Usted está aquí: Inicio / Tu ciudad / Seguridad / Protección Civil / Consejos / Vientos

Vientos

Ante una situación meteorológica de alerta por viento, se recomienda extremar las medidas de precaución y que la ciudadanía salga de casa o use su vehículo sólo si es imprescindible y siempre con la máxima prudencia.

Si estáis en casa: 

  • Cerrad y asegurad puertas, ventanas y toldos. Es necesario bajar completamente las persianas y, si son de cordón, sujetarlas adecuadamente. 
  • Evitad dejar macetas o otros objetos no estáticos en las fachadas y terrazas y recoged la ropa de los tendederos para evitar que el viento las pueda hacer caer a la calle y provocar un accidente.

Si estáis en el exterior: 

  • Cuidado con el mobiliario urbano, el alumbrado de las calles, las motos y los coches aparcados, las grúas, los contenedores de basura, el arbolado y todo lo que el viento pueda hacer caer.
  • No subáis a lugares altos y expuestos al viento, como los andamios u otras construcciones.
  • Evitad los parques, los jardines y las zonas boscosas. Si os encontráis en una zona arbolada, cuidado con los árboles que puedan caer y evitad todas las actividades con fuego. Tened en cuenta también la proximidad de los árboles a los edificios: el viento los podría hacer caer encima.
  • Cuando haya temporal con grandes olas, no accedáis a los puntos del litoral afectados por el fuerte oleaje o a los lugares donde las olas rompan con fuerza, alejaros de espigones, escolleras y paseos marítimos.

Si tenéis que conducir: 

  • Consultad las predicciones del tiempo y el estado de las carreteras. Si se prevén vientos fuertes, evitad desplazaros por carretera.
  • Si es imprescindible desplazarse, tened mucha precaución porque os podéis encontrar obstáculos en la vía.
  • Hay que ralentizar la marcha para poder mantener la trayectoria del vehículo corrigiendo las desviaciones, es importante sujetar el volante con firmeza.
  • Sed prudente en los adelantamientos y mantened las distancias laterales adecuadas con los demás vehículos.
  • Si conducís vehículos de grandes dimensiones o con remolque, extremad las precauciones porque tenéis más riesgo de saliros de la vía o volcar.

Si hacéis una actividad de ocio: 

  • Tened cuidado al practicar deportes al aire libre.
  • En el esquí, tened en cuenta que los remontes pueden verse afectados por el viento.
  • En el mar, no naveguéis y vigilad con los amarres de las embarcaciones. No paseéis por las escolleras o espigones o zonas cercanas al mar.
  • En la montaña, extremad las precauciones y no os acerquéis ni paseéis por los acantilados. Tened en cuenta que el viento puede arrastrar objetos voluminosos (por ejemplo, piedras por una pendiente pronunciada) y favorecer la acumulación de nieve, con el consiguiente aumento del peligro de aludes.
  • Compartir