Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Con la creación del nuevo parque de La Serreta, de unos 10.000 m², el Ayuntamiento recupera una zona verde de la ciudad El Consistorio ha primado los criterios de eficiencia energética en la construcción y posterior uso y mantenimiento de este espacio de recreo https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/con-la-creacion-del-nuevo-parque-de-la-serreta-de-unos-10-000-m2-el-ayuntamiento-recupera-una-zona-verde-de-la-ciudad/@@images/image/preview

Con la creación del nuevo parque de La Serreta, de unos 10.000 m², el Ayuntamiento recupera una zona verde de la ciudad

El Consistorio ha primado los criterios de eficiencia energética en la construcción y posterior uso y mantenimiento de este espacio de recreo
El nuevo parque de La Serreta dispondrá de una zona de juegos infantiles para niños de 2 a 12 años (imagen virtual).
El nuevo parque de La Serreta dispondrá de una zona de juegos infantiles para niños de 2 a 12 años (imagen virtual)

El Ayuntamiento de Rubí ha iniciado esta semana las obras para construir el nuevo parque de La Serreta, un espacio de recreo largamente reivindicado por los vecinos del barrio de la Zona Norte de la ciudad. Esta actuación, presupuestada con 1,7 millones de euros, ha sido adjudicada a la empresa Ferrovial y es una de las actuaciones previstas en el Plan de inversiones financieramente sostenible 2014-2015. Las obras tendrán una duración de entre 9 y 10 meses, aproximadamente.

El barrio de la Zona Norte presenta un tejido urbano denso y con un déficit de espacios libres. Por este motivo, el futuro parque de La Serreta ─ubicado en un solar hasta ahora sin un uso determinado que limita con las calles Maria Aurèlia Capmany, Carrasco i Formiguera, Primer de Maig y la carretera de Sabadell─ ofrece la oportunidad de recuperar una zona verde en el municipio y reordenar un espacio actualmente degradado, dotándolo de usos lúdicos y deportivos. La alcaldesa, Carme García, ha explicado que "con este proyecto acabamos los grandes parques que queríamos hacer en la ciudad. Se trata de un proyecto complicado, ya que el terreno no es fácil, debido a los 20 metros de desnivel que hay entre la calle Maria Aurèlia Capmany y la carretera de Sabadell. Por este motivo lo hemos dejado para el final". La máxima representante municipal ha añadido: "Había el compromiso de ejecutar este proyecto en este mandato y si hemos tardado en hacerlo ha sido porque hasta ahora no hemos podido destinar el ahorro conseguido a inversión".

Con el proyecto del parque de La Serreta, el Ayuntamiento se ha propuesto dos objetivos: por un lado, plantear un diseño con multitud de juegos y actividades y, por otro, buscar la máxima eficiencia energética, la minimización del uso de recursos no renovables y el mínimo impacto ambiental en su construcción y posterior uso y mantenimiento.

El parque se estructurará en tres ámbitos que acogerán diferentes actividades y que se corresponden con las zonas de más fácil acceso y de topografía menos accidentada. El primer ámbito, en la cota superior y ante el Instituto La Serreta, será un espacio destinado a los juegos infantiles para niños de 2 a 12 años. El segundo gran espacio, con acceso desde la calle Carrasco i Formiguera, dispondrá de un equipamiento deportivo, zonas de estancia, juegos para niños y un rocódromo. Por último, se habilitará un tercer ámbito para el recreo de perros, de unos 600 m2, que se ubicará entre la carretera de Sabadell y la calle Primer de Maig. El concejal de Planificación, Ecología Urbana y Seguridad, Manuel Velasco, se ha referido a este espacio: "Dado que creemos en las zonas de recreo para perros, y así lo hemos demostrado ─durante esta legislatura las hemos ido aumentando─, con la construcción de este parque no eliminamos la zona de recreo para perros que existe actualmente, sino que sólo la reducimos. Y, a la vez, creamos otra cerca, junto a la plaza de Andalucía, un poco más grande, para que se puedan redistribuir los usuarios de este espacio".

