Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Campaña municipios social y ambientalmente sostenibles. Una iniciativa de política energética municipal https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Campaña municipios social y ambientalmente sostenibles. Una iniciativa de política energética municipal

El proyecto Rubí Brilla, dentro de su ambición de ser referente entre los municipios en temas energéticos, tiene voluntad de trascender la ciudad de Rubí. Que las políticas energéticas que impulsa, sean referentes y sean aplicadas a otras ciudades y municipios. Es por ello que apoyamos explícito a la campaña "Municipios social y ambientalmente sostenibles. Una iniciativa de política energética municipal." que pretende, en el marco de las próximas elecciones municipales, que los candidatos y candidatas a los Alcaldes se comprometan a sacar adelante un sencillo listado de 14 medidas concretas para avanzar hacia un nuevo modelo energético.

Precisamente Rubí Brilla ha sido uno de los modelos de inspiración de las medidas que propone el manifiesto.

Es por ello que apoyamos el siguiente manifiesto. Literal del manifiesto:

Manifiesto

Para un municipio energéticamente sostenible

Queremos un (nombre del municipio) que avance hacia un nuevo modelo energético.

El modelo energético actual está provocando graves problemas que se manifiestan tanto en el ámbito global como a nivel local. A los conocidos problemas ambientales, como el calentamiento global o la contaminación atmosférica, se unen cada vez más problemas sociales y económicos como el preocupante incremento de las familias que no disponen de un acceso adecuado a la energía o la falta de transparencia e información de los mercados energéticos.

Los precios de la energía se incrementan debido al progresivo agotamiento de los combustibles fósiles que, unido a la altísima dependencia energética de España y aún más elevada en Cataluña (alrededor de un 95% de la energía que consumimos proviene de otros países) y al hecho de que la energía representa un elemento transversal en la economía y el desarrollo social, hacen necesaria una transformación urgente del modelo energético que se debe emprender a todos los niveles.

El sistema energético debe transitar desde un modelo basado en un consumo desmesurado de recursos, basado en los combustibles fósiles y la energía nuclear, hacia un modelo basado en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables.

Por suerte, en los últimos años la evolución de estas últimas ha sido fulgurante, lo que nos permite el cambio de modelo energético a precios inferiores a los que pagamos actualmente.

Las administraciones municipales no pueden ni deben permanecer ajenas a este cambio. Son las administraciones públicas más cercanas a la ciudadanía y por ello son las primeras que deben jugar un papel ejemplificativo y informativo. Por otra parte, todas las administraciones públicas, en particular las municipales, son gestoras de un enorme patrimonio y tienen unos gastos crecientes en materia de energía. Gastos, en muchas ocasiones, carentes de una correcta gestión. Existe un gran potencial de generar ahorros importantes que pueden destinarse a usos más adecuados.

Las administraciones locales deben utilizar los recursos que tienen a su disposición para garantizar, dentro del marco de sus competencias, una transición ordenada hacia un modelo social, ambiental y económico sostenible, en el que la energía, el urbanismo , la educación, el empleo y la protección social deben jugar un papel destacado.

Por todo ello, los firmantes de este manifiesto adquirimos los siguientes COMPROMISOS para los próximos cuatro años:

I. Compromisos de planificación estratégica:

El Plan de Acción Municipal (PAM) tendrá como ejes vertebradores la sostenibilidad social, ambiental y el nuevo modelo energético, porque impregne toda la organización municipal y todas las políticas locales. Orientado a reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050 gracias a la eficiencia energética, el uso de energías renovables y un urbanismo centrado en la accesibilidad y de baja intensidad energética.

Elaborar, a corto plazo, un Plan de Acción de Energía Sostenible (PAES): diagnosis energética, establecimiento de indicadores y priorización de acciones de nula o baja inversión con mayor potencial de ahorro energético. El PAES incluirá todos los sectores del municipio, no sólo la administración local: entorno urbano, movilidad, instalaciones municipales, sectores doméstico, comercial, industrial y primario.

II. Compromisos de acciones a desarrollar:

  1. Desarrollar campañas de sensibilización, formación y fomento de la cultura energética en todos los sectores de la ciudad (doméstico, comercial, industrial, primario) mediante actos públicos, talleres, jornadas, cursos y congresos.
  2. Contratar la energía eléctrica municipal con garantía de origen 100% renovable.
  3. Establecer un equipo de trabajo transversal para la elaboración, ejecución y seguimiento de los planes estratégicos (PAES y PAM).
  4. Facilitar la obtención de forma regular de los datos energéticos y económicas necesarias para su gestión: indicadores de eficiencia y eficacia, transformación de coste en inversión, cálculos de amortización, etc.
  5. Diseñar e implantar acciones de eficiencia energética en las instalaciones municipales priorizando cambios de hábitos para eliminar los derroches en el consumo. Parte o la totalidad de los ahorros conseguidos por cambio de hábitos se invertirá en nuevas medidas de eficiencia energética priorizando acciones que generen grandes ahorros a corto plazo. Ejemplo: monitorización de equipamientos municipales (electricidad, agua y combustibles).
  6. Implantar el proyecto 50/50 de eficiencia energética en los centros educativos, probada herramienta de ahorro y educación ambiental, consistente en devolver el 50% de los ahorros en la escuela, mediante subvención directa ya decidir conjuntamente - entre el ayuntamiento y la escuela - como reinvertir la otra mitad en nuevas medidas de ahorro, eficiencia y renovables en el mismo centro educativo.
  7. Aplicar medidas de lucha contra la pobreza energética: talleres de formación en eficiencia energética y facturas a trabajadores sociales y familias, difusión y tramitación del bono social, pequeñas inversiones en mejoras de aislamientos e instalaciones, etc.
  8. Diseñar y ejecutar todas las construcciones u obras municipales con criterios de consumo de energía casi nulo (eficiencia energética, gestión inteligente y uso de energías renovables).
  9. Implementar acciones de movilidad sostenible: fomento del transporte público, uso de vehículos sostenibles (bicicletas, vehículos eléctricos o propulsados ​​por hidrógeno ...), retorno de la calle el peatón, sistemas de agregación de la demanda de movilidad (car-sharing, car-pooling , transporte a demanda, etc).
  10. Diseñar un plan para sustituir gradualmente todo el parque móvil municipal (transporte público y vehículos municipales) para vehículos eléctricos cargados con electricidad de procedencia renovable (fotolineres o similares). No se adquirirán nuevos vehículos públicos propulsados ​​por motores de combustión, salvo casos muy justificados.
  11. Establecer medidas fiscales de fomento de la eficiencia energética y las energías renovables: bonificaciones en ordenanzas fiscales para proyectos de autoconsumo, rehabilitación energética, construcción sostenible, vehículos eléctricos, sistemas de gestión y agregación de la demanda de transporte, etc.
  12. Revisar las ordenanzas municipales para eliminar las trabas administrativas innecesarias que pudieran dificultar la instalación y posterior operación de sistemas de autoconsumo energético a partir de energías renovables.


Fecha y firma:

URL de la web de la campaña:

https://municipissostenibles.wordpress.com

¿Te ha resultado útil esta página?

0
0