Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El ayuntamiento ofrece a los rubinenses la posibilidad de analizar la calidad del agua del grifo Las personas que pueden acogerse a esta campaña, totalmente gratuita, son las que viven en viviendas construidas antes del 1980 https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-ofrece-a-los-rubinenses-la-posibilidad-de-analizar-la-calidad-del-agua-del-grifo/@@images/image/preview

El ayuntamiento ofrece a los rubinenses la posibilidad de analizar la calidad del agua del grifo

Las personas que pueden acogerse a esta campaña, totalmente gratuita, son las que viven en viviendas construidas antes del 1980
Cartel de la iniciativa.
Cartel de la iniciativa

El Ayuntamiento de Rubí impulsa una campaña de recogida de analíticas para examinar la calidad del agua del grifo en la ciudad. Las personas que pueden acogerse a esta iniciativa, totalmente gratuita para los usuarios, son aquellas que viven en viviendas ─pisos y casas unifamiliares─ construidos antes del 1980. La finalidad de esta acción, de la que también se pueden beneficiar los establecimientos comerciales, es que los propietarios de los inmuebles analizados conozcan si el agua que circula por la red interna del edificio cumple la normativa sanitaria que le es de aplicación.

El Real decreto 140/2003 y el Plan de vigilancia y control sanitario de las aguas de consumo humano de Cataluña determinan los criterios de calidad del agua destinada al consumo humano. Este Real decreto establece que los entes locales son responsables que se realicen controles de calidad del agua a los grifos utilizados por los consumidores. Anualmente, el Ayuntamiento de Rubí recoge muestras de varias dependencias municipales ─centros administrativos, educativos, deportivos y edificios de alta concurrencia, entre otros─ para comprobar la calidad del agua del grifo. Ahora, la voluntad del consistorio es extender estos controles a los edificios privados construidos antes de 1980 que lo soliciten.

Las personas interesadas en participar en esta campaña ─particulares o comunidades de vecinos─ pueden solicitar un análisis gratuito rellenando un formulario que encontrarán en la Sede Electrónica, de manera presencial en la Oficina d'Atenció Ciutadana (OAC) o a través del teléfono del ayuntamiento 93 588 70 00 i preguntando por el Área de Medi Ambient.

Una vez se hayan recogido todas las solicitudes, se priorizarán 40, que se realizarán este año ─los puntos donde se tomarán las muestras tienen que ser representativos de las diferentes zonas de suministro del término municipal─. El resto quedarán en lista de espera para los siguientes años.

El control del agua del grifo incluye los siguientes parámetros:

  • Parámetros indicadores de calidad/de potabilidad básica: olor, sabor, turbiedad, color, conductividad, pH, amonio, Escherichia coli, bacterias coliformes.
  • Parámetros relacionados con el tratamiento de desinfección: cloro libre residual y combinado in situ ─si se utiliza el cloro o derivados como desinfectante─.
  • Parámetros relacionados con los materiales de la instalación interior: cobre, cromo, níquel, hierro, plomo o cualquier otro, si se sospecha que la instalación interior tiene este tipo de material.
  • Otros parámetros relacionados con el mal mantenimiento de la instalación interior que puedan representar un riesgo para la salud. 

Una vez se hayan analizado las muestras, el Ayuntamiento hará llegar a los interesados un informe con los resultados.
Los controles se hacen de acuerdo a los parámetros fijados en el Real Decreto 140/2003 de 7 de febrero.

Calidad del agua
El agua de consumo llega a casa nuestra a través de la red pública. Su calidad está garantizada hasta el punto de entrada a los edificios, pero a partir de aquí entra a la red de distribución interna, donde diferentes factores pueden alterar su calidad. La red interna está constituida por el conjunto de cañerías, depósitos internos, conexiones y aparatos instalados a partir de la llave de paso que enlaza con la red pública. Las redes internas antiguas o con un estado de mantenimiento y limpieza deficiente pueden provocar un deterioro de la calidad del agua que llega a los grifos.

Los responsables de mantener las instalaciones en condiciones, desde la conexión del servicio hasta los grifos, son los propietarios de los inmuebles. En el caso de establecimientos o comercios, los responsables son sus titulares.