanica-se-puede-pagar-hasta-principios-de-mayo/@@images/image/preview

El Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica se puede pagar hasta principios de mayo

El Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) incluye bonificaciones para los vehículos de bajas emisiones contaminantes de acuerdo con los distintivos ambientales de la DGT
Vehiculo eléctrico municipal (Foto: Ajuntament/Localpres).
Vehiculo eléctrico municipal (Foto: Ajuntament/Localpres)

El Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) es un pago anual que deben hacer frente los propietarios y propietarias de automóviles, motocicletas y otros vehículos a motor. Es un impuesto municipal que gestiona el Organismo de Gestión Tributaria (OGT) de la Diputación de Barcelona y que se puede abonar desde este lunes 2 de marzo hasta la primera semana de mayo.

Los y las rubinenes propietarios de vehículos de bajas emisiones contaminantes reconocidos con los distintivos ambientales emitidos por la Dirección General de Tráfico (DGT) se podrán beneficiar de estas ayudas. Así, las etiquetas ECO y las etiquetas 0 entran en el abanico de descuentos contemplados en este impuesto. Las rebajas, en este caso, serían del 50% al 75% según la calificación del vehículo. Para que sean aplicadas, los interesados tendrán que hacer la solicitud mediante una instancia al Organismo de Gestión Tributaria (OGT) durante el mes de marzo. De este modo, para beneficiarse de estas ayudas, hay que pedir su aplicación salvo aquellos vehículos que con la nueva categorización mantengan las bonificaciones de ejercicios anteriores.

Esta rebaja se incluye en toda una serie de criterios que tienen por objetivo potenciar la fiscalidad verde y así incentivar a la ciudadanía a reducir el uso de la energía contaminante y los combustibles fósiles. Por esta razón, las ordenanzas fiscales diseñadas por el gobierno municipal incluyen varias bonificaciones relacionadas con la eficiencia energética, dirigidas tanto a particulares como empresas. Así, las viviendas unifamiliares y las comunidades de vecinos con instalaciones de autoconsumo eléctrico disfrutarán de una reducción de la mitad del impuesto de bienes inmuebles (IBI), aprovechando las posibilidades que abre la nueva normativa sobre el autoconsumo de energía eléctrica del 5 de abril. En el caso de las empresas, aquellas que opten por la producción y aprovechamiento de energías renovables, verán reducido al 50% el impuesto de actividades económicas (IAE); una ventaja que se suma a la bonificación del 95% del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) que ya se introdujo a las ordenanzas de 2019.