Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Un policía local de Rubí promueve un reto deportivo y solidario en beneficio de la entidad Amics de la Gent Gran El agente Juan Manuel Calahorro, junto con Juan Carlos Escuté, correrán los 779 kilómetros del Camino de Santiago el próximo mes de mayo. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Un policía local de Rubí promueve un reto deportivo y solidario en beneficio de la entidad Amics de la Gent Gran

El agente Juan Manuel Calahorro, junto con Juan Carlos Escuté, correrán los 779 kilómetros del Camino de Santiago el próximo mes de mayo.
El agente de la Policía Local de Rubí Juan Manuel Calahorro, junto con Juan Carlos Escuté, han organizado un reto deportivo y solidario a favor de la entidad de ámbito estatal Amics de la Gent Gran. La iniciativa, bautizada con el nombre de Non Stop Santiago, consistirá en recorrer los 779 kilómetros del Camino de Santiago con las mínimas paradas posibles.

Se trata de un reto de máximo esfuerzo físico, con el objetivo de colaborar con esta entidad de ayuda a las personas mayores. La finalidad es recaudar donativos de particulares, empresas y administraciones para intentar mitigar el sufrimiento diario de este colectivo. El dinero recogido se destinará al proyecto 'Acompañamiento al enfermo' de la entidad Amics de la Gent Gran, destinado principalmente a personas mayores de 65 años, que sufren una enfermedad en fase terminal o crónica, con pocos recursos económicos y con un escaso apoyo afectivo.

Los interesados en colaborar con esta iniciativa pueden hacer un donativo en cualquier sucursal de La Caixa en el número de cuenta de 'Non Stop Santiago' antes del 12 de abril. El nombre de los colaboradores aparecerá en la camiseta que los dos corredores utilizarán durante el reto.

779 kilómetros
Calahorro y Escuté seguirán el itinerario francés, desde Saint Jean Pie de Port (Francia) hasta Santiago de Compostela. Y lo harán en la modalidad 'NON STOP', es decir, intentando realizar el recorrido con las mínimas paradas posibles de avituallamiento y descanso. Los dos corredores se entrenan desde el mes de diciembre para asumir este reto.

Durante las diferentes etapas no estarán solos. Los acompañarán dos personas que harán el recorrido en bici, así como otras personas que quieran correr alguna de las etapas con ellos.

Juan Manuel Calahorro asume este reto desde una vertiente solidaria y, a la vez personal: su padre sufrió, durante 21 años, una enfermedad degenerativa, agravada por el Parkinson y el Alzheimer que también padecía. Esta situación fue muy dura para toda la familia. Calahorro ha decidido realizar esta iniciativa en memoria de su padre y con la voluntad de ayudar a la gente mayor.