Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Un nuevo pozo permitirá utilizar aguas freáticas para la limpieza viaria y el riego de parques y jardines Esta infraestructura, ubicada en la calle Mallorca, supondrá un ahorro económico de cerca de 18.000 euros anuales. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Un nuevo pozo permitirá utilizar aguas freáticas para la limpieza viaria y el riego de parques y jardines

Esta infraestructura, ubicada en la calle Mallorca, supondrá un ahorro económico de cerca de 18.000 euros anuales.
El Ayuntamiento de Rubí ha puesto en funcionamiento un nuevo pozo de captación de aguas freáticas en la calle Mallorca, en el barrio de Ca n'Oriol. Esta instalación permitirá extraer unos 20.000 m3 de agua al año para la limpieza viaria y para el riego de parques y jardines de la ciudad. Además, supone una fuente alternativa de obtención de agua en caso de sequía.

Hasta ahora, el agua para la limpieza viaria y el riego de parques y jardines se obtenía de la red pública. La construcción del nuevo pozo supondrá un ahorro anual de cerca de 18.000 euros, ya que el consistorio no tendrá que pagar esta cantidad de agua a Sorea, la empresa que gestiona la red en Rubí.

El Ayuntamiento ha llevado a cabo un estudio de bombeo que concluye que el volumen de agua que se puede extraer cada hora del pozo sin reducir excesivamente el nivel freático y permitiendo su recuperación natural es de 4 m3/hora. Este caudal es ideal para las barredoras mecánicas o limpiadoras de contenedores, que tienen una capacidad de carga de unos 1.000 litros.

Paralelamente, el consistorio ha instalado una sonda en el pozo para detectar el nivel de las aguas freáticas en todo momento. Un automatismo anularía la extracción si detectara que el nivel es demasiado bajo.

Además del pozo, también se ha construido una boca de riego en la misma calle Mallorca y una pequeña edificación para los suministros. Todo ello ha tenido un coste de 80.000 euros, de los cuales el 50% los ha pagado el Ayuntamiento y el 50% restante ha sido subvencionados por la Agencia Catalana del Agua (ACA).

Medidas en tiempo de sequía

En el año 2008, y después de entrar en el nivel 2 de excepcionalidad del decreto de sequía, el consistorio aplicó una serie de medidas para hacer un uso más racional del agua. Ya entonces se planteó la posibilidad de aprovechar las aguas freáticas de las zonas de Ca n'Oriol y Castellnou.

El proyecto inicial de aprovechamiento de aguas freáticas era muy ambicioso. Además del pozo y de la boca de riego en la calle Mallorca, el proyecto también preveía la construcción de un depósito enterrado de 100 m3, muy cerca del Casal de Ca n'Oriol, y una tubería que transportara el agua desde el pozo hasta este depósito.

La crisis económica, sin embargo, obligó al Ayuntamiento a reducir el proyecto, que finalmente se dividió en 2 fases: por un lado, la construcción del pozo y la boca de carga y, por otro, la futura construcción de la tubería y el depósito.

En estos momentos, el consistorio está estudiando el emplazamiento más idóneo para el nuevo depósito, que finalmente tendrá la mitad de la capacidad prevista inicialmente, es decir, unos 50 m3. Esta estructura, que podría emplazarse cerca de la captación actual, permitirá abastecer a los camiones para el riego de parques y jardines, para la limpieza viaria y de bomberos, con cisternas más grandes de entre 8 y 16 m3.

El Ayuntamiento también tiene previsto pedir a la ACA que subvencione la mitad de esta segunda fase del proyecto.