Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La mirilla de la fauna de Rubí Te sorprenderá la gran cantidad de animales que habitan discretamente el entorno natural de la ciudad. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.png

La mirilla de la fauna de Rubí

Te sorprenderá la gran cantidad de animales que habitan discretamente el entorno natural de la ciudad.

Recopilación de vídeos en los que puedes ver animales tan peculiares como corzos, zorros o tejones. Son bestias que viven en Rubí, muy cerca de nosotros y que no podemos ver con facilidad, pero cuando se sienten tranquilas salen de sus madrigueras y hacen vida alejadas del ruido y el alboroto cotidiano de la ciudad.

Colaboran: @enxampatsalbosc con los vídeos i Rafel Bosch, de Rubí d’Arrel, con los textos.

 

Ardilla (Sciurus vulgaris)

En Cataluña durante la segunda mitad de siglo XX las poblaciones de ardilla aumentaron. Probablemente a causa del progresivo abandono de áreas cultivadas y de la desaparición de la ganadería tradicional que provocaron un aumento de los hábitats forestales. En Rubí la ardilla es abundante en los frondosos pinares de pino blanco que encontramos en los torrentes de Can Roig, Fondo y Can Pi de la Serra. Se trata del único mamífero diurno de la tierra baja, y en este sentido, es fácil verlo especialmente de buena mañana, que es cuando tienen más actividad.

 

 

Corzo (Capreolus capreolus)

Es el cérvido más pequeño que podemos encontrar en Cataluña. A pesar de que el hombre había llegado a extinguirla, es actualmente una especie en pleno auge. Inicialmente, con reintroducciones llevadas a cabo en la vertiente francesa del Pirineo, y también en otros puntos de Cataluña durante los años 70, actualmente habita en gran parte de nuestro territorio. En Rubí se conoce su presencia desde finales de los años 90, pero es a partir de 2015 cuando aumenta su población gracias a la elevada tasa de reproducción. Sin embargo, su alimentación que deja poco rastro, y su comportamiento escondido hacen que a menudo pase desapercibido.

 

 

Jabalí (Sus scrofa)

Es el mayor mamífero silvestre que podemos encontrar en Rubí. Los años 70 se trataba de un animal muy salvaje y escaso. De hecho, en Rubí no había. Desde ese momento varios factores provocaron que fuese aumentando su población de Catalunya, y en los años 80 ya encontramos los primeros indicios de la especie en Rubí. Actualmente su superpoblación supera 4 o 5 veces los que debería haber para evitar un desequilibrio ecológico, que perjudica gravemente a la biodiversidad. Además, el comportamiento cada vez más atrevido hacia las personas hace que ha pasado a ser una especie generadora de multitud de conflictos.

 

 

Tejón (Meles meles)

El tejón es un gran mustélido de cuello corto y grueso y el hocico puntiagudo. Robusto y de pies plantígrados su estructura nos recuerda a un oso pequeño. De hecho, en un principio fue clasificado en la familia de los huesos. Estrictamente nocturno, de día vive en su madriguera llamada tojonera. Tiene una dieta omnívora, lo que le ha llevado a no tener buena prensa entre los campesinos. En Rubí a menudo podemos encontrar sus huellas características en los grandes torrentes del noroeste del término, sobre todo durante el mes de marzo, ya que los machos aumentan sus desplazamientos dado que es el período principal de celo.

 

 

Conejo de bosque (Oryctolagus cuniculus)

Mamífero herbívoro que puede llegar a ser muy abundante, gracias a su elevada capacidad reproductiva, y que habitualmente se refugia y reproduce dentro de madrigueras. Cuando ve o siente un depredador o intuye una amenaza (un ave rapaz, un zorro, una persona u otros) corre levantando la cola blanca. Este comportamiento es interpretado por los demás de su especie como una alerta de peligro y también corren a esconderse.

Puede llegar a convertirse en una plaga, especialmente cuando le faltan depredadores. Así, históricamente ha sido introducido como especie alóctona en otros continentes y se le ha considerado una especie invasora.

 

 

Azor (Accipiter gentilis)

Rapiñar forestal de tamaño medio. Caza aves como la paloma torcaz, paloma doméstica, arrendajo, torcido, y otras, así como pequeños mamíferos como son el conejo de bosque y la ardilla. De alas cortas y anchas, maniobra con mucha agilidad y rapidez volando dentro del bosque entre las ramas para sorprender a sus presas. Esta especie suele hacer el nido en grandes árboles de pinares de las vertientes umbrías. El plumaje del ejemplar del vídeo nos indica que se trata de un individuo joven nacido durante la primavera de 2021. Aunque es escaso, en Rubí representa el gran cazador diurno.

 

 

Arrendajo (Garrulus glandarius) 

El arrendajo es un pájaro de la familia de los córvidos (como el cuervo o la urraca) muy forestal. Todas las especies de esta familia destacan por su inteligencia. De hecho, existen estudios que dicen que saben contar hasta cinco (sumar y restar).

Suele vivir en pequeños grupos de pocos individuos. Es curioso su grito de alerta solidario. Ante un depredador avisa a los compañeros con unos gritos estridentes, tanto es así que la mayoría de las demás especies han aprendido a interpretar correctamente la alarma ya actuar en consecuencia.

 

 

Gato doméstico (Felis catus) 

El más conocido de la familia de los félidos. Fue utilizado inicialmente para el control de ratones y otros animales en casas, aunque en la actualidad es mayoritariamente un animal de compañía.

Sin embargo, su comportamiento independiente y solitario ha favorecido que haya semiasilvestrados, que dependen en parte del hombre, y en el extremo también de salvajes; es decir, que se han independizado por completo y viven totalmente como una especie silvestre. Esto les convierte en un depredador más en el medio natural, que caza y come pequeños roedores, pero también conejos, pájaros, reptiles e invertebrados. De ahí, una de las razones de la importancia de las campañas de esterilización.

 

 

Zorro (Vulpes vulpes)

El zorro es el único cánido que sobrevive en Catalunya (sin contar algún lobo solitario detectado durante la última década). Se trata del carnívoro más abundante en Cataluña. Sus hábitos generalistas y la gran tolerancia a la presencia humana hacen que ocupe todos los hábitats, desde las playas en la alta montaña. Actualmente es considerada una especie cinegética. En el vídeo se identifica un zorro moruno, que tiene gran parte del pelo oscuro casi negro. Esta característica es importante, ya que permite individualizar este ejemplar.

 

 

Garduña (Martes foina)

La garduña o gorjablanco es uno de los carnívoros más frecuentes en el Vallès, aunque pasa muy desapercibida aunque viva cerca del hombre.

A principios del siglo pasado, en Rubí, donde en gran parte del término había viñedos y otros cultivos, la mayoría de la gente de campo desconocía su presencia. Tan sólo cazadores expertos y también los tramperos del noroeste del término la citaban.

Las costumbres estrictamente nocturnas, junto con la gran capacidad trepadora y su reducido tamaño, hacían que cuando entraba en un gallinero o palomar se le atribuyeran a otros carnívoros las consecuencias de sus ataques. ¡Ah! Sólo sus heces, normalmente en forma de interrogante, la delatan.

 

 

Pareja de mirlo (Turdus merula)

Como se ve en el vídeo, en esta grabación nocturna, los mirlos tienen bastante actividad justo antes de hacerse claro y también a última hora de la noche. Las horas crepusculares les facilitan encontrar pequeños invertebrados, que son la parte de proteínas necesarias en su dieta omnívora. Y, lógicamente, cuando deben alimentar una numerosa pulgada.

En el vídeo también podemos distinguir el mirlo (hembra) en primer plano, de color marrón oscuro ligeramente picado en el pecho, y el merlot (macho), completamente negro de plumaje con el pico amarillo.

 

 

Petirrojo (Erithacus rubecula)

Es más pequeño que un gorrión, con el pico delgado y puntiagudo de insectívoro y el pecho anaranjado, características que hacen esta especie fácilmente identificable.

El simpático y confiado petirrojo a menudo se nos acerca y nos sigue por los caminos y senderos de los frondosos bosques. Parece que sepa que tarde o temprano sacaremos el bocadillo y podrá aprovechar los muelles que nos caigan involuntaria o voluntariamente.

 

 

Tudó (Columba palumbus) 

Tan frecuente como es actualmente y tan raro y arisco que eran sólo hace 50 años. La paloma torcaz, que es una especie de paloma gorda y forestal, se ha convertido en uno de los pájaros más comunes de nuestro entorno natural, periurbano e incluso urbano. Hoy no es de extrañar observarlo en los tejados o antenas de los pueblos o ciudades como Rubí, seguramente fruto de su cambio de comportamiento hacia más tolerante con las personas.

Sin embargo, hace 50 años sólo vivía en los encinares más densos y poco frecuentados de las montañas. En el caso de Rubí, en pequeños rincones de hábitat formado por encinas y robles de umbría de las fincas de Can Carreres o Can Barceló.

 

 

Pigote garcero grande (Dendrocopos major)

Sí, pigote, no es un error, sino como lo llamamos en el Vallès. Evidentemente, también podemos llamar pájaro carpintero, nombre utilizado en el resto de Cataluña.

Cuando encontramos una especie que en el nombre científico llamamos «mayor», ya podemos imaginar que normalmente también tendremos el «minor» y quizá el «médium»; por tanto, ya nos está informando de que la pareja que vemos es el mayor de los pigotes garceros de la región y, además, que también hay otras especies más pequeñas como el pigote garcero pequeño, o pigotito.

En esta especie de nuevo el plumaje nos delata el sexo del animal (dimorfismo sexual). Observando los diferentes vídeos, de esta pareja que construye un nido a golpes de pico en el tronco de un pino blanco seco, veremos la hembra con el sombrero todo negro. Por el contrario, el macho luce una mancha roja al final del sombrero en dirección al dorso.

 

 

Gat mesquer / geneta (Genetta geneta) 

El gato almizclero es el único vivérrido que vive en Europa. Fue introducido hace muchos siglos, en el que se ha adaptado perfectamente y actualmente se considera que pertenece a la fauna autóctona. En Rubí la jineta pasa muy desapercibida a causa de sus hábitos nocturnos. Taladra por los árboles con gran facilidad, y sin llegar a ser una especie abundante, es un carnívoro frecuente, aunque gracias a su oído, olfato, y vista muy desarrollados a menudo evita ser descubierta por los humanos.

 

¿Te ha resultado útil esta página?

8
0