Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Unas 600 personas participan en la primera edición de la Feria del Día de la Tierra Las visitas a varias masías rubinenses y los cursos de cocina a pie de huerto han sido dos de las actividades con más acogida https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Unas 600 personas participan en la primera edición de la Feria del Día de la Tierra

Las visitas a varias masías rubinenses y los cursos de cocina a pie de huerto han sido dos de las actividades con más acogida
Los actos para conmemorar el Día de la Tierra en Rubí han sido todo un éxito. Cerca de 650 personas han participado en las múltiples actividades que se han organizado en la ciudad y unas 600 más han paseado por la 1ª edición de la Feria del Día de la Tierra.

Dos charlas dieron el pistoletazo de salida al programa de actos. Una treintena de personas se reunieron en el Celler para oír las explicaciones de Núria Julià, que habló de su investigación para la elaboración del libro El secret de les vinyes. Un passeig per la història, y para conocer el origen de los Topónimos de la ciudad, de la mano de Rubí d’Arrel.

Una cuarentena de rubinenses quisieron aprovechar la oportunidad de aprender a hacer horticultura, gracias a los cursos de iniciación al huerto y de compostaje casero y al taller de conservación y multiplicación de semillas tradicionales.

También tuvieron muy buena acogida los cursos de cocina a pie de huerto, organizados por varios restaurantes de Rubí que cocinan recetas con productos locales y de temporada. Cerca de una cincuentena de personas aprendieron a conservar los excedentes de la huerta y a cocinar delicatessen con habas, guisantes y alcachofas. Los agricultores de la ciudad que proveen a estos restaurantes estuvieron presentes en la Feria del Día de la Tierra, con lo cual los rubinenses que lo quisieron pudieron adquirir estos productos locales de temporada.

Precisamente la Feria del Día de la Tierra fue el acto más multitudinario. Unas 600 personas pasear por la plaza Catalunya para poder ver los diferentes productos expuestos en las paradas y participar en las actividades paralelas, como el encuentro de compostaires o los talleres infantiles de los Caçadors de Trastets.

Por último, también cabe destacar la elevada participación de las visitas a las masías Can Balasc, Can Ramoneda, Can Serrafossà y Can Xercavins. Unas 90 personas se desplazaron hasta estas edificaciones y las tierras que las rodean para conocer el proceso de cultivo de la tierra en Rubí, el de elaboración del vino y la vida que se vivía en las masías durante el siglo pasado, entre otros.