Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Un tramo de Cal Gerrer se corta al tráfico por obras en el colector La semana próxima, una vez finalizadas las obras, las calles Lluis Ribas y Llobateras recuperarán los sentidos de circulación previos a los trabajos del colector de Can Oriol. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Un tramo de Cal Gerrer se corta al tráfico por obras en el colector

La semana próxima, una vez finalizadas las obras, las calles Lluis Ribas y Llobateras recuperarán los sentidos de circulación previos a los trabajos del colector de Can Oriol.
Hasta el viernes se prohibirá el paso de vehículos en el tramo de la calle Cal Gerrer comprendido entre las calles Cervantes y Llobateras. La razón del corte de tráfico es que SOREA está reparando 3 metros del techo del colector en la parte inicial la vía.

Se trata de una actuación, la última, que completa las obras iniciadas en el mes de junio en el colector de Can Oriol en el tramo entre Magí Ramentol y Llobateras, y las obras de reparación del mismo colector a su paso por la calle Monturiol, hasta el paseo del Ferrocarril, que finalizaron el año 2007.

Los vehículos que hasta ahora acceden a esta vía en dirección al Mercado Municipal, deberán utilizar la calle Lluis Ribas. Los vecinos de la zona con garaje en el tramo de calle en obras tienen garantizado el acceso. Deberán acceder en contradirección por la calle Llobateras.

Una vez finalizada esta última actuación se reordenarán las direcciones de tráfico en la zona, volviendo a los sentidos de circulación previos al inicio de los trabajos. Los vehículos circularán en sentido calle Cervantes por la calle Lluis Ribas, mientras que toda la calle Llobateras será de sentido de circulación hacia la avenida del Estatut. Así mismo, se retirarán los new jerseys que sólo permitían el paso de turismos y ciclomotores por la calle Cal Gerrer, restableciendo la normalidad en la circulación de esta calle.

Con todo, la normalidad absoluta en cuanto a la circulación de vehículos en la zona, no llegará hasta el mes de septiembre cuando está programado el final de las obras del aparcamiento subterráneo y la nueva plaza del Mercado Municipal.