Usted está aquí: Inicio / Noticias / Restricción de paso en la calle Monturiol

Restricción de paso en la calle Monturiol

Se prohíbe el paso de vehículos de más de 3,5 tn a toda la calle Monturiol desde el paseo del Ferrocarril hasta la calle Cervantes
Publicat el: 19/09/2006

A la espera de que empiecen las obras de reparación del colector de la calle Monturiol, el Ayuntamiento de Rubí ha decidido prohibir el paso de vehículos de peso superior a 3,5 toneladas por toda la calle entre el Paseo del Ferrocarril y la calle Cervantes. También se prohíbe el acceso de estos vehículos desde las calles Virgen de Fàtima, Prim y Murillo. Sólo se permitirá el acceso de vehículos pesados hasta 7,5 toneladas por la calle Abat Escarré pero queda prohibido utilizar esta calle para entrar a Monturiol. <br /><br />Para impedir físicamente el acceso de los vehículos pesados a la zona afectada por la prohibición, el Ayuntamiento instalará en las próximas horas unos bloques de plástico que dejarán un espacio de paso que sólo permitirá la circulación de turismos y pequeños camiones y furgonetas. Esta prohibición no afecta a los turismos y tampoco supondrá la supresión de los aparcamientos existentes. <br /><br />A lo largo del fin de semana, el consistorio también ha hecho los cambios necesarios para evitar el paso de transporte público y de basuras por el tramo entre las calles Virgen de Fàtima y Cervantes. Los contenedores de basura de la calle Monturior/Virgen de Fàtima se han trasladado hasta la calle Cervantes/Cal Gerrer, mientras que los que están ubicados en la calle Monturiol/Paseo del Ferrocarril se han cambiado a la calle Abat Escarré, junto al edificio Universo. <br /><br />Por otro lado, el Ayuntamiento ha comunicado a la empresa Barcisa que realiza obras en la calle Monturiol, que las pare hasta el martes. A partir de este día sólo se le permitirá hacer trabajos de reforzamiento y construcción de tabiques pluviales para garantizar la impermeabilidad de los edificios colindantes. <br /><br />Todas estas medidas se aplican como consecuencia de la inspección en el colector que se ha hecho este fin de semana tras las fuertes lluvias que el pasado martes registraron en Rubí un máximo de 204 litros por metro cuadrado. La inspección ha concluído que el estado del colector ha empeorado en algunas zonas de la calle, hecho que ha llevado al Ayuntamiento a actuar preventivamente hasta el inicio de los trabajos de reparación del tramo entre el paseo del Ferrocarril y Cervantes que empezarán en un plazo aproximado de 2 meses. <br /><br />La Alcaldesa, Carme García, ha explicado que “el colector hace años que se encuentra en mal estado y las lluvias de estos días no han ayudado. Esperamos iniciar las obras en unos 2 meses y una vez que empiecen serán complicadas dado que los pisos están muy cerca y las molestias a los vecinos pueden ser importantes”. García ha informado que el lunes los vecinos recibirán un escrito informándolos de todos los cambios de circulación y las razones por los cuales se hacen y ha adelantado que “el contacto con todos ellos será continuo hasta el inicio de las obras y mientras estas duren”.

  • Compartir