Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Comienza el cribado intensivo para detectar la Covid-19 entre personas usuarias del CAP Anton de Borja Personal voluntario de Cruz Roja da apoyo logístico a las pruebas, que se realizan en la Biblioteca Municipal Mestre Martí Tauler entre este martes y el viernes https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/comienza-el-cribado-intensivo-para-detectar-la-covid-19-entre-personas-usuarias-del-cap-anton-de-borja/@@images/image/preview

Comienza el cribado intensivo para detectar la Covid-19 entre personas usuarias del CAP Anton de Borja

Personal voluntario de Cruz Roja da apoyo logístico a las pruebas, que se realizan en la Biblioteca Municipal Mestre Martí Tauler entre este martes y el viernes
Comienza el cribado intensivo para detectar la Covid-19 entre personas usuarias del CAP Anton de Borja.

Este martes por la mañana, se ha iniciado un cribado intensivo contra la Covid-19 dirigido a vecinos y vecinas de la zona del CAP Anton de Borja. La actuación se lleva a cabo en la Biblioteca Municipal Mestre Martí Tauler entre el martes a el viernes, de 9.30 a 14 h y de 15.30 a 21 h.

Las pruebas PCR corren a cargo de profesionales del Banco de Sangre y Tejidos y cuentan con el apoyo logístico de miembros de Cruz Roja, que se encargan de ordenar las colas en la calle y velar para que no se produzcan aglomeraciones, de recibir a la ciudadanía a el equipamiento y comprobar todas las medidas de protección individual –uso correcto de la mascarilla y lavado de manos antes de entrar en la Biblioteca–, y de acompañar a las personas hasta el lugar de realización de la prueba, garantizando en todo momento la distancia correcta de seguridad. Cruz Roja ha destinado a estas tareas un equipo de diez personas, que cubrirán todos los días y franjas horarias del cribado.

La actuación también cuenta con la colaboración de las agentes por el civismo del Ayuntamiento. Durante toda la semana, estas realizarán tareas de sensibilización a pie de calle por los barrios de la zona de influencia del CAP Anton de Borja, con el objetivo de comunicar a la ciudadanía la importancia de someterse a las pruebas.

Intervención comunitaria para frenar el virus

El cribado que ha comenzado este martes responde a una estrategia conjunta en la lucha contra la Covid-19 establecida por el Departamento de Salud con la colaboración del Ayuntamiento de Rubí, el Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Vallés, el Consorcio Sanitario de Terrassa y el Banco de Sangre y de Tejidos. Esta se basa en la intervención comunitaria para poder controlar con rapidez la transmisión del virus.

La actuación, que se hace entre el 24 y el 27 de noviembre, se dirige a la población asintomática de más de 16 años de la zona que corresponde al CAP Anton de Borja. Desde este equipamiento sanitario, se ha enviado un SMS a las personas candidatas a hacerse la prueba con una propuesta de fecha concreta, para intentar hacer el proceso más ágil y evitar al máximo posible las colas. Los usuarios de este CAP que no hayan recibido el SMS se pueden acercar igualmente a la Biblioteca para hacerse la prueba. Es importante que todo el mundo lleve la tarjeta sanitaria para facilitar el trámite.

Los resultados de la PCR se enviarán por SMS y también se podrán consultar en el portal La Meva Salut. Los casos positivos serán contactados por su equipo de atención primaria, que hará el seguimiento oportuno.

El Ayuntamiento de Rubí colabora en la difusión de las pruebas a través de cartelería, medios corporativos y redes sociales. El objetivo es llegar a toda la comunidad para conseguir la máxima participación posible.

El Departamento de Salud invita a la ciudadanía a participar activamente en estas pruebas, que se hacen para detener la extensión del virus y asegurar que personas infectadas no lo transmitan a otras personas. Se trata de detectar el máximo número posible de personas infectadas, ya que algunas no presentan síntomas y pueden, sin saberlo, transmitir el virus a su familia, amigos y otras personas de su entorno. Cabe destacar la importancia de hacer el aislamiento que determinen los profesionales sanitarios en cada caso.

Las pruebas para la detección de la Covid-19 a las personas con síntomas se siguen haciendo, como hasta ahora, en los centros de atención primaria.