Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Un total de 119 familias inscriben a sus bebés en el proyecto Nacidos para leer durante el año pasado El proyecto quiere convertir los libros en una herramienta de comunicación en el entorno familiar. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Un total de 119 familias inscriben a sus bebés en el proyecto Nacidos para leer durante el año pasado

El proyecto quiere convertir los libros en una herramienta de comunicación en el entorno familiar.
Un total de 119 familias de Rubí han inscrito a sus bebés al Proyecto Nacidos para leer, impulsado hace dos años a raíz de una colaboración entre la Biblioteca Mestre Martí Tauler y los Centros de Atención Primaria (CAP) Anton de Borja y Sant Genís, para mejorar el hábito de la lectura entre los niños/as de 0 a 3 años, a través de experiencias emotivas vinculadas a los libros para que éstos lleguen a ser una herramienta de comunicación entre padres y madres e hijos e hijas .

Durante todo el 2012, además de estas 119 familias, han participado en la decena de actividades que se organizan cada año en la biblioteca hasta 148 familias con sus bebés, que han tomado en préstamo más de 1.500 documentos a lo largo de todo el año del fondo específico Nacidos para leer y del Rincón de padres. Además, a principios de año se puso en marcha la maleta viajera que está recorriendo las guarderías de la ciudad, con una propuesta de 30 títulos con los que la biblioteca quiere acercar los libros a las aulas.

La próxima propuesta de Nacidos para leer es un taller de yoga para bebés, en la que padres y madres compartirán una sesión de yoga con los niños, a través de una actividad lúdica que integra el aprendizaje, a través de la experiencia , de las técnicas milenarias que ofrece esta práctica. La sesión para la que es necesaria inscripción previa ya que tiene un número limitado de plazas, será el próximo sábado 25 de mayo a las 11 h.

La lectura, una herramienta de comunicación

Nacidos para leer es un proyecto que promueve el gusto por la lectura entre los niños de 0 a 3 años, con experiencias emotivas vinculadas al libro, sin pretender que los bebés sean lectores precoces sino intentando actuar sobre los hábitos familiares, invitando a las familias a visitar la biblioteca y a leer en voz alta, para hacer del libro una herramienta de comunicación entre padres y niños.

El primer contacto de las familias con el proyecto se establece a través de los CAP, donde comadronas, enfermeras pediátricas y pediatras transmiten la importancia de la lectura en las familias y les invitan a participar en el proyecto, entregándoles un pequeño dossier con información del programa y de la biblioteca, recomendaciones de lectura y un boletín de inscripción al proyecto.

Con esta documentación, las familias interesadas pueden acudir a la biblioteca, donde se les inscribe en el programa, se hace el carné al bebé y se les informa de los espacios, los materiales y las actividades que se programan específicamente dentro del proyecto. A partir de aquí, es a través de las visitas periódicas de revisión, que desde enfermería o pediatría se proporcionan a las familias unas recetas con recomendaciones de cuentos y pautas para leer con sus hijos.

Cuando el niño llega a los tres años, el personal sanitario le invita de nuevo a pasar por la biblioteca, donde se le entrega un pequeño diploma que la acredita como niño/a lector/a y le invita a seguir disfrutando de la biblioteca y la literatura pero con los materiales y actividades que hay pensados ​​para los niños de mayor edad.