Usted está aquí: Inicio / Noticias / Un incendio en un parking comunitario obliga a desalojar a 16 familias en Ca n'Alzamora

Un incendio en un parking comunitario obliga a desalojar a 16 familias en Ca n'Alzamora

El fuego se originó en uno de los vehículos que estaba estacionado en este aparcamiento que comparten los vecinos de 4 bloques de viviendas.
Publicat el: 23/10/2009

Ayer jueves, 22 de octubre, se produjo un incendio en un aparcamiento situado en la calle Països Catalans, en la zona del Park Sedó del barrio de Ca n'Alzamora. La policía local de Rubí recibió el aviso hacia las 17.20 h de la tarde.<br /><br />Cuando llegaron los primeros agentes, comprobaron que se trataba de un vehículo en llamas que se encontraba situado en un parking comunitario que tiene el acceso por la calle Frederic Rahola. Este parking corresponde a 4 inmuebles situados en los números 14, 16, 18 y 20 de la calle Països Catalans, donde hay una puerta de acceso a pie al parking en cada portería.<br /><br />Con motivo del incendio, estos agentes procedieron a desalojar a los vecinos de un total de 16 viviendas (cuatro viviendas por cada uno de los cuatro bloques afectados). En aquellos momentos, el humo salía por los respiraderos del parking que se introduce hacia las viviendas y zonas comunitarias. Como consecuencia, uno de estos agentes sufrió una leve intoxicación por inhalación de humo y tuvo que ser atendido posteriormente por una ambulancia del equipo de bomberos. <br /><br />Los agentes locales procedieron a acordonar la zona, cerrar todos los accesos al parking y facilitar así las tareas de extinción a los bomberos.<br /><br />El vehículo en el que parece ser que se originó el fuego quedó calcinado en su totalidad.<br /><br />El fuego afectó a las tuberías de agua, conducciones eléctricas y bajantes de las cuatro comunidades. También se produjeron daños en el techo y parte de los ladrillos cayeron al suelo, con afectaciones por humo y calor en todo el recinto y en varios vehículos estacionados en la zona.<br /><br />Los vecinos fueron trasladados a una sala que se habilitó en un establecimiento hotelero próximo hasta que el personal técnico inspeccionó el edificio y verificó que no se habían producido daños en la estructura de los inmuebles. Por este motivo, la mayoría de las familias pudieron volver a casa la mismo noche, a excepción de cuatro familias que sí sufrieron daños en las instalaciones de agua y luz en sus viviendas, que se espera que puedan volver a casa una vez se arreglen los desperfectos.<br /><br />Aparte de agentes locales y bomberos, en la actuación participaron técnicos de protección civil, tres camiones de bomberos y dos ambulancias.<br />

  • Compartir