Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Celler acogerá un año más la cata final de los Premios Vinari Los vinos ganadores serán escogidos a ciegas por una veintena de profesionales del sector vitivinícola a mediados de septiembre https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-celler-acogera-un-ano-mas-la-cata-final-de-los-premios-vinari/@@images/image/preview

El Celler acogerá un año más la cata final de los Premios Vinari

Los vinos ganadores serán escogidos a ciegas por una veintena de profesionales del sector vitivinícola a mediados de septiembre
Cata final de los Premios Vinari 2014 (foto: Localpres).
Cata final de los Premios Vinari 2014 (foto: Localpres)

El Celler de Rubí será el escenario por tercer año consecutivo de la cata final de los Premios Vinari, que tendrá lugar a mediados de septiembre. El emblemático edificio modernista, que reabrió sus puertas en 2013 tras una profunda remodelación, consolida así su estrecha relación con el mundo del vino, enraizada en su pasado como bodega cooperativa.

El concurso de vinos de Cataluña ha cerrado ya su fase inicial, durante la cual se han evaluado a ciegas todas las referencias presentadas a concurso. Una vez se haga el recuento de puntuaciones, se darán a conocer los nombres de los vinos finalistas de este 2015, que serán probados de nuevo en el Celler de Rubí. Los encargados de darles la puntuación definitiva serán una veintena de profesionales del sector vitivinícola catalán, entre los que habrá enólogos, sumilleres, periodistas especializados y distribuidores, entre otros.

Los ganadores de los Premios Vinari 2015 se harán públicos en el marco de una gala que tendrá lugar en el mes de octubre.

El Celler, un espacio único
En 2009, el Ayuntamiento de Rubí comenzó las obras de rehabilitación del Celler, uno de los principales edificios modernistas diseñados por Cèsar Martinell, discípulo de Antoni Gaudí. La primera fase de los trabajos consistió en la reparación de la cubierta y el refuerzo de los cimientos. Durante la segunda, se completaron los elementos arquitectónicos que carecían en el edificio y se acondicionó su interior con el fin de adecuarlo como centro cultural. En último término, se arregló el entorno del equipamiento, creando tres nuevos espacios diferenciados.

El proyecto de rehabilitación contó con una subvención del Ministerio de Fomento de 697.000 euros y otra de 500.000 euros otorgada por los fondos FEDER.

Desde su reapertura, este espacio ha sido recuperado para el uso ciudadano, con una programación cultural regular y la celebración de actos sociales, algunos de los cuales han tenido una vinculación directa con su pasado vitivinícola, como es el caso del cata final de los Premios Vinari o la Feria del vino.