Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento mejorará la calle Cal Gerrer para favorecer la accesibilidad de peatones y vehículos a la zona del Mercado Las obras, que se alargarán unos tres meses, permitirán ampliar las aceras, reparar la calzada y llevar a cabo actuaciones en la red de alcantarillado y abastecimiento de agua https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-mejora-la-calle-cal-gerrer-para-favorecer-la-accesibilidad-de-peatones-y-vehiculos-a-la-zona-del-mercado/@@images/image/preview

El Ayuntamiento mejorará la calle Cal Gerrer para favorecer la accesibilidad de peatones y vehículos a la zona del Mercado

Las obras, que se alargarán unos tres meses, permitirán ampliar las aceras, reparar la calzada y llevar a cabo actuaciones en la red de alcantarillado y abastecimiento de agua
La actuación se llevará a cabo en toda l calle Cal Gerrer, tanto en el tramo entre Cervantes y Llobateras ─en la foto─ como en el comprendido entre Llobateras y Magí Ramentol.
La actuación se llevará a cabo en toda l calle Cal Gerrer, tanto en el tramo entre Cervantes y Llobateras ─en la foto─ como en el comprendido entre Llobateras y Magí Ramentol

El Ayuntamiento de Rubí urbanizará próximamente la calle Cal Gerrer desde su inicio, en el cruce con la calle Cervantes, hasta la parte final, en el cruce con la calle Magí Ramentol. El objetivo del consistorio es ampliar las aceras de esta vía para hacerlas más transitables para los peatones y al mismo tiempo reparar el firme de la calzada, muy deteriorado por el paso de los vehículos. Previamente, y aprovechando que se lleva a cabo esta actuación, SOREA ─la empresa gestora de la red de saneamiento municipal─ ejecutará mejoras tanto en el alcantarillado como en la red de abastecimiento de agua potable.

"Nuestra intención es ampliar y hacer más practicables las aceras que conducen al Mercado Municipal, con el objetivo de favorecer el acceso peatonal a esta instalación. Pensemos que, diariamente, muchos rubinenses visitan este equipamiento para hacer sus compras y es necesario que los accesos estén bien habilitados", ha explicado la concejala del Área de Servicios Territoriales, Maria Mas. La primera teniente de alcalde ha añadido que "aparte de la calle Cal Gerrer, también tenemos previsto llevar a cabo mejoras en cuanto a la accesibilidad y a la red de alcantarillado y de abastecimiento de agua potable en otras vías de esta zona, como las calles Magallanes, Lluís Ribas, General Prim o Bartrina, entre otras. Esta es una zona que necesitaba una remodelación".

Las obras en Cal Gerrer, que está previsto que tengan una duración total de unos tres meses, se dividirán en dos fases. La primera se iniciará la tercera semana del mes de abril en el tramo comprendido entre las calles Cervantes y Llobateras, mientras que la segunda se centrará en el tramo entre las calles Llobateras y Magí Ramentol.

Actuaciones de mejora
En cuanto al alcantarillado, SOREA construirá una red separativa de saneamiento para la recogida de las aguas pluviales superficiales con nuevos sumideros y pozos, ya que actualmente el sistema de alcantarillado de esta calle está formado por una red unitaria que discurre a mucha profundidad ─a más de 5 metros de profundidad─, lo que hace muy difícil su mantenimiento y el de los sumideros. Esta actuación cuenta con un presupuesto de 198.722,60 euros.

En el caso de la red de abastecimiento de agua potable, se sustituirán las tuberías actuales de fibrocemento y PVC por nuevas conducciones de fundición dúctil de un diámetro equivalente ─con un presupuesto de 41.870,58 euros─, con el objetivo de reducir los problemas que presentan las tuberías de estos materiales.

Por otra parte, las obras de reurbanización consistirán en ampliar las aceras hasta un mínimo de 2 metros de ancho ─actualmente, las aceras tienen una anchura variable según los diferentes tramos, con un mínimo de 1 metro y un máximo de 2 metros─, así como reparar el firme de la calzada, que actualmente está en mal estado como consecuencia del tráfico de vehículos. En los dos tramos de calle ─entre Cervantes y Llobateras y entre Llobateras y Magí Ramentol─ se mantendrá una de las líneas de estacionamiento que hay actualmente. La otra línea se eliminará con el objetivo de que las aceras tengan una anchura suficiente para ser accesibles. Esta actuación, que ha sido adjudicada a la empresa Bigas Grup, cuenta con un presupuesto de 162.158,49 euros y una subvención de la Diputación de Barcelona que cubre la totalidad del coste de la obra.

Afectaciones de tráfico
Durante la ejecución de estas obras, la movilidad en la zona se verá afectada. Mientras se lleven a cabo los trabajos en el primer tramo, se cortará la circulación en la calle Cal Gerrer entre Cervantes y Llobateras. Los vehículos deberán desviarse por la calle García Lorca, itinerario alternativo que estará debidamente señalizado. Posteriormente, durante la ejecución de la segunda fase, no se podrá circular por el tramo de la calle Cal Gerrer entre Llobateras y Magí Ramentol y los vehículos deberán circular por las calles García Lorca y Magí Ramentol. El acceso al parking del Mercado se hará a través de las calles Lluís Ribas y Llobateras ─esta última cambiará de sentido mientras duren los trabajos─. Aunque el autobús urbano deberá adaptarse a estas afectaciones de tráfico, las paradas y las frecuencias de paso no sufrirán ningún cambio.

Los contenedores de recogida de basura también cambiarán temporalmente de ubicación. Así, los que están situados en el cruce entre las calles Cal Gerrer y Llobateras se desplazarán hasta la entrada del pasaje Llobateras.

El Ayuntamiento ha convocado una reunión informativa con los vecinos y comerciantes de la zona, así como con la Asociación de Adjudicatarios del Mercado, con el objetivo de explicarles el contenido de estas obras y las afectaciones relacionadas con la movilidad que se desprenderán. 

Publicado en