En el marco de este proyecto también se intervendrá en la calzada de la calle Carrasco i Formiguera que, como principal acceso al parque, se transformará en una plataforma única.

Juegos innovadores
El proyecto huye de los usos tradicionales de los parques y plantea áreas de juego innovadoras, con diseños que fomentan la integración y que proponen nuevas experiencias de juego: se han diseñado topografías artificiales para niños más pequeños y otras para niños mayores, como un rocódromo, que fomentan las actividades al aire libre, más allá de los juegos tradicionales.

Por otra parte, a partir de unos elementos gráficos pintados en el suelo, se creará una pista de atletismo y se creará una propuesta de gran diversidad de juegos. Sobre la superficie de la pista del parque, unas manchas de color dibujarán varios circuitos para jugar a la rayuela, a averiguar aspectos del entorno natural y para hacer pruebas deportivas.

También destacan los juegos infantiles reciclados con estructuras de juego pensadas para el desarrollo psicomotriz, emocional y cognitivo de los niños, y que incitan a los chicos de todas las edades a jugar, promoviendo el ejercicio físico como manera de divertirse.

Un espacio sostenible
El proyecto se ha diseñado desde la óptica de la sostenibilidad, tanto ambiental como económica, planteando propuestas con materiales reciclados o reciclables en todos los casos posibles, fomentando soluciones que permiten el ahorro energético o de recursos naturales, minimizando la alteración del medio con medidas que fomenten la recuperación de los acuíferos y de la vegetación, e incluso introduciendo materiales que permiten descontaminar el aire ambiental. Algunos ejemplos son el mobiliario urbano ─fabricado a partir de plástico reciclado─, el uso de un pavimento procedente del reciclaje de vidrio o los muros de gabiones rellenados de escombros de la construcción.

Se promueve el ahorro energético a través de una iluminación íntegramente de tipo Led, así como el ahorro en recursos hídricos con la plantación de especies autóctonas. También se ha diseñado un innovador sistema de drenaje alternativo al alcantarillado tradicional, que consiste en el retorno de las aguas de lluvia en el propio terreno mediante la infiltración por un depósito de gravas, evitando así la desaparición de los acuíferos naturales e incrementando la humedad natural del terreno, lo que hace disminuir las necesidades hídricas de la vegetación.

Plan de inversiones financieramente sostenible
El Ayuntamiento de Rubí destina 26,3 millones de euros al Plan de inversiones financieramente sostenible 2014-2015, un paquete de actuaciones con el que se pretende poner la ciudad al día, haciendo especial incidencia en la mejora del espacio público.

El Consistorio rubinense impulsó este plan en el momento en que el Gobierno central abrió la posibilidad de destinar el remanente positivo de Tesorería que tenían los ayuntamientos a inversión, en vez de destinarlo a amortizar deuda, como establecía la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera hasta entonces.

Las actuaciones incluidas en el Plan de inversiones financieramente sostenible 2014-2015 son muy diversas: desde la mejora de equipamientos deportivos y educativos hasta el arreglo de espacios naturales de la ciudad, pasando por la remodelación de varias plazas o la mejora de calles y aceras tanto en el casco urbano como en los polígonos industriales, entre otros.

Imágenes relacionadas

El espacio donde se construirá el parque de La Serreta es un solar de unos 10.000 m², ubicado en la Zona Norte (imagen virtual)
El espacio donde se construirá el parque de La Serreta es un solar de unos 10.000 m², ubicado en la Zona Norte (imagen virtual)
La entrada principal al nuevo parque de La Serreta se ubicará en la calle Carrasco i Formiguera (imagen virtual)
La entrada principal al nuevo parque de La Serreta se ubicará en la calle Carrasco i Formiguera (imagen virtual)

Ficheros relacionados