Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento de Rubí y Sorea firman un convenio para luchar contra la pobreza energética En el marco de este acuerdo, la compañía suministradora de agua se compromete a crear un fondo de solidaridad para evitar los cortes de servicio a las familias en situación de vulnerabilidad económica https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-de-rubi-y-sorea-firman-un-convenio-para-luchar-contra-la-pobreza-energetica/@@images/image/preview

El Ayuntamiento de Rubí y Sorea firman un convenio para luchar contra la pobreza energética

En el marco de este acuerdo, la compañía suministradora de agua se compromete a crear un fondo de solidaridad para evitar los cortes de servicio a las familias en situación de vulnerabilidad económica
Ramon Albareda, director territorial de Sorea, y la alcaldesa, Ana María Martínez, tras la firma del convenio (foto: Localpres).
Ramon Albareda, director territorial de Sorea, y la alcaldesa, Ana María Martínez, tras la firma del convenio (foto: Localpres)

El Ayuntamiento de Rubí y la empresa Sorea han firmado este miércoles un convenio de colaboración que tiene como objetivo evitar los cortes de suministro a todas aquellas personas y familias que se encuentren en una situación de vulnerabilidad económica y/o riesgo de exclusión social. En el marco de este acuerdo, la compañía de abastecimiento de agua se compromete a crear un fondo de solidaridad destinado a la concesión de ayudas a aquellos usuarios que tengan dificultades para pagar sus recibos.

La alcaldesa, Ana María Martínez, ha agradecido a Sorea la posibilidad que les da este convenio de trabajar conjuntamente en una de las líneas prioritarias de la acción de gobierno: "atender y facilitar desde la administración la vida en las personas y familias que más lo necesitan. [...] Trabajamos para acompañar a todos los vecinos y vecinas para tener esta vida que todos merecemos". En este sentido, la primera edil confía en que otras suministradoras sigan el ejemplo: "Si otras grandes compañías de suministro hicieran lo mismo, si pusieran las personas por delante de intereses económicos, tendrían todos un presente y futuro mejores".

Para Ramon Albareda, director territorial de la empresa suministradora de agua, el acuerdo alcanzado con el consistorio arraiga en "la relación casi historia de Sorea con el municipio" y responde al interés de "solucionar y ayudar en toda la problemática de la pobreza energética [...] y de colaborar con las personas que tienen esta vulnerabilidad económica y energética".

La creación de un fondo de solidaridad da cumplimiento a la Ley 24/2015, de 29 de julio, de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética. Las personas que cumplan los requisitos y quieran acogerse a él podrán dirigirse a los Servicios Sociales municipales, que se encargarán de valorar el otorgamiento de la ayuda. Este consistirá en una bonificación parcial o total de las facturas pendientes de pago, y la correspondiente reapertura del suministro si la suspensión por impago ya se hubiera efectuado. En todos los casos se garantizará la continuidad del servicio durante un año a partir de la petición de ayuda, con la opción de prorrogar la bonificación si los Servicios Sociales lo estimen conveniente.

El convenio firmado este miércoles regula otras actuaciones dirigidas a combatir la pobreza energética. Así, por ejemplo, recoge el compromiso de dar publicidad de las bonificaciones y ayudas que sean aplicables a la factura del agua, tanto a través de los Servicios Sociales municipales como de la web y las oficinas de atención al cliente de Sorea.

El acuerdo también fija un protocolo para los casos de impago de recibos y de ocupación de viviendas.

Medidas contra la pobreza energética
Sorea tiene en Rubí 30.687 usuarios domésticos, de los cuales 192 disponen de un informe de vulnerabilidad emitido por los Servicios Sociales municipales. Un 16,10% de los abonados de la compañía se benefician de algún tipo de bonificación en su tarifa.

En 2015, el Ayuntamiento destinó 43.357 euros a ayudar a familias que tenían problemas para pagar los suministros básicos. A este apoyo hay que sumar las medidas implementadas en el marco de la iniciativa Energía para todos, dentro del proyecto municipal Rubí Brilla. Desde su puesta en marcha, el consistorio ha auditado un total de 195 hogares de usuarios derivados desde Servicios Sociales y les ha ayudado a reducir su gasto energético, ya sea optimizando sus contratos, ayudándoles a solicitar el bono social o implantando mejoras en sus viviendas por valor de cerca de 64.000 euros.