Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Unos 250 abonados se quedan sin suministro de agua como consecuencia de una avería La calle Orso, una de las vías afectadas, ha quedado cortada a la circulación debido a los desperfectos que ha sufrido la calzada. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Unos 250 abonados se quedan sin suministro de agua como consecuencia de una avería

La calle Orso, una de las vías afectadas, ha quedado cortada a la circulación debido a los desperfectos que ha sufrido la calzada.
El mal funcionamiento de una válvula de regulación generó anoche una sobrepresión de agua que ha provocado diferentes reventones en 3 tuberías de la red, provocando desperfectos en la vía pública. Los tramos afectados son la calle Orso entre las calles Pau Claris y Prat de la Riba, la confluencia entre las calles Sant Sebastià y Sant Joan; la calle Joan Maragall, entre las calles Bartrina y Víctor Balaguer, y la calle de Juan Ramón Jiménez, entre las calles Bartrina y Dante.

Como consecuencia de esta avería, unos 250 abonados se quedaron sin suministro de agua ayer por la noche. El grupo más importante, aproximadamente unos 150 abonados, se concentra en la zona de la calle Sant Sebastià, que ya vuelven a tener suministro, igual que el medio centenar de la calle Joan Maragall. Es previsto que a lo largo del día se restablezca el servicio para el resto de abonados afectados.

En estos momentos, técnicos de Sorea, con la colaboración de la Brigada de Obras del Ayuntamiento, están trabajando para poder reparar las averías y, de esta manera, restablecer la totalidad del servicio. Anoche, agentes de la Policía Local de Rubí acudieron al lugar para regular la circulación en los tramos afectados y avisar a los propietarios de los vehículos que estaban aparcados en estas zonas para que los pudieran retirar.

Afectación viaria
Como consecuencia de los daños que esta avería ha provocado en la vía pública se ha cortado la circulación en la calle Orso entre las calles Pau Claris y Prat de la Riba. La calzada de la calle Sant Sebastià también ha quedado dañada, pero la afectación vial es mínima, ya que actualmente circulan pocos vehículos a causa de las obras que se están haciendo en la plaza del Doctor Guardiet. Por último, en la calle Joan Maragall sólo ha resultado afectada la acera, por lo que se puede circular con normalidad por esta vía.