Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Un encuentro con el Consell dels Infants i Adolescents cierra las sesiones de participación sectoriales del Plan de Movilidad Urbana Comercios, empresas, gente mayor y jóvenes han podido opinar sobre la situación de la movilidad en Rubí https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Un encuentro con el Consell dels Infants i Adolescents cierra las sesiones de participación sectoriales del Plan de Movilidad Urbana

Comercios, empresas, gente mayor y jóvenes han podido opinar sobre la situación de la movilidad en Rubí
Una decena de miembros del Consell dels Infants i Adolescents de Rubí participaron en la última sesión de participación sectorial para la elaboración del Plan de Movilidad Urbana (PMU) de la ciudad. El encuentro, celebrado en el edificio Rubí+D, sirvió para detectar aquellos elementos que, según los jóvenes, ayudan o dificultan la movilidad, tanto desde el punto de vista de los peatones, como de las bicicletas, los vehículos privados y el transporte público.

La sesión, conducida por la empresa Indic (Iniciativas y Dinámicas Comunitarias), reunió a chicos y chicas de entre 10 y 14 años. Después de una presentación a cargo de la concejala de Espai Públic, Obra Pública i Mobilitat, Belén Meneses, los jóvenes debatieron sobre aquellos aspectos de la movilidad urbana que más los preocupan mediante un ejercicio práctico.

El encuentro con el Consell dels Infants i Adolescents era la última sesión de carácter sectorial que se organizaba en el marco del proceso participativo del Plan de Movilidad Urbana. Las anteriores, celebradas entre el 25 y el 26 de septiembre, tuvieron como protagonistas la gente mayor, los comerciantes y los empresarios.

A lo largo de estos encuentros, se han detectado preocupaciones similares entre los diferentes colectivos ciudadanos. Los problemas de accesibilidad se han evidenciado en todos los debates, con especial mención a las aceras estrechas, el mal estado de las losas y la ausencia de este elemento en algunas zonas de la ciudad. También ha habido numerosas aportaciones relacionadas con el transporte público, en concreto con los horarios y la frecuencia de paso de los autobuses, así como con la ubicación de las paradas. En cuanto a las demandas específicas de algunos colectivos, en la reunión con los comerciantes se concluyó que estos son partidarios de promover la peatonalización, mientras que los empresarios hicieron especial incidencia en la conexión con transporte público de los polígonos.

El PMU es el documento básico que tiene que definir las estrategias de movilidad sostenible y segura de la ciudad. La ley 9/2003 de Movilidad de Cataluña obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes, como es el caso de Rubí, a disponer de un plan de estas características. Sus objetivos son mantener los criterios de movilidad sostenible y segura, recuperar el espacio público para usos sociales, configurar un sistema de transporte más vinculado a la relación coste/eficiencia para mejorar la competitividad, aumentar la integración social y la accesibilidad más universal, planificar el territorio y las infraestructuras minimizando las distancias de los desplazamientos y reducir las emisiones de CO2 y otras partículas.

El Ayuntamiento ya presentó los objetivos del PMU a los ciudadanos que participaron en los plenarios de movilidad del proyecto Compromís de barri celebrados a finales de año. En aquellos encuentros, entidades y ciudadanos a título individual expusieron su percepción sobre la movilidad en sus barrios y al conjunto de la ciudad. Además, el pasado mes de mayo, se celebró una jornada participativa bajo el título de Mou-te, en el marco de la cual diferentes ciudadanos pudieron comprobar de manera práctica las problemáticas que condicionan la movilidad en la ciudad.

Toda la información extraída de estos encuentros se unirá a los datos objetivas de la diagnosis técnica, que ya está hecha, y se presentará en una sesión de retorno que tendrá lugar el próximo 23 de octubre. El equipo encargado de elaborar el PMU espera que, a principios del 2014, se comience la fase propositiva, en que se definirán las acciones que se incluirán al plan para los próximos seis años. El grado de cumplimiento de estas propuestas será controlado por una Comisión Cívica de Seguimiento del PMU.

La aprobación definitiva del Plan de Movilidad Urbana irá a cargo del Ayuntamiento y la Generalitat de Catalunya. En el marco de este proceso, también está prevista la elaboración de un Pacto de Movilidad, que recogerá entre 15 y 20 acciones estratégicas relacionadas con esta cuestión.