Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Nevadas, heladas y olas de frío Rubí está situado en una zona donde en invierno se pueden producir nevadas, heladas y olas de frío. https://www.rubi.cat/es/temas/seguridad/proteccion-civil/consejos/nevadas-heladas-y-olas-de-frio/@@images/image/preview

Nevadas, heladas y olas de frío

Rubí está situado en una zona donde en invierno se pueden producir nevadas, heladas y olas de frío.

Estos fenómenos meteorológicos pueden comportar situaciones molestas y peligrosas (accidentes de tráfico, dificultades en la circulación del transporte público, falta de algún suministro o servicio, deslizadas que pueden provocar traumatismos, etc). Las zonas del municipio de Rubí donde la nieve se coge más son las más altas y umbrías, especialmente en las urbanizaciones.

El Ayuntamiento adopta todas aquellas medidas posibles y necesarias para paliar este tipo de situaciones, pero es necesario que todos los ciudadanos colaboren para restablecer la normalidad, para evitar su exposición al riesgo y sufrir las consecuencias.

En este sentido, el Ayuntamiento de Rubí recomienda que tengas en cuenta los siguientes consejos:

En caso de cualquier emergencia llama a:

  • Policía Local: 092
  • Teléfono de emergencias: 112 (Bomberos, Mossos d'Esquadra, Sistema de Emergencias Médicas)

 

Antes que llegue el inverno:


En la vivienda hay que tener preparado el siguiente material:
  • Un aparato de radio que funcione con pilas (renueve periódicamente) para poder estar informados y escuchar las previsiones meteorológicas.
  • Linternas con baterías o luces de gas por si te quedas sin electricidad. Si utilizas velas o lámparas de fuego ten cuidado.
  • Alimentos altos en calorías, agua potable y productos de limpieza.
  • Un botiquín de primeros auxilios y aquellos medicamentos que los miembros de la familia toman de forma habitual o esporádica.
  • Ropa y calzado adecuado para las bajadas de temperatura y las nevadas.
  • Si tienes una terraza o en tu garaje hay una rampa exterior, es aconsejable disponer de uno o más sacos de 25 kg de sal por deshelar (cloruro de sodio o cloruro de calcio).
  • También te puede ser muy útil tener una pala, por si es necesario apartar nieve.

 

Hay que revisar:

En la vivienda:

  • Todos los puntos de la vivienda donde haya entradas de aire del exterior: ventanas, puertas... Hay que protegerlas con una cinta adhesiva que las aísle del frío.
  • Comprobar si el estado del tejado y los bajantes de agua están en buenas condiciones. El peso de la nieve puede agravar el estado de las azoteas.
  • Hay que podar las ramas de los árboles que sean demasiado largas para evitar que se rompan (pueden perjudicar las líneas eléctricas).
  • Procurar disponer del suficiente combustible para la calefacción.

 

En el coche:

  • Disponer de cadenas (en buen estado), linterna y una manta.
  • Comprobar el estado de las baterías, el depósito de gasolina, las luces, los frenos, los neumáticos, la calefacción, el parabrisas... con el fin de mantener el vehículo apto para las condiciones del invierno.

 

En situación de riesgo inminente o durante la nevada, helada o ola de frío:


Infórmate de las previsiones meteorológicas:
  • Escucha las emisoras de radio y de televisión, especialmente Radio Rubí (99.7 MHz), para informarle de la evolución del tiempo atmosférico y del estado de la ciudad.
  • Consulta el Servicio Meteorológico de Catalunya (METEOCAT).

 

Si estás en casa o en un edificio tienes que:
  • Escucha Radio Rubí (99.7 MHz) y permanece atento a la información meteorológica y en las consignas de las autoridades.
  • Haz un uso correcto de la calefacción.
  • Desconecta los aparatos eléctricos no necesarios.
  • Consume los víveres de manera racional.
  • Evita tener estufas de leña, carbón o gas y braseros en lugares cerrados donde no se renueve el aire (hay peligro de envenenamiento).
  • Ten protegidas las canalizaciones exteriores de agua potable para evitar su posible congelación. Si la temperatura exterior baja de los -5 °C es necesario que dejes correr un hilo delgado de agua en el grifo del exterior (el agua que corre es más difícil que se congele y, así, disminuyen las posibilidades de que se reviente alguna tubería). Si tienes el contador de agua en el exterior, hay que cubrirlo generosamente con ropa, cartón o papeles para que no se congele.
  • No llames. Hay que dejar las líneas libres para los equipos de socorro.
  • No dejes salir a la calle las personas de edad avanzada ni los/las niños/as.

 

Si tienes que salir a la calle o estás fuera:
  • Abrígate bien si tienes que pasar mucho tiempo fuera: hay que llevar prendas ligeras, una sobre la otra. Evita llevar ropa ajustada. Hay que permitir que el aire circule y actúe como aislante. Las manoplas proporcionan más calor que los guantes.
  • Protégete todo la cara y la cabeza. Evita que el aire frío te entre directamente a los pulmones.
  • Evita hacer ejercicios físicos excesivos, ya que el frío hace una presión extra sobre el corazón y se corre el peligro de sufrir un ataque cardíaco o de hacer daño al organismo.
  • Si no es imprescindible, evita salir a la calle si hace viento y nieva, ya que disminuye la visibilidad.

 

Si tienes que coger el coche:
  • Hay que planificar la salida, conocer la previsión meteorológica de la zona por donde se debe circular, las rutas (especialmente las difíciles, como las carreteras y los puertos de montaña) y ellos lugares donde refugiarse en caso de tormenta (pueblos , refugios, hoteles de carretera, etc).
  • Si has de emprender un viaje hay que llevar en el coche como mínimo: radio, pala, cuerda, ropa de abrigo, alimentos ricos en calorías (chocolate, frutos secos...).
  • Circula por las vías principales y autopistas.
  • Si la ruta es peligrosa vuelve atrás o busca refugio.
  • Procura no viajar solo. Informa alguien sobre tu itinerario y el horario previsto.
  • Es necesario que pongas las cadenas en las ruedas motrices del coche en caso de nieve o de hielo. En este caso elige un lugar que no interrumpa la circulación de los demás vehículos.
  • No adelantes los otros vehículos si las condiciones no son favorables.
  • Lleva el cinturón puesto, los niños deben estar bien sentados en sus sillas.
  • Desconfía de los lugares con sombras, los puentes, los viaductos y de las intersecciones, ya que puede haber hielo.
  • Siempre que sea posible, evita coger el coche, sobre todo si es de noche. Los peligros son más difíciles de detectar.
  • Lleva un teléfono móvil. En caso de emergencia podrás pedir ayuda.

 

Si el temporal te coge dentro del coche:
  • Trata de buscar refugio. Si no encuentras, quédate dentro del coche (los neumáticos actúan como aislante del frío).
  • Si empieza a nevar, conduce con mucha suavidad y lentitud (si es necesario, reduce la marcha). Mantén fuerza separación con los otros vehículos (sobre todo en pendientes).
  • Si las ruedas patinan, desacelera sin frenar.
  • Si nieva, enciende las luces de cruce y las de niebla.
  • Recuerda apagar las de niebla cuando no sean necesarias. La lámpara posterior es muy molesta para el resto de conductores si no llueve fuerte, nieva o hay niebla.
  • Deja la calefacción encendida y la ventana un poco abierta.
  • No te duermes con el motor en marcha.
  • Mantén limpio de nieve el tubo de escape.
  • No emprendas las marcas dejadas por otros vehículos, es mejor avanzar por nieve virgen.
  • Si hay hielo no pises el freno.
  • Inicia la marcha lentamente. Si el vehículo patina, desacelera.
  • Si bajas una pendiente, mantén una distancia superior a la normal.
  • Estate atento a las restricciones o limitaciones de la circulación que puedan decidir las autoridades de tránsito y sus agentes. Respeta los cortes de circulación que se hagan.
  • Sigue constantemente la evolución de la situación meteorológica y de las informaciones sobre el estado de las carreteras mediante una emisora ​​de radio en el coche.

 

Recuerda, en caso de cualquier emergencia:


  • Llama al:
    • 092: Policía Local
    • 112: Emergencias: (Bomberos, Mossos d'Esquadra, Emergencias Médicas)
  • Sigue las instrucciones, recomendaciones y consejos que te den las autoridades de Protección Civil.
  • Si no es estrictamente necesario, no utilices el teléfono (móvil o fijo) para no sobrecargar el servicio. Hay que dejar las líneas libres para los equipos de emergencia o para las personas que puedan necesitar ayuda.
  • Escucha las emisoras de radio y de televisión, especialmente Radio Rubí (99.7 Mhz), para informarte de la evolución meteorológica y de la situación de la ciudad.
  • Si no es imprescindible, no utilices su coche, sobre todo si es de noche. Los peligros son más difíciles de detectar.

Fuente: Generalitat de Catalunya.

 

Otros teléfonos que pueden ser de interés:

¿Te ha resultado útil esta página?

2
1