Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Se mantiene a los vigilantes de la zona peatonal hasta mediados de mes para garantizar el uso correcto del nuevo dispositivo de paso El consistorio se pondrá en contacto con los usuarios con tarjeta para detectar posibles carencias y mejorarlas. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Se mantiene a los vigilantes de la zona peatonal hasta mediados de mes para garantizar el uso correcto del nuevo dispositivo de paso

El consistorio se pondrá en contacto con los usuarios con tarjeta para detectar posibles carencias y mejorarlas.
El Ayuntamiento ha decidido mantener a los vigilantes de la zona de peatones una semana más para garantizar que todos los usuarios autorizados con tarjeta conozcan el uso del nuevo sistema automático de cierre que ha entrado en funcionamiento esta semana. Estos primeros días han servido para detectar posibles problemas y necesidades de mejora referentes a aspectos como por ejemplo la señalización, la información a los usuarios o el paso de vehículos de emergencia, entre otros.

Después de esta primera evaluación el consistorio ha decidido poner me marcha toda una serie de medidas para mejorar la señalización de las pilonas y para facilitar las consultas y dudas que los usuarios puedan tener.

Entre las actuaciones programadas está la colocación de elementos reflectantes en la zona de las pilonas para facilitar su identificación y la puesta en marcha de un servicio de atención telefónica (93 591 30 00) que estará disponible a partir del próximo martes, 10 de marzo y hasta el 27 del mismo mes para atender las dudas y las sugerencias o demandas de los usuarios sobre el funcionamiento del nuevo dispositivo. El horario de atención telefónica será de 8 a 15 h.

El incidente más destacable en la puesta en marcha del nuevo sistema se produjo el lunes por la noche cuando la pilona situada en la calle Francesc Macià con el cruce de la calle Montserrat no bajó como consecuencia de un choque previo de un vehículo sin autorización para circular por la zona y que no respetó las señales que le prohibían la entrada a la zona de peatones.

El nuevo sistema contempla que cada día a partir de las 21.30 h todas las pilonas bajen de forma automática para abrir la zona restringida de la zona peatonal hasta las 7.30 h del día siguiente (el horario de restricción al tránsito es de 7.30 h a 21.30 h, excepto para carga y descarga entre las 7.30 y las 10.30 y las 14 y las 16 h).

Una vez desplazados los agentes de la policía local hasta la zona, comprobaron que un vehículo había impactado contra la pilona en cuestión y le había ocasionado daños al desviar el eje del aparato, motivo por el cual no podía bajar como estaba programado a las 21.30 h. Los agentes pudieron bajar la pilona malograda de forma manual y, por precaución, se activó un dispositivo de vigilancia a cargo de los agentes en turno de noche y primeras horas de la mañana. El jueves se sustituyó la pilona y vuelve a estar en funcionamiento.

El funcionamiento del nuevo dispositivo de pilonas automáticas
El nuevo sistema automático está formado por un palo de acero inoxidable con señal luminosa que cambia de color (rojo fijo o ambar intermitente) , una pilona automática de unos 40 cm de altura, y dos espiras soterradas que detectan el metal que están situadas antes y después de la pilona y que la activan subiéndola o bajándola cuando pasa un vehículo.

Para activar el sistema automático de la pilona, los usuarios deben acercar la tarjeta (que les ha facilitado el Ayuntamiento tras solicitarla) al palo de acero inoxidable situado al lado de la calzada del conductor. La tarjeta activa que baje la pilona cuando el sistema detecta que hay un vehículo. Cuando la señal luminosa cambia de rojo fijo a ambar intermitente significa que la pilona ya ha bajado completamente y el vehículo puede continuar su marcha de forma segura pero con precaución ante la posible presencia de peatones por la calle.

Con respecto a vehículos especiales como por ejemplo autobuses, servicios de emergencia, bomberos y cuerpos de seguridad, estos dispondrán de una tarjeta especial que les permite hacer uso de la zona para no obstaculizar el servicio que realizan.

Cambios de sentido de circulación
El Ayuntamiento de Rubí ha modificado el sentido de circulación en tres tramos de calles: en Pintor Murillo, entre avda. Barcelona y Colom, que será en sentido paseo de la Riera; en la calle Méndez Núñez, entre Cervantes y Murillo, que será en sentido a este último; y, por último, en la calle Llobateras, entre avda. Barcelona y Colom, donde los vehículos circularán en sentido a la calle Colom. El objetivo de esta medida es facilitar que los vehículos que acceden a la zona de peatones dispongan de calles de salida desde la misma zona tanto a la parte alta de la ciudad como a la parte próxima a la riera.