Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento de Rubí ampliará el parque social de vivienda con inmuebles provenientes de procesos de ejecución hipotecaria El consistorio se ha subscrito al acuerdo marco para ejercer el derecho de tanteo y retracto a través de una línea de préstamos bonificados de la Generalitat de Catalunya https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-de-rubi-ampliara-el-parque-social-de-vivienda-con-inmuebles-provenientes-de-procesos-de-ejecucion-hipotecaria/@@images/image/preview

El Ayuntamiento de Rubí ampliará el parque social de vivienda con inmuebles provenientes de procesos de ejecución hipotecaria

El consistorio se ha subscrito al acuerdo marco para ejercer el derecho de tanteo y retracto a través de una línea de préstamos bonificados de la Generalitat de Catalunya
El Ayuntamiento de Rubí ampliará el parque social de vivienda con inmuebles provenientes de procesos de ejecución hipotecaria.

Rubí se acogerá a una línea de ayudas económicas de la Secretaría de Vivienda de la Generalitat para adquirir viviendas de grandes tenedores para uso social. La regidora del área de Servicios a las Personas, Marta García, ya ha solicitado formalmente la suscripción del consistorio al acuerdo marco para la adhesión de ayuntamientos, con demanda fuerte y acreditada de vivienda, interesados en la adquisición de viviendas provenientes del tanteo y retracto con una línea de préstamos bonificados del Institut Català de Finances.

El objeto de este acuerdo es ofrecer a los ayuntamientos, promotores públicos y entidades sociales la posibilidad de acceder a una línea de préstamos bonificados para adquirir viviendas con finalidades sociales y en régimen de propiedad temporal. Los inmuebles que se adquieran mediante el derecho de tanteo y retracto deben convertirse en viviendas de protección oficial destinadas al alquiler. La cuantía máxima de los préstamos que se obtienen a través de este de acuerdo es de 80.000 euros por vivienda.

El Ayuntamiento sólo se plantea ejercer este derecho sobre las viviendas que cumplan los siguientes requisitos: que la opción de compra provenga de una persona jurídica, en ningún caso si proviene de un particular; que la vivienda tenga una superficie útil mínima entre 65m2 y 70 m2; que no esté ocupada; y que no requiera rehabilitación. Parte de las viviendas que se adquieran mediante el derecho de tanteo y retracto se prevé destinarlos a resolver situaciones puntuales de emergencia.

"Esta línea de préstamos bonificados nos permitirá conseguir más viviendas y complementar la dotación económica que ya hemos previsto este año para adquirir 5 viviendas para alquiler social. Como Ayuntamiento tenemos que explorar todas las vías posibles para continuar ampliando el parque de vivienda social de Rubí", dice García.

Además de ejercer el derecho de tanteo y retracto, el Ayuntamiento continúa trabajando en otras líneas para conseguir la movilización de pisos vacíos propiedad de entidades bancarias a través de cesiones temporales voluntarias.

El Mercado de alquiler social
El Parque Social de Vivienda de Alquiler de Rubí es de 1.092 pisos, según datos del Observatorio de la Vivienda de la ciudad a 31 de diciembre de 2017. De estos, 149 son viviendas municipales; 178 son viviendas de alquiler otras administraciones (IMPSOL, INCASÓL o la Agencia de la Vivienda de Cataluña); 85 son viviendas de alquiler social de entidades financieras, 56 forman parte de la Bolsa de mediación social que gestiona PROURSA que también ha tramitado 10 contratos más del mercado privado; 525 reciben ayudas al alquiler del Ministerio de Fomento y 195 de la Generalitat de Catalunya. De estos, 106 viviendas están incluidas en más de una categoría.