Usted está aquí: Inicio / Noticias / El Ayuntamiento reduce el número de vehículos abandonados en la calle

El Ayuntamiento reduce el número de vehículos abandonados en la calle

Publicat el: 15/07/2005
De los 300 vehículos abandonados que se encontraban en las calles de Rubí a mediados del mes de junio, en estos momentos sólo quedan 160 y se prevé que este número se reduzca a finales de mes hasta 50 vehículos.

Esta última cifra estaría dentro de la media registrada en el resto de poblaciones vecinas y la que puede soportar una ciudad con un parque de vehículos y aparcamientos como Rubí. Esta importante reducción se ha logrado gracias a una intensa campaña de vigilancia y detección de vehículos abandonados por parte de la policía local y al acuerdo firmado recientemente con el Ayuntamiento de Barcelona para disponer de 25 plazas en un depósito situado en Can Estapé, en el término municipal de Catellbisbal. Los vehículos que la policía local traslada hasta este recinto se retiran cada 50 días. Esto permite la entrada de nuevos vehículos, hasta la cantidad de 600 al final del año.

Retirar un vehículo en estado de abandono en la vía pública es un proceso lento. En primer lugar hay que constatar que el vehículo ocupa el mismo lugar durante un plazo de tiempo no inferior a los 16 días. Posteriormente, se inician los trámites para localizar el propietario y se da un plazo de 15 días más antes de proceder a la publicación de un edicto previo a la retirada del vehículo que se deposita en Can Estapé cuando se dispone de plaza libre.

61 vehículos pendientes de decisión judicial durante 10 años

A parte de los vehículos abandonados en la calle, en las dependencias de la policía local de Rubí había hasta el pasado mes de junio 61 vehículos en disposición judicial procedentes de robos o de acciones que requerían la intervención de la justicia. Estos vehículos han pasado en este depósito una media de 10 años. Dado que la tasa diaria de mantenimiento de un vehículo en estas dependencias policiales es de 6 € diarios, el Ayuntamiento ha dejado de ingresar por el mantenimiento de estos vehículos en espacio público unos 222.650 €.

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno y la reestructuración de la policía local se iniciaron diligencias con los diferentes juzgados relacionados con los procesos que afectaban a cada uno de estos vehículos. Los resultados se han visto hace pocas semanas con resoluciones que han permitido desprecintar 57 de los 61 vehículos para iniciar el trámite de desguace y enviar los 4 restantes al depósito de Can Estapé.
  • Compartir