Usted está aquí: Inicio / Noticias / Las escuelas de Rubí consiguen un ahorro neto de 45.250 euros gracias al proyecto 50/50

Las escuelas de Rubí consiguen un ahorro neto de 45.250 euros gracias al proyecto 50/50

Los centros educativos recibirán la mitad del ahorro conseguido en forma de subvención directa
Publicat el: 29/10/2013
Las escuelas de la ciudad han logrado durante el curso 2012-2013 un ahorro neto de 45.250,91€ gracias al proyecto Euronet 50/50, impulsado por el Ayuntamiento de Rubí. En el marco de esta iniciativa, los centros educativos se comprometen a reducir su gasto energético, mientras el consistorio devuelve la mitad del ahorro conseguido en forma de subvención directa. La otra mitad del dinero lo invertirá el Ayuntamiento en proyectos de eficiencia energética para seguir aumentando el ahorro en los centros educativos.

El proyecto Euronet 50/50 ha contado con la participación de once de las trece escuelas públicas de Rubí. La mayoría de ellas han conseguido una importante reducción del gasto que, en total, representa un ahorro neto de 45.250,91€.

El Ayuntamiento ya ha iniciado los trámites para que las escuelas obtengan las subvenciones directas contempladas en el proyecto entre los meses de diciembre y enero, de forma que ya puedan utilizarlas a principios del año próximo. Las ayudas ascenderán a un total de 28.684,93€.

A pesar de que los resultados presentados se corresponden con el curso 2012-2013, en realidad se han producido en sólo ocho meses, puesto que el proyecto se inició en enero. Por lo tanto, todo hace prever que el ahorro que se conseguirá durante este nuevo curso será mucho más grande. Además, a partir del 2014 todas las escuelas entrarán en el programa de monitorización de edificios incluido en el Paquete de medidas extraordinarias de lucha contra la crisis, cosa que les permitirá controlar a tiempo real su consumo energético de electricidad, agua, gas y gasóleo. Esta información es muy útil como herramienta de eficiencia energética, puesto que permite tomar conciencia de qué comportamientos provocan mayor gasto de energía y, por lo tanto, ayuda a ponerles remedio.

El proyecto Euronet 50/50 arrancó en Rubí a principios de año con la creación de un equipo energético en cada centro educativo formato por un representante del servicio de Educació del Ayuntamiento, profesores, alumnos, miembros del AMPA, personal de comedor y del servicio de limpieza y el conserje de la escuela, asesorados por los técnicos del proyecto Rubí Brilla. La función de este equipo ha sido hacer seguimiento del proyecto y calcular los ahorros conseguidos. También se creó la figura del responsable energético, que es un alumno de cada clase encargado de comprobar que todas las luces están apagadas cuando finaliza la jornada escolar o que los aparatos electrónicos no quedan en stand-by, entre otros. Precisamente en el marco del proyecto se han establecido protocolos en cuanto a encendido y apagado de luces y aparatos, se ha regulado también el horario de la calefacción (esta es una de las medidas que ha dado mejores resultados, puesto que la calefacción representa un 60% del total del gasto energético), se han eliminado puntos de luz innecesarios, se ha controlado el agua para detectar posibles escapes y se han hecho aislamientos en puertas y ventanas. Por otro lado, se ha buscado la implicación directa de los alumnos mediante la exposición de paneles que recogen el desarrollo del proyecto.

Los resultados del proyecto Euronet 50/50 se han presentado este martes en rueda de prensa a la Escuela Pau Casals, uno de los centros que ha desarrollado con éxito la iniciativa. Su director, Josep Bautista, ha declarado que la comunidad educativa se ha volcado en el proyecto “no sólo por los beneficios económicos sino también por el que supone de trabajo pedagógico”. Un aspecto que también ha destacado la alcaldesa, Carme García Lores: “El proyecto 50/50 representa un ahorro económico pero también concienciación [...]. En muchas ocasiones, los niños acaban ayudando a las familias a cambiar sus hábitos”.

El proyecto 50/50 acabará a finales del 2015. En noviembre de cada año se calculará el ahorro logrado a todos los centros y, en diciembre, el Ayuntamiento aprobará la subvención directa en las escuelas, tal y como ha pasado este 2013.

La metodología en la que se basa el proyecto Euronet 50/50 nació en Hamburgo en 1994. En estos momentos, participan en esta iniciativa nueve países europeos, entre ellos España. La Diputación de Barcelona coordinó una prueba piloto de esta iniciativa en varios municipios de la provincia. En nuestra ciudad, se ha apostado de manera muy decidida por el proyecto trayéndolo a once de las trece escuelas públicas del municipio y optimizando tanto la metodología como los beneficios para la escuela. Así, en el caso de Rubí, el 50% del ahorro se vuelve a invertir en el centro educativo, aspecto que el proyecto inicial europeo no contemplaba.

Después de estos primeros meses de aplicación en Rubí, algunas de las escuelas que encara no han participado en el proyecto han manifestado su voluntad de hacerlo. Entre ellas, algunos centros concertados que podrían aplicar medidas de ahorro energético con el asesoramiento del equipo de Rubí Brilla.
  • Compartir