Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Unas 8.000 personas reciben a Melchor, Gaspar y Baltasar en el Escardívol La Policía Local estima que más de 30.000 rubinenses han seguido la cabalgata por las calles de la ciudad. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Unas 8.000 personas reciben a Melchor, Gaspar y Baltasar en el Escardívol

La Policía Local estima que más de 30.000 rubinenses han seguido la cabalgata por las calles de la ciudad.
Los Reyes Magos de Oriente han llegado esta tarde al Escardívol rodeados de una gran expectación. Los esperaban cerca de 8.000 rubinenses, entre ellos la alcaldesa de Rubí, Carme García.

El Mag Rubisenc ha consultado su telescopio para saber en qué punto del camino se encontraban Sus Majestades. Ha sido entonces cuando se ha dado cuenta de que la estrella mágica, la que tenía que guiar a Melchor, Gaspar y Baltasar hasta Rubí, tenía problemas. Para dar fuerza al cometa y conseguir que los tres de Oriente pudieran llegar a la ciudad, el Mag Rubisenc, acompañado de su ayudante Melquíades, ha invocado a los planetas del sistema solar.

A medida que los ha ido llamando, con la ayuda del público asistente, los diferentes planetas (de 3 metros de diámetro cada uno) han ido apareciendo en el escenario, creando un planetario iluminado. Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Plutón han aportado color al escenario del Escardívol, colocándose a diferentes alturas, que han oscilado entre los 10 y los 30 metros.

La ayuda de los planetas ha sido clave para que la estrella mágica tuviera fuerza para guiar a Sus Majestades hasta la ciudad. Después de que el Mag Rubisenc haya pronunciado las palabras mágicas, Melchor, Gaspar y Baltasar han hecho acto de presencia en el Escardívol, rodeados de luz, humo y música.

La alcaldesa, Carme García, les ha dado la bienvenida diciéndoles que 'estos, sin duda, son momentos mágicos, llenos de ilusión para todos y, especialmente, para los más pequeños. Son momentos -como ha dicho Carme García- que nos hacen olvidar, por unas horas, las dificultades por las que atraviesan algunas familias de la ciudad'. Es por ello que la alcaldesa les ha pedido, una vez más, 'salud y trabajo para todos'. También ha pedido 'una ayuda extra para poder superar rápidamente este bache y, así, hacer del 2011 un buen año para las personas que viven en Rubí'. Carme García también ha dicho, en su discurso, que se siente 'muy orgullosa de los niños y las niñas de Rubí, porque han sido buenos y quieren mucho a sus padres, abuelos, hermanos, tíos y amigos. Por este motivo -según la alcaldesa- los niños y niñas de Rubí se merecen que se hagan realidad todos sus deseos'.

La alcaldesa ha entregado las llaves de la ciudad a los Reyes Magos para que esta noche puedan entrar en todas las casas y dejar los regalos. Melchor ha sido el encargado de dirigirse a los rubinenses. Su Majestad ha explicado que están convencidos de que 'este año los niños de Rubí se han portado bien o, al menos, lo han intentado, haciendo caso a los padres y madres, abuelos y abuelas, y tíos y tías'. El rey blanco también ha asegurado que mañana por la mañana los rubinenses encontrarán todos los regalos en su casa y ha destacado la importancia de ir a dormir temprano y dejar algo de comida y agua para los Reyes y los pajes para que reúnan fuerzas para repartir regalos durante la noche.

Al igual que el año pasado, tanto la llegada de los Reyes Magos como los discursos de la alcaldesa y del Rey Melchor han sido traducidos simultáneamente al lenguaje de signos.

Más de 30.000 personas en la cabalgata

Los fuegos artificiales han dado por terminados los parlamentos y, posteriormente, los reyes se han dirigido a sus carrozas para iniciar el recorrido de la cabalgata. En total, la comitiva real ha estado formada por 7 carrozas (las de los tres Reyes de Oriente, la del Mag Rubisenc, la del Cartero Real, otra con todas las cartas recogidas en la ciudad y una última llena de regalos). Los 7 planetas que han ayudado a la estrella mágica a guiar a los Reyes hasta Rubí han presidido cada una de estas carrozas.

Sus Majestades han contado con la ayuda de unos ochenta pajes y antorcheros a lo largo de todo el recorrido, que se ha iniciado en el Escardívol y ha finalizado en la plaza Pere Aguilera, como consecuencia de las obras que se están haciendo en la plaza del Doctor Guardiet. La Policía Local estima que entre 30.000 y 34.000 personas han seguido la cabalgata de los Reyes Magos.

Durante la cabalgata, reyes y pajes han repartido unas 5 toneladas de caramelos sin gluten, aptos para celíacos, como se ha hecho en los últimos 3 años. Además, este 2011 el Ayuntamiento se ha adherido a la campaña 'Ningún niño sin caramelos', promovida por la Asociación de Celíacos de Catalunya.

Voluntarios de Protección Civil
La Cabalgata de este año ha sido el primer evento en el que han participado los miembros de la Asociación de Voluntarios y Voluntarias de Protección Civil de Rubí, constituida el pasado mes de diciembre. Los agentes han llevado a cabo tareas de apoyo para garantizar el correcto desarrollo de la programación.