Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Ayuntamiento y Red Eléctrica Española se coordinan para hacer efectivo el desplazamiento de la línea de Can Fatjó La alcaldesa, Ana María Martínez, y el concejal de Medio Ambiente, Moisés Rodríguez, se han reunido este miércoles con responsables de la operadora https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/ayuntamiento-y-red-electrica-espanola-se-coordinan-para-hacer-efectivo-el-desplazamiento-de-la-linea-de-can-fatjo/@@images/image/preview

Ayuntamiento y Red Eléctrica Española se coordinan para hacer efectivo el desplazamiento de la línea de Can Fatjó

La alcaldesa, Ana María Martínez, y el concejal de Medio Ambiente, Moisés Rodríguez, se han reunido este miércoles con responsables de la operadora
La alcaldesa y el concejal de Medio Ambiente, con los responsable de Red Eléctrica Española (foto: Ayuntamiento de Rubí - Lali Puig).
La alcaldesa y el concejal de Medio Ambiente, con los responsable de Red Eléctrica Española (foto: Ayuntamiento de Rubí - Lali Puig)

La alcaldesa, Ana María Martínez, y el concejal de Medio Ambiente, Moisés Rodríguez, se han reunido este miércoles con el delegado regional de Red Eléctrica Española en Cataluña, José Ignacio Lallana, y el jefe de demarcación de transporte noreste de la operadora, Salvador Relat, para avanzar en el proyecto de desplazamiento de la línea de alta tensión de Can Fatjó. En este encuentro, las dos partes han acordado iniciar de manera inmediata todos los trámites necesarios para poder llevar a cabo las obras.

Con carácter inmediato, Ayuntamiento y Red Eléctrica Española constituirán una comisión técnica encargada de redactar el proyecto ejecutivo del desplazamiento de la línea, que deberá adaptarse al nuevo reglamento de las líneas eléctricas aéreas de alta tensión. Paralelamente, se procederá a la solicitud de las licencias oportunas para poder iniciar las obras y se trabajará en la validación del trazado, que se ha modificado ligeramente respecto al proyecto original para hacerlo pasar únicamente por término municipal de Rubí y, de este modo, poder agilizar todos los trámites.

"Confiamos en tener listos todos estos trabajos previos en un plazo de un año aproximadamente. Desde el primer encuentro que tuvimos en Madrid, Red Eléctrica Española se ha mostrado muy colaboradora y dispuesta a avanzar tan rápido como sea posible en esta vieja reivindicación de Rubí y, muy especialmente, de los vecinos y vecinos de Can Fatjó", ha manifestado la alcaldesa.

El pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento decidió sufragar inicialmente el coste del proyecto de desplazamiento de la línea de alta tensión de Can Fatjó, con vistas a hacerlo efectivo en el 2022. Con este compromiso, el consistorio daba salida a una demanda histórica de la ciudad, el coste de la cual debería asumir la Generalitat de Catalunya, en virtud de un convenio firmado en 2006.

La Generalitat, a instancia del Parlament de Catalunya, realizó un estudio de impacto ambiental de las líneas de alta tensión en el país, y entre las que presentaban un mayor impacto estaba la línea de alta tensión de 220 kv que atraviesa la avenida Can Fatjó (Foix - Can Jardí - Mas Figueres).

Tomando como referencia este estudio, en el año 2006 el Ayuntamiento de Rubí y el Institut Català de l'Energia (ICAEN) firmaron un convenio que contemplaba el desplazamiento de esta línea. Concretamente, se establecía que el consistorio asumiría un 20% del coste de ejecución del proyecto (más las expropiaciones y servidumbres) y el ICAEN, el 80% restante. Paralelamente, Red Eléctrica Española, titular de la línea, asumía el coste de la redacción del proyecto.

Alrededor del año 2010, sin embargo, este convenio quedó parado debido a los efectos de la crisis económica. Así, la Generalitat no consignó ninguna partida en concepto de desplazamiento de líneas eléctricas, argumentando que debía atender otras prioridades. Hace tres años, el ICAEN denunció este convenio. El Ayuntamiento recurrió la denuncia y ahora se está a la espera de resolución por parte de la Generalitat.

Tras una reunión mantenida con responsables de la Subdirección General de Energía Eléctrica para intentar desatascar esta situación, el Ayuntamiento decidió asumir el coste de la actuación, en coordinación con Red Eléctrica Española, y posteriormente, reclamar a la Generalitat que pague la parte que le corresponde.