Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Bajan los robos con fuerza en domicilio un 47,5% en Rubí durante el 2020 Las peticiones de servicio y los servicios planificados relacionados con la pandemia han supuesto prácticamente el 23% del total de actuaciones efectuadas por la Policía Local https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/bajan-los-robos-con-fuerza-en-domicilio-un-47-5-en-rubi-durante-el-2020/@@images/image/preview

Bajan los robos con fuerza en domicilio un 47,5% en Rubí durante el 2020

Las peticiones de servicio y los servicios planificados relacionados con la pandemia han supuesto prácticamente el 23% del total de actuaciones efectuadas por la Policía Local
De izquierda a derecha: Oriol Sànchez Vidal, Ana María Martínez Martínez y Carlos Otamendi Fornieles (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres).
De izquierda a derecha: Oriol Sànchez Vidal, Ana María Martínez Martínez y Carlos Otamendi Fornieles (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres)

Durante el año 2020 y lo que llevamos del 2021, Rubí ha registrado un total de 3.600 infracciones penales, lo que representa un descenso del 4% respecto al año anterior y rompe la tendencia al alza de 2019, cuando los hechos aumentaron un 3,9%. A pesar de que la pandemia ha marcado indiscutiblemente el índice delincuencial y han bajado los delitos, la actividad policial ha crecido en la ciudad y en el último año se han incrementado las detenciones un 10,5%.

Este miércoles, estos y otros datos que los cuerpos policiales desplegados en la ciudad ─Policía Local y Mossos d'Esquadra─ presentaron en una Junta Local de Seguridad celebrada la semana pasada, se han dado a conocer a los portavoces de los diferentes grupos municipales.

La ratio de criminalidad de Rubí, es decir, el número de delitos por cada 1.000 habitantes, es de 43,85 hechos y es inferior a la de la Región Policial Metropolitana Norte y a la de Cataluña en 2,24 y 9,27 puntos, respectivamente.

En cuanto a los hechos contra el patrimonio, han caído un 6,6% respecto al año anterior, de 3.036 hechos en 2019 se ha pasado a 2.836 en 2020. Los hechos patrimoniales son el grueso principal de delitos en Rubí y representan un 79% del total de los hechos delictivos conocidos, aunque se han reducido.

Es importante destacar, sin embargo, la bajada significativa del 38% que han sufrido los delitos con violencia e intimidación, pasando de 213 hechos en 2019 a 132 hechos en 2020. Este descenso es relevante, ya que esta tipología delictiva supone un riesgo para la integridad de las personas.

En cuanto a los robos con fuerza, se han reducido un 9,3%, aunque hay una tipología dentro de los robos con fuerza que sí ha aumentado: los robos con fuerza en el interior de vehículo, que se incrementan un 55,8%, pasando de 197 hechos en 2019 a 307 en 2020. El resto de tipologías han disminuido, incluida la de robo con fuerza en domicilio, que descendió un 47,5% y se ha pasado de 242 hechos en 2019 a 127 en 2020.

A raíz de la preocupación que genera esta tipología delincuencial y a pesar de la reducción de hechos, los Mossos d’Esquadra han creado grupos de trabajo específicos con la Policía Local de Rubí para encararla y mantener la curva a la baja. La coordinación y la colaboración entre los dos cuerpos policiales del territorio forma parte de este plan, que tiene por objetivo neutralizar las acciones de los delincuentes en este ámbito.

La alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez Martínez, ha destacado una vez más el buen entendimiento entre los dos cuerpos policiales: "Quiero destacar la buena relación y coordinación entre los Mossos y la Policía Local. También quiero agradecer el trabajo del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, que también expusieron el balance de su trabajo en la Junta Local de Seguridad, así como el del Cuerpo de Bomberos de la Generalitat. También quiero agradecer la labor y el gran esfuerzo que han hecho los profesionales sanitarios durante este año. Son los verdaderos héroes y heroínas".

El trabajo que realizan los cuerpos policiales en el ámbito de la prevención es fundamental para hacer llegar consejos de seguridad a las personas mayores, vecinos y otros ciudadanos con el objetivo de evitar ser víctimas de un hecho delictivo. Las medidas de seguridad que los Mossos explican en las múltiples charlas que se organizan durante todo el año tienen como objetivo prevenir hechos delictivos, entre los que destacan los relacionados con el ámbito del hogar.

"Con estos datos que hemos expuesto podemos decir que Rubí es una ciudad segura, ya que está por debajo de la media catalana y de la Región Metropolitana Norte con respecto a la media delincuencial", ha asegurado el Intendente jefe del área Básica Policial de Rubí de los Mossos d’Esquadra, Carlos Otamendi Fornieles.

 

Un año marcado por la COVID-19

Los datos facilitados tanto por la Policía Local como por los Mossos en la última Junta Local de Seguridad se refieren a 2020, un año complicado debido a la COVID-19, que ha obligado a los cuerpos de seguridad con despliegue en la ciudad a dedicar un porcentaje importantísimo de su tarea diaria al control de las medidas que en cada momento estaban vigentes para limitar el crecimiento de los contagios.

Un trabajo que ha sido duro y que ha implicado un desgaste importante por carga de trabajo y a nivel emocional para los y las profesionales de estos cuerpos.

Los datos obtenidos del análisis de la tarea anual no se pueden comparar con las de los años anteriores sin tener en cuenta los efectos de las medidas adoptadas con respecto a la presencia de la ciudadanía en las calles y las importantes limitaciones de la movilidad, por lo que los descensos que se han producido en los datos relativos a determinadas problemáticas deben tomarse con cautela.

El incremento de servicios llevados a cabo en 2020 por la Policía Local de Rubí respecto al año 2019 ha sido de más de 2.500 servicios, y esto teniendo presente que el número de demandas ciudadanas se ha reducido. Pero sólo las peticiones de servicio y los servicios planificados relacionados con la pandemia han supuesto prácticamente el 23% del total de los servicios efectuados.

Como aspecto positivo, aunque los datos deben interpretarse con cautela, los accidentes se han reducido un 27% y los atropellos, un 55%. Por el contrario, como parece lógico en una situación en que la presencia en el domicilio ha sido la norma, las demandas de servicio por molestias en las viviendas se han incrementado un 45% y el número de denuncias por infracciones de las normas de convivencia ha crecido un 115%.

En cuanto a los datos delictivos, cabe destacar también con cautela una disminución de los hechos conocidos del 4% y un aumento de las detenciones de casi el 11%.

Han disminuido muchos de los delitos que más alarma crean entre la ciudadanía, pero se han incrementado las estafas, sobre todo relacionadas con la compra online, que ha experimentado un fuerte incremento por el confinamiento.

Durante su intervención, el Inspector jefe de la Policía Local de Rubí, Oriol Sànchez Vidal, ha comentado: "A pesar del año que hemos vivido, podemos destacar una parte positiva, que ha sido el descenso de accidentes, atropellos y accidentes con heridos leves. Sabemos que es difícil que estas cifras se mantengan".