Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento planifica las políticas de cooperación para el desarrollo para el período 2018-2020 El Plan director de cooperación al desarrollo, aprobado en el último Pleno, establece las prioridades municipales en cooperación para el desarrollo, ayuda humanitaria y emergencias, y educación para el desarrollo https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-planifica-las-politicas-de-cooperacion-para-el-desarrollo-para-el-periodo-2018-2020/@@images/image/preview

El Ayuntamiento planifica las políticas de cooperación para el desarrollo para el período 2018-2020

El Plan director de cooperación al desarrollo, aprobado en el último Pleno, establece las prioridades municipales en cooperación para el desarrollo, ayuda humanitaria y emergencias, y educación para el desarrollo
El plan hace hincapié en la pedagogía a través de la educación para el desarrollo (foto: Localpres).
El plan hace hincapié en la pedagogía a través de la educación para el desarrollo (foto: Localpres)

El Ayuntamiento de Rubí se ha dotado de un nuevo Plan director de cooperación al desarrollo que ordena las políticas municipales de cooperación y solidaridad para el período 2018-2020. El texto fue aprobado por el Pleno municipal el pasado 22 de febrero con dos únicas abstenciones.

Con la redacción de este Plan director de cooperación al desarrollo, el Ayuntamiento persigue varios objetivos: mejorar la calidad y el impacto de las intervenciones de la política de cooperación municipal tanto en el norte como en el sur, impulsar el liderazgo y el trabajo de las entidades como agentes de la cooperación municipal, y promover el conocimiento y la adhesión ciudadana a la política de cooperación municipal, demostrando su utilidad como herramienta de fortalecimiento de los valores de paz, convivencia y solidaridad.

Para dar cumplimiento a estos objetivos, el plan apuesta por la educación para la paz, los derechos humanos y el desarrollo en las escuelas y entre la ciudadanía; la cooperación técnica directa del Ayuntamiento con otras administraciones municipales de países empobrecidos como una manera de poner en valor el conocimiento de Rubí en el ámbito de la eficiencia energética, a través del proyecto Rubí Brilla; y el fomento de la comunicación para facilitar el conocimiento y la comprensión de la ciudadanía en relación a la política de cooperación municipal.

El documento concreta tres líneas estratégicas: cooperación para el desarrollo, ayuda humanitaria y emergencias, y educación para el desarrollo. Dentro de cooperación al desarrollo, los objetivos prioritarios que marca son la promoción de los derechos universales, el fortalecimiento de la gobernanza y el poder local, el desarrollo económico local y la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. En cuanto a las zonas de actuación prioritaria, se estipula que sean los países con un índice de desarrollo humano bajo ─básicamente de África Subsahariana─ y los países con ciudades hermanadas.

Dentro de la línea de ayuda humanitaria y de emergencias, el plan recuerda que esta cuestión se vehicula a través del Fons Català de Cooperació al Desenvolupament y apunta el Plan de convivencia y acogida de Rubí 2018-2020 como una oportunidad para incorporar acciones concretas de sensibilización de manera coordinada entre el Ayuntamiento, el tejido asociativo y la ciudadanía activa.

En último término, la línea de educación para el desarrollo identifica cuatro acciones a ejecutar: elaborar una estrategia de educación para el desarrollo, realizar un programa de formación en educación para el desarrollo y comunicación para las entidades del Consejo Municipal de Cooperación, realizar una campaña de sensibilización de ciudad y fomentar el trabajo en red con asociaciones no solidarias a partir de la participación en proyectos de educación para el desarrollo o la realización de acciones de sensibilización en el municipio.

La concejala del Área de Servicios a las Personas, Marta García, ha evidenciado la importancia de contar finalmente con un plan director que ponga orden a las políticas de cooperación del municipio: "El documento ha salido adelante con un gran consenso y gracias a la implicación del tejido asociativo. Con él podremos fortalecer las políticas de cooperación para que tengan más impacto y más valor, y potenciar el liderazgo de las entidades que hace tiempo que trabajan en este ámbito". La edil también ha hecho hincapié en la voluntad pedagógica que desprende el plan y que tiene como objetivo final sensibilizar al conjunto de la ciudadanía en relación a la cooperación.

El proceso de elaboración de este plan se inició en 2016 con la realización de un diagnóstico del trabajo en cooperación y solidaridad realizado hasta el momento en Rubí, y siguió con un proceso participativo con la implicación de la ciudadanía, los miembros del Consejo Municipal de Cooperación y los servicios del Ayuntamiento; la redacción del borrador del plan a partir de los resultados del diagnóstico; y la elaboración del documento final, que ha sido aprobado con un gran consenso de todas las fuerzas políticas.