Usted está aquí: Inicio / Noticias / Constituido el consorcio de la B-30 bajo la marca Catalonia Innovation Triangle (CIT)

Constituido el consorcio de la B-30 bajo la marca Catalonia Innovation Triangle (CIT)

El CIT es una alianza estratégica de los ayuntamientos de Rubí, Cerdanyola y Sant Cugat que persigue conseguir la excelencia y la competitividad de las empresas.
Publicat el: 13/02/2008

El Triángulo de Innovación de Catalunya (CIT) ya tiene las bases puestas tras la constitución del Consorcio de la B-30. Los alcaldes de Cerdanyola y Sant Cugat, Antoni Morral y Lluís Recoder, y la alcaldesa de Rubí, Carme García, lideran esta alianza estratégica que persigue conseguir la excelencia y la competitividad de sus empresas, sumando las potencialidades de cada una de estas tres ciudades donde viven cerca de 200.000 personas, trabajan más de 90.000, estudian más de 50.000 alumnos y se genera el 3% de la actividad económica de Catalunya con la presencia de más de 10.000 empresas. <br /><br />La finalidad del Consorcio municipal pasa, por un lado, por impulsar el crecimiento económico con el objetivo de atraer nuevas actividades y con la voluntad de convertirse en uno de los corredores europeos de excelencia empresarial. Un segundo objetivo que persigue es la de mejorar la calidad de vida de las personas favoreciendo la creación de más y mejores puestos de trabajo y consolidando un entorno respetuoso con el medio ambiente. La tercera voluntad manifiesta que expresa esta alianza es la de impulsar la calidad en la prestación de servicios a los polígonos y parques empresariales, en las infraestructuras, la movilidad y la señalización del territorio con una marca propia. Finalmente, el Consorcio apuesta claramente por la cooperación entre las instituciones del conocimiento, las empresas y las diversas administraciones ayudando a generar un clima favorable en el aprendizaje continuo, la búsqueda y la investigación, así como en la calidad de vida. <br /><br />Prueba de esta tercera voluntad, en la mesa presidencial desde donde se han hecho los diferentes parlamentos ha participado, en representación del mundo empresarial, el director de la empresa rubinense FICOSA, Josep Maria Pujol, y, en representación de la universidad, el vicerrector de la UAB, Jordi Marquet. <br /><br />Todos los alcaldes han coincidido en señalar que la administración ha puesto la primera piedra para hacer funcionar el CIT llegando a un acuerdo y poniendo al alcance del resto de agentes implicados un espacio de trabajo. En este sentido, el alcalde de Cerdanyola, Antoni Morral, se ha referido a la constitución del Consorcio como “un punto de partida que nos obliga a abrir puentes para configurar espacio de diálogo y gobernabilidad”. Por su parte, el alcalde de Sant Cugat, ha incidido en la importancia de hacer “las cosas bien para ser competitivos. Mejor sumando que de forma individualizada”. <br /><br />La alcaldesa de Rubí, Carme García, ha pedido que el CIT no sea sólo la suma de las tres administraciones locales impulsoras del proyecto, sino que se abra a otros municipios y haya un compromiso de trabajo y aportaciones por parte de los empresarios y sindicatos. “Trabajaremos juntos para pedir más y mejores infraestructuras, más inversiones en el territorio, pero también necesitaremos el compromiso por parte de empresarios y sindicatos, de más inversiones en I+D por parte de las empresas, más trabajo de calidad y no precario, y más formación para los trabajadores”, ha apuntado. <br /><br />Durante su intervención, Jordi Marquet, se ha mostrado convencido de que el CIT reúne las condiciones necesarias para que se pueda convertir en una región innovadora. “Tenemos universidad y un entorno tecnológico de innovación, empresas y administraciones que apoyan”, ha explicado. <br /><br />El director de FICOSA ha calificado la iniciativa de reto “en un mundo global y competitivo donde quien no sea excelente no tendrá futuro”. Pujol ha manifestado que el Consorcio dispone de universidad, parque tecnológico e industrias punteras, elementos necesarios por lograr el éxito y ha añadido que “si somos capaces de convertir ésto en una realidad, el futuro es nuestro”. <br /><br />Josep Maria Pujol ha aprovechado el púlpito para manifestar su opinión sobre el paso del tren de alta velocidad por el Vallés: “Es un error que no pase, le comenté el otro día al alcalde Hereu en un encuentro con empresarios, y lo reitero. Barcelona es prisionera del mar y de las montañas y su salida está precisamente en este eje (B-30)”. Este deseo de disponer de estación de pasajeros en el Vallés ha sido posteriormente ratificada por la alcaldesa de Rubí que se ha mostrado convencida de que “finalmente seguro que tendremos el AVE en el Vallés”.

  • Compartir