Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento promueve el Rubiclak entre los trabajadores municipales El consistorio ha repartido entre la plantilla recipientes para la recogida de aceite doméstico que se pueden depositar en los contenedores especiales instalados en cinco dependencias municipales https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-promueve-el-rubiclak-entre-los-trabajadores-municipales/@@images/image/preview

El Ayuntamiento promueve el Rubiclak entre los trabajadores municipales

El consistorio ha repartido entre la plantilla recipientes para la recogida de aceite doméstico que se pueden depositar en los contenedores especiales instalados en cinco dependencias municipales
La alcaldesa, el presidente del AMPA del CEE de Ca n'Oriol y la concejala del Área de Servicios a las Personas mostrando los Clakis (foto: Localpres).
La alcaldesa, el presidente del AMPA del CEE de Ca n'Oriol y la concejala del Área de Servicios a las Personas mostrando los Clakis (foto: Localpres)

El Ayuntamiento de Rubí ha puesto en marcha una campaña para promocionar el proyecto Rubiclak entre sus trabajadores y trabajadoras. Aprovechando la conmemoración de la Semana Europea para la Prevención de Residuos, que tuvo lugar entre el 19 y el 26 de noviembre, todos los miembros de la plantilla recibieron en su puesto de trabajo un recipiente (Claki) destinado a la recogida de aceite doméstico usado y se instalaron contenedores especiales en cinco dependencias municipales: Ayuntamiento, Rubí+D, Biblioteca Municipal Mestre Martí Tauler, Servicios a las Personas y Servicios Territoriales.

De esta manera, el consistorio quiere facilitar a sus trabajadores su implicación en un proyecto que, por un lado, persigue el reciclaje de aceite doméstico para la fabricación de biocombustible, fomentando así hábitos ecoresponsables entre la ciudadanía, pero que a su vez promueve la integración laboral de niños y jóvenes con diversidad intelectual, ya que son ellos los que se encargan del proyecto.

La alcaldesa, Ana María Martínez, ha explicado que este doble beneficio del proyecto Rubiclak ha animado al Ayuntamiento a hacerlo extensivo a los trabajadores y trabajadoras municipales. "Esperamos que todos y todas hagan mucho uso de estos Claki y que sea una experiencia de éxito [...]. Cada gota de aceite que va a un Claki no está dañando el medio ambiente y nos está ayudando en esta tarea de atención a la diversidad funcional", ha manifestado la primera edil.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Madres y Padres del Centro de Educación Especial de Ca n'Oriol y tesorero de APDIR, Lluís Cabré, ha expresado su agradecimiento al consistorio por la adopción del Rubiclak. Cabré ha recordado que "este proyecto es para dar trabajo a gente con discapacidad, que lo tiene muy complicado. [...] Esto nos permitirá dar más visibilidad al proyecto, recoger más aceite y generar más volumen de trabajo".

Un gesto sencillo
Cuando un trabajador del Ayuntamiento llene su Claki, lo podrá depositar en cualquiera de los contenedores que se han instalado en los edificios municipales. A cambio, recibirá uno vacío que se podrá llevar nuevamente a casa. Los recipientes serán recogidos por personal de la empresa municipal Font del Ferro y, a partir de ahí, se iniciará el proceso de reutilización para hacer biodiesel.

El Rubiclak fue impulsado en un primer momento por el AMPA del Centro de Educación Especial de Ca n'Oriol con el objetivo de ofrecer una opción laboral a los jóvenes con diversidad funcional. Con los años, la iniciativa se ha acabado extendiendo a una decena de escuelas, consiguiendo de esta manera una gran implicación ciudadana. En 2013, el proyecto fue galardonado en los Premios al Civismo.