Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento de Rubí vela por el buen funcionamiento de las terrazas de bares y restaurantes de la ciudad El Consistorio potencia el conocimiento de la ordenanza que regula estas instalaciones ubicadas en la vía pública entre el sector de la restauración https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-de-rubi-vela-por-el-buen-funcionamiento-de-las-terrazas-de-bares-y-restaurantes-de-la-ciudad/@@images/image/preview

El Ayuntamiento de Rubí vela por el buen funcionamiento de las terrazas de bares y restaurantes de la ciudad

El Consistorio potencia el conocimiento de la ordenanza que regula estas instalaciones ubicadas en la vía pública entre el sector de la restauración
Cualquier establecimiento de restauración puede solicitar la correspondiente licencia para ubicar una terraza en la vía pública.
Cualquier establecimiento de restauración puede solicitar la correspondiente licencia para ubicar una terraza en la vía pública

El Ayuntamiento de Rubí inicia una nueva tanda de inspecciones para comprobar que los bares y restaurantes que disponen de licencia para tener una terraza cumplen la Ordenanza reguladora de la ocupación del espacio público con mesas, sillas y otras instalaciones análogas. La iniciativa municipal no tiene afán recaudatorio, sino que pretende poner al día tanto los permisos ya concedidos como los nuevos que se otorgarán para la temporada de verano, que se iniciará dentro de aproximadamente un mes.

Cualquier establecimiento de restauración puede solicitar la correspondiente licencia para ubicar una terraza en la vía pública. La ordenanza establece tres temporadas: la de verano (del 1 de mayo al 30 de septiembre), la de invierno (del 1 de octubre al 30 de abril del año siguiente) y la anual (del 1 de enero al 31 de diciembre).

Para conseguir la licencia, es necesario presentar una solicitud en la Ventanilla Única Empresarial (FUER) del Ayuntamiento de Rubí. Si se pide autorización para la temporada de verano, el registro de documentación y el pago de la tasa correspondiente se debe hacer antes del 1 de mayo. En el caso de la temporada de invierno, estos trámites se deben realizar antes del 1 de octubre, mientras que para la temporada anual, hay que hacerlo entre el 1 y el 15 de enero.

Las tasas deben abonarse para la temporada íntegra. En el caso de la temporada anual, si la documentación se presenta a partir del 1 de julio sólo se deberá pagar un semestre.

Se ofrece la posibilidad de fraccionar la tasa de la temporada anual
Este año, el Consistorio ha establecido nuevas formas de pago de las tasas, con el objetivo de permitir su fraccionamiento.

A partir de este año 2015, la gestión del cobro de las tasas por la ocupación del espacio público con mesas y sillas se hace a través de un padrón de liquidaciones que gestiona la Diputación de Barcelona. En este padrón constan los datos de los titulares de los establecimientos que hayan solicitado autorización de ocupación en 2014 en cualquiera de las tres modalidades (temporada anual, temporada de verano y temporada de invierno).

El abono de la tasa de la temporada anual se podrá fraccionar en dos pagos (en marzo y en septiembre, aproximadamente). El de las temporadas de verano y de invierno se hará en un único pago: en abril, en el caso de la temporada de verano, y en noviembre, en el caso de la de invierno.

Si se quiere ampliar el número de metros cuadrados de ocupación, el solicitante deberá presentar una instancia en la oficina de la FUER y se le generarán las autoliquidaciones correspondientes a la tasa de expedición y tasa de ocupación de la espacio público por los metros cuadrados solicitados.

En el caso de establecimientos que pidan la ocupación con mesas y sillas por primera vez, el procedimiento será el mismo que se ha seguido hasta ahora: presentación de la documentación, comprobación del estado de la licencia de actividades y, en caso de que esté correcta, emisión de autoliquidación de la tasa de expedición y de empleo y autorización a partir de la fecha de abono de las tasas. Estos expedientes también pasarán a formar parte del padrón de liquidaciones.

El Consistorio rubinense vela por hacer compatible el disfrute del espacio público por parte de la ciudadanía y la posibilidad de que los bares y restaurantes puedan obtener beneficios con su actividad comercial. Por este motivo, durante las inspecciones se presta especial atención en el marcaje del perímetro de la superficie autorizada de terraza, entre otros.