Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Ibérico Aunque en nuestro municipio hay vestigios de ocupación humana del Paleolítico o el Neolítico, los primeros núcleos de población estable y continuada son de época ibérica, entre los siglos V y I aC. https://www.rubi.cat/es/rubi-ciudad/historia-1/patrimonio/iberico/@@images/image/preview

Ibérico

Aunque en nuestro municipio hay vestigios de ocupación humana del Paleolítico o el Neolítico, los primeros núcleos de población estable y continuada son de época ibérica, entre los siglos V y I aC.

Los poblados íberos vivían en espacios elevados, con buena visibilidad y defensa, y cerca del agua, elemento vital para la vida cotidiana. Los íberos que habitaron Rubí, que pertenecían al grupo de los laietans, se establecieron en las colinas de Can Fatjó y en la zona donde está el Castillo, rodeados por dos torrentes que desembocaban en el arroyo: el torrente de las Abejas y el torrente de Can Xercavins.

Los elementos íberos más representativos de nuestro municipio son los siguientes:

 

Yacimiento del Castillo


Fecha: Época ibérica, romana y medieval

Ubicación: Lado oeste de la riera de Rubí

Función actual: Museo y parque

Los restos arqueológicos de este yacimiento se han encontrado en diferentes zonas. Por un lado, en el barrio de la Plana del Castillo y, por otro, en el asiento de la colina del Castillo.

Uno de los descubrimientos más interesantes, en la terraza norte del Castillo, es un muro y un pozo al lado, quizás el más antiguo de Cataluña, con un importante lote de cerámicas griegas del s. V y IV aC, además de barro cartaginesa y ibérica, mucha de la cual es hecha a mano.

Un silo del asiento del Castillo, fechada en el siglo IV, se exhibe in situ en la sala de exposiciones temporales del Museu Municipal Castell (MMUC).

 

Quemador de perfumes ibérico


Fecha: Siglos IV-II aC

Ubicación: Museu Municipal Castell (MMUC). Es una reproducción del original, custodiado en el Museo Arqueológico de Cataluña.

Función actual: Expositiva/simbólica/histórica

cremadors_de_perfums_iberic-rubi_identitat_editora_21_3_1.jpgEsta figura de terracota la encontró el investigador local Joan Roura a principios del s. XX en una colina entre el camino viejo de Castellbisbal y el de Can Xercavins.

Se trata de una cabeza femenina con una corona de frutos y espigas, dos aves enfrentadas entre ellas tres objetos esféricos, una diadema en la parte inferior y una especie de kàlathos1 en la parte superior, donde se debían quemar las primicias de las cosechas o sustancias aromáticas.

El original se encuentra en el Museo de Arqueología de Cataluña, pero se puede ver una réplica en el Museo Municipal Castell (MMUC).

1El Kalathos es un vaso en forma de sombrero de copa invertido. En este caso nos referimos a la parte superior de la pieza.

 

 

Horno Ibérico


Fecha: Ca. II-I aC

Ubicación: Vertiente este del yacimiento de Can Fatjó

Función actual: Simbólica/histórica

forn_iberic_editora_21_2_1.jpgLos hallazgos arqueológicos de época ibérica que se han hecho en la zona de Can Fatjó y en el Castillo son los primeros indicios claros de una ocupación de carácter colectivo y estable.

Joan Roura y Esteve (1882-1937), maestro de obras de profesión pero aficionado a la arqueología, colaboró con importantes arqueólogos de la época en las excavaciones de Can Fatjó, a raíz de las obras de la vía del tren eléctrico en 1918. Sin embargo, no fue hasta 1925 cuando encontró, junto a la vía del tren en dirección a Terrassa, un horno de cerámica de época ibérica en la ladera este del yacimiento.

Por los fragmentos de cerámica de la época que se han recogido, se podría datar entre mediados del siglo II aC y principios del siglo I aC.

 

Estela funeraria


Fecha: Ca. IV-II aC

Ubicación: Museo Municipal Castillo (MMUC). Es una reproducción del original, custodiado en el Museo Arqueológico de Barcelona.

Función actual: Expositiva/simbólica/histórica

Aunque aún no se ha encontrado la necrópolis en el yacimiento de Can Fatjó, se sabe que debía haber una por el hallazgo de esta famosa estrella, que podría ser funeraria. Se trata de un monolito con forma alargada de piedra arenisca, decorado con grabados muy primitivos, tres franjas de lanzas con punta en forma de hoja.

Actualmente, la estrella está en el Museo Arqueológico de Barcelona, aunque en el Museo Municipal Castell hay una réplica de yeso.

¿Te ha resultado útil esta página?

0
0