Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento instala un centenar de bloques de hormigón en Castellnou para evitar la concentración de vehículos para hacer botellones La actuación se llevó a cabo a finales de diciembre a petición del vecindario, con el objetivo de evitar el incivismo que suponen estos encuentros https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-instala-un-centenar-de-bloques-de-hormigon-en-castellnou-para-evitar-la-concentracion-de-vehiculos-para-hacer-botellones/@@images/image/preview

El Ayuntamiento instala un centenar de bloques de hormigón en Castellnou para evitar la concentración de vehículos para hacer botellones

La actuación se llevó a cabo a finales de diciembre a petición del vecindario, con el objetivo de evitar el incivismo que suponen estos encuentros

Los bloques de hormigón obstaculizan la concentración y el estacionamiento de los vehículos que quieren realizar botellones (foto: Ayuntamiento de Rubí).
Los bloques de hormigón obstaculizan la concentración y el estacionamiento de los vehículos que quieren realizar botellones (foto: Ayuntamiento de Rubí)

El Ayuntamiento ha instalado un centenar de bloques de hormigón tipo "new jersey" en tres zonas de Castellnou – Sector D que habitualmente eran escenario de botellones. El Consistorio ha optado por colocar este tipo de mobiliario táctico para evitar la concentración de vehículos en estos puntos y solucionar la problemática que originaban estos encuentros.

Esta actuación se propuso en una de las reuniones de trabajo sectoriales de la Mesa de urbanizaciones, concretamente, en la relativa a temas de seguridad. En ese encuentro, celebrado en verano, los y las representantes de prácticamente todas las urbanizaciones se mostraron preocupados por los botellones que se realizaban en torno a las antiguas piscinas de Castellnou.

Y es que estos encuentros informales de personas en el espacio público para consumir bebidas alcohólicas a bajo precio y socializarse generaban problemas de convivencia y molestias en el vecindario, especialmente en cuanto al descanso de los vecinos y vecinas cercanos. Además, la concentración de vehículos circulando a gran velocidad suponía también un riesgo.

Así, para evitar la aglomeración y el estacionamiento de vehículos en la zona, a finales de diciembre se instalaron un centenar de bloques de hormigón.

"De momento, esta medida está siendo efectiva, ya que no hemos vuelto a recibir quejas del vecindario en este sentido", ha asegurado el concejal responsable del Servicio de Mantenimiento de Urbanizaciones, Miguel Ángel Romero Alcalde.