Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Consejo de alcaldías del Vallès Occidental fija la mejora del medio ambiente como prioridad El órgano, que se ha constituido este lunes, ha declarado la emergencia climática, ha decidido el cambio de nombre y se ha arreciado en la lucha contra la pobreza energética https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-consejo-de-alcaldias-del-valles-occidental-fija-la-mejora-del-medio-ambiente-como-prioridad/@@images/image/preview

El Consejo de alcaldías del Vallès Occidental fija la mejora del medio ambiente como prioridad

El órgano, que se ha constituido este lunes, ha declarado la emergencia climática, ha decidido el cambio de nombre y se ha arreciado en la lucha contra la pobreza energética
La alcaldesa, Ana María Martínez Martínez, ha representado Rubí (Foto: Consell Comarcal).
La alcaldesa, Ana María Martínez Martínez, ha representado Rubí (Foto: Consell Comarcal)

El Consejo de alcaldías del Vallès Occidental se ha constituido este lunes durante la primera sesión del mandato.

El Consejo ha arrancado decretando la emergencia climática en la comarca como paso previo a la activación de un Plan Supramunicipal de Acción para la Mejora de la Calidad del Aire y la creación de una mesa política. Este acuerdo implica a todos los consistorios de la zona para fijar las medidas a emprender, el calendario de aplicación y su financiación. La intención es que todo esto se desarrolle de manera coordinada con las comarcas vecinas del Vallès Oriental y el Baix Llobregat con el apoyo técnico, económico y político de la Generalitat de Catalunya y la Diputación de Barcelona.

12 de los 23 municipios de la comarca están declarados Zona de Protección Especial del Ambiente Atmosférico ya que superan los niveles de contaminación en dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión de diámetro inferior a 10 micras (PM10), según el Plan de actuación para la mejora de la calidad del aire de la Generalitat. Además de Rubí, Badia del Vallès, Barberà del Vallès, Catellbisbal, Cerdanyola del Vallès, Montcada i Reixac, Ripollet, Rubí, Sabadell, Sant Cugat del Vallès, Sant Quirze del Vallès, Santa Perpètua de Mogoda, y Terrassa se encuentran en esta situación.

Por otro lado, el Consejo de alcaldías ha arreciado la voluntad de los ayuntamientos vallesanos de no asumir las deudas generadas por las compañías energéticas. En este sentido, se ha acordado instar a la Generalitat a liderar la defensa de los derechos energéticos de la ciudadanía. Este pacto también incluye pedir a las compañías suministradoras la redacción de un protocolo de atención, conjuntamente con el Consejo Comarcal, a familias vulnerables.

"La calidad del aire y la pobreza energética son temas que preocupan y mucho a nuestros vecinos y vecinas. En Rubí, hace años que nos esforzamos para ser una ciudad más sostenible a través del proyecto Rubí Brilla, espero que el acuerdo del consejo y el trabajo conjunto entre los municipios nos de ahora más herramienta para combatir la crisis climática", ha dicho la alcaldesa, Ana María Martínez Martínez.