Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento presiona a Fecsa Endesa para que restablezca el suministro eléctrico a los afectados por el vendaval A lo largo de este jueves se prevé que todos los rubinenses vuelvan a tener luz y que no quede ninguna calle cortada https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-presiona-a-fecsa-endesa-para-que-restablezca-el-suministro-electrico-a-los-afectados-por-el-vendaval/@@images/image/preview

El Ayuntamiento presiona a Fecsa Endesa para que restablezca el suministro eléctrico a los afectados por el vendaval

A lo largo de este jueves se prevé que todos los rubinenses vuelvan a tener luz y que no quede ninguna calle cortada
Un árbol cayó en la calle Cabrera a raíz del vendaval e impedía la circulación por esta vía.
Un árbol cayó en la calle Cabrera a raíz del vendaval e impedía la circulación por esta vía

El Ayuntamiento de Rubí sigue trabajando intensamente para resolver las diferentes incidencias derivadas del temporal de viento de este martes. A lo largo del día de hoy se prevé restablecer la circulación en todas aquellas calles donde la caída de árboles, ramas y cableado eléctrico impide el paso de los vehículos. Paralelamente, el Consistorio también ha pedido a Fecsa Endesa que acelere las tareas para restablecer el suministro eléctrico a aquellos vecinos que a estas alturas todavía no tienen luz.

Según ha explicado el concejal de Planificación, Ecología Urbana y Seguridad, Manuel Velasco, "hemos priorizado las emergencias por encima de las urgencias. La falta de fluido eléctrico ha sido la incidencia más importante. Aunque desde el Ayuntamiento no nos podemos responsabilizar del restablecimiento del suministro eléctrico, hemos tenido contacto con Fecsa Endesa para intentar acelerar este proceso". Según ha informado Fecsa Endesa, en estos momentos hay un total de 76 abonados que no disponen de fluido eléctrico ─por la mañana había 229─. Los operarios de la compañía eléctrica están trabajando con el objetivo de resolverlo todo hoy. También se han habilitado tres grupos electrógenos para proporcionar electricidad a otros vecinos que también se habían quedado sin luz a raíz del temporal de viento.

En estos momentos, los esfuerzos del Ayuntamiento se centran en retirar los árboles y ramas que han caído a la vía pública y liberar peso de otros árboles que todavía están de pie, para evitar su caída.

El Ayuntamiento ha publicado un bando donde se autoriza, de manera excepcional, la tala y/o retirada de aquellos árboles dañados ubicados en propiedades privadas con el objetivo de garantizar la seguridad de personas y bienes. Para realizar estas operaciones, que debe llevar a cabo el propietario de la finca privada, se deberá presentar una instancia con los datos personales del propietario y fotografías de la situación actual del árbol afectado. Una vez valorada la petición, los propietarios recibirán la autorización vía telefónica para talar el árbol. Posteriormente, los servicios técnicos realizarán una visita de inspección para cerrar el expediente. Este procedimiento será válido hasta el 15 de marzo de 2015.

Desde el martes, técnicos del Ayuntamiento se reúnen diariamente con el concejal Manuel Velasco para coordinar todas las acciones a realizar para minimizar las consecuencias del temporal de viento.

Este jueves por la tarde, Velasco se reúne con los presidentes de las asociaciones de vecinos de las urbanizaciones más afectadas, entre ellas Castellnou, Can Mir, Can Barceló y Vallès Park, para explicarles las actuaciones que está llevando a cabo el Consistorio.

El Ayuntamiento pone a disposición el teléfono municipal 93 588 70 00 para que los ciudadanos puedan dirigir las incidencias registradas. Para cualquier urgencia, se puede llamar al teléfono de la Policía Local, el 93 588 70 92.

El Consistorio rubinense ha descartado abrir una oficina de atención a los damnificados por el vendaval porque, como ha explicado Velasco, "la afectación del temporal de viento en Rubí ha sido muy localizada, a diferencia de otras ciudades vecinas, donde ha sido muy generalizada. Un ejemplo de ello es que el mismo martes se produjeron cerca de 700 llamadas al teléfono de emergencias 112 referentes a Terrassa y sólo setenta correspondientes a Rubí". Según el concejal, "teniendo en cuenta esta magnitud, hemos considerado que no era necesario abrir una oficina específica, porque con los servicios técnicos la Oficina de Atención a la Ciudadanía, Policía Local y Protección Civil nos hemos visto capacitados para atender estos primeros problemas que se han registrado".

Incidencias registradas
Durante el temporal del martes se registraron unas setenta incidencias. Concretamente, una veintena de casas se vieron afectadas por árboles caídos en su finca. También se registraron 4 vehículos con árboles encima y la caída de 2 muros. Se detectaron 16 árboles que habían caído sobre el cableado eléctrico y hubo mobiliario urbano afectado, tales como contenedores y señales, entre otros. Por último, una treintena de calles quedaron cortadas como consecuencia de la presencia de árboles que impedían el paso de los vehículos